Cómo evitar los mareos al viajar con Homeopatía

Quién no conoce a alguien que no haya sufrido mareos al viajar en vehículos. Yo, desde luego, conozco y he conocido a muchas personas con este problema. Y sí que puede llegar a ser un gran inconveniente para afrontar la cotidianidad de la vida.

En este post vamos a ver por qué se produce este fenómeno, a quién afecta más, qué hábitos podemos adquirir para intentar prevenirlo o, al menos, minimizarlo y cómo la Homeopatía puede ayudarnos en estas situaciones.

¿Qué es la cinetosis o el mareo en los viajes?

La cinetosis, lo que conocemos como el mareo en vehículos, es un trastorno que se produce en personas predispuestas cuando viajan en coches, barcos y aviones y también puede aparecer cuando suben a atracciones de feria. Yo conocí incluso a una persona que le llegaba a pasar cuando flotaba en el agua si en el mar había algo de oleaje. Le gustaba bucear pero esos días de mar más revuelta lo pasaba muy mal porque no podía estar en el agua si no era sumergido. Un caso curioso.

Parece ser que nuestro cuerpo consigue mantener el equilibrio con una sensación confortable, de control, gracias a la síntesis que nuestro cerebro es capaz de hacer de la información que le llega a cada instante de nuestra vista, de nuestro órgano del equilibrio, situado en el oído, y de las sensaciones que le aportan también los músculos del cuerpo y las articulaciones. Pues, parece ser  que hay personas que no pueden hacer esta síntesis de información de forma correcta y la sensación que esto genera es la que ya hemos descrito.

Síntomas y sensaciones

  • Sensación de inestabilidad, de vértigo, de embriaguez, como que se te va la cabeza. Incoordinación motora.
  • Náuseas, vómitos, sensación de “tripas revueltas”, incluso diarreas.
  • Dolor de cabeza más o menos intenso.
  • Cansancio progresivo con adormecimiento que puede llegar a la postración. Bostezos.
  • Malestar general con palidez, frio, sudores, taquicardias y palpitaciones.

Es más frecuente que se dé entre mujeres que en varones y son los niños de entre 2 y 10 años los que más lo sufren. También es más frecuente en las personas mayores.

Prevención y tratamiento

Y qué podemos hacer para evitar estos momentos tan desagradables durante los viajes. Pues yo voy a hablaros de tres cosas que podemos hacer:

  • Algunos hábitos de comportamiento durante el viaje.
  • Los medicamentos convencionales y remedios naturales.
  • La Homeopatía y sus medicamentos.

Pues, si os parece, vamos con ello.

Comportamiento durante el viaje

  • La comida es importante. Si el viaje va a ser corto puede probarse, incluso, a no comer nada cerca de la hora de salida y si se ha de comer procurar siempre que sean alimentos ligeros, que la persona digiera bien, y en pequeña cantidad.

La única vez que recuerdo haberme mareado fue en un barco pequeño después de una gran comilona con tarta  de nata para rematar la cosa. Fue una tarde horrorosa y no me recuperé hasta el día siguiente.

Y tampoco son recomendables los excitantes, el tabaco y el alcohol. Evítalos.

  • Si vas sentado en un vehículo procura no hacer movimientos bruscos y mira hacia delante. Ve siempre que puedas mirando en el sentido de la marcha. Mirar hacia los costados por la ventanilla dificulta a nuestro cerebro generar una sensación de estabilidad para nosotros.

En los coches y autobuses se viaja mejor en los asientos de delante y en aviones y barcos en la zona central.

  • Procura no leer; ni libros, ni móvil, ni tablet. Si lo haces lo ideal es que el libro esté sobre las rodillas de manera que te obligue a mirar hacia abajo y tengas la menor visión periférica posible.
  • Si notas que empiezas a marearte centra tu mirada en un punto fijo del interior del vehículo e intenta no mirar hacia el exterior. A tu cerebro le será así mucho más fácil recuperar la estabilidad.
  • Se aconseja evitar el calor excesivo en los vehículos e ir excesivamente abrigados. Esto es así en general pero es también cierto que esa sensación de calorcito puede mejorar los síntomas en algunas personas cuando se marean. Insisto, en general cuando nos mareamos lo que nos pide el cuerpo es abrir un poco la ventanilla para que entre el fresco pero hay algunas personas que lo que pedirán es ir con las ventanillas subidas. Esto en Homeopatía lo sabemos muy bien y lo tenemos muy en cuenta.
  • Dormir bien antes de salir puede ser muy importante; una noche reparadora prepara a tu cerebro para que pueda gestionar todo mejor.

Dormir durante el viaje también puede ayudar.

Remedios naturales y medicamentos homeopáticos

Sobre los medicamentos convencionales que se usan no os voy a contar nada especial. En general ayudan pero siempre tenemos que cargar con sus efectos secundarios. El más frecuente, la somnolencia. Y puede parecer un síntoma secundario menor pero puede ser suficiente para que muchas personas prefieran no viajar a tener que hacerlo totalmente “dopados”.

Plantas como el Gingko Biloba, el gengibre, la manzanilla, el romero o el clavo, entre otras, pueden mejorar la sensación de náuseas e impedir los vómitos, además de generar, algunas de ellas, una sensación de tranquilidad que también ayuda mucho.

Ni con los fármacos convencionales ni con las plantas medicinales, que utilizo mucho pero en otros ámbitos, tengo gran experiencia. Pero con los medicamentos homeopáticos sí que tengo más manejo, así que vamos con ellos.

Medicamentos homeopáticos para el mareo en los viajes

Como ya decíamos antes los mareos al viajar tienen que ver, en gran medida, con una predisposición personal, con una sensibilidad particular que en Homeopatía sabemos definir muy bien y que, además, es siempre fundamental para poder abordar la mejoría en las situaciones  crónicos o de repetición, como es el caso.

Así que a la hora de ayudar a un paciente podremos utilizar medicamentos que intenten mejorar ese terreno, esa predisposición, esa sensibilidad particular del paciente hacia los viajes en vehículos y tendremos, por supuesto, otros medicamentos que lo que buscarán será prevenir la aparición de los mareos y tratar sus síntomas en el momento que llegaran a aparecer. Es decir, podemos intentar desensibilizar a la persona frente al mareo en los viajes, prevenir los mareos antes de comenzar el viaje en los pacientes predispuestos y tratar los síntomas del mareo si llegaran a aparecer.

Hay algo que siempre esta presente en el abordaje homeopático; la necesidad de individualizar cada caso. Porque no todas las personas predispuestas se parecen y porque no todas las personas que se marean manifiestan los mismos síntomas ni mejoran de la misma manera.

Hoy no voy a entrar en los medicamentos de fondo que solemos utilizar para intentar desensibilizar a estos pacientes a largo plazo pero sí que voy a hablaros de los medicamentos homeopáticos que usamos con más frecuencia para prevenir y tratar los mareos en los viajes justo antes de subirse al vehículo. Y veréis como cada medicamento se relacionará con una forma particular de marearse. Vais a ver qué bonito.

Tabacum

Palidez, sudores fríos, náuseas, vómitos, palpitaciones con vértigos, sensación de desfallecimiento…todo un cuadro vagal.

La persona mejorará cerrando los ojos y con frescor.

Como veis es una de las formas más comunes que hay de manifestarse esto mareos en los viajes y por eso será uno de los medicamentos homeopáticos más usados.

Cocculus Indica

Este medicamento está indicado en las náuseas con vómitos acompañados de sensación de mareo, vértigo, violento.

Suele asociarse con una lasitud general con sensación de que el cuello no puede sostenerle la cabeza o que las piernas le flaquean.

Son personas que mejorarán de sus síntomas con calor por lo que es frecuente que pidan mantener las ventanillas del vehículo subidas.

Borax

Este es un medicamento homeopático especialmente indicado en los pacientes que sufren mareo, con palidez, vértigos y náuseas, con los movimientos de arriba a abajo y de inclinación hacia delante y atrás, es decir, en los aviones y en los barcos.

Ipeca

Aquí el mareo se acompañará de náuseas que no alivian los vómitos y una exagerada salivación.

Bryonia

La persona mareada solo busca estar en absoluta quietud pues el más mínimo movimiento agrava todo su estado.

Petroleum

En estas personas las náuseas y los mareos mejorarán cerrando los ojos, comiendo y con calor. Otros que igualmente preferirán las ventanillas subidas.

Serán también esas personas que te dicen que se marean con el olor a la gasolina.

Y además contamos con medicamentos homeopáticos muy interesantes, como pueden ser Gelsemium, Ignatia, Argentum Nitricum o Nux Vomica que nos ayudarán no tanto a controlar propiamente los síntomas como a modular el miedo y la ansiedad que puede generar en estas personas solo el pensar que van a tener que hacer un viaje.

Varias puntualizaciones ya para terminar:

  • En muchas ocasiones un solo medicamento homeopático será suficiente para cubrir todos los síntomas y la manera que tiene de manifestarlos esa persona pero en otros casos habrá que combinar varios para ajustarnos a esa situación en particular.
  • Son medicamentos que no causan somnolencia y que,además, podremos usar con seguridad en niños pequeños (incluso bebés), mujeres embarazadas y pacientes polimedicados.
  • Lo ideal sería tomarlos la víspera del viaje, un rato antes de subirse al vehículo y durante el viaje siempre que se sienta que pudieran aparecer los síntomas.
  • El farmacéutico y el médico homeópata te aconsejarán los medicamentos y la forma de tomarlos que mejor se adapten a tu caso en particular.

 

Como siempre decimos: 
#HomeopatíaSuma

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 10-08-2018 10:26:46 - © 2014-2018 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar