¿Cómo aliviar la alergia con homeopatía?

Las alergias y los tres niveles de acción de la homeopatía:

Cuando queremos comprender y tratar un proceso alérgico en una persona tenemos que tener en cuenta tres aspectos; la sustancia que produce la alergia, los síntomas que se desencadenan y la sensibilidad particular de esa persona, lo que en homeopatía conocemos como su terreno. Y tenemos en cuenta estos tres niveles porque en cada uno de ellos podemos actuar con nuestros medicamentos homeopáticos. Os cuento.

El primer nivel de acción de la homeopatía se relaciona con la capacidad que podemos tener con nuestros medicamentos de bajar la sensibilidad de la persona hacia el alérgeno en particular que provoca sus síntomas. Así, cualquier sustancia que provoque una reacción alérgica en un paciente podemos convertirla en un medicamento homeopático a través del proceso clásico de dilución y dinamización por el que se fabrican todos nuestros medicamentos en homeopatía. Por ejemplo, a partir del polen obtenemos el medicamento homeopático POLLENS 30CH y así podemos hacer con ácaros, pelo de animales y cualquier otra sustancia alergénica.

Con estos medicamentos estaremos actuando en este primer nivel de desensibilización, un nivel todavía en el que no tenemos en cuenta los aspectos individuales de la alergia de nuestro paciente, pero que nos es de gran ayuda en el control general de los síntomas.

Pasamos ya a un segundo nivel y aquí ya sí que vamos a tener que pararnos en como “hace la alergia” nuestro paciente. Porque la sensibilidad a una sustancia puede manifestarse en la piel, en el aparato respiratorio, en el digestivo o en varios de ellos a la vez. Y esto nos importa, como también nos importa como son los síntomas concretos en cada paciente. Uno puede tener una rinoconjuntivitis provocada por el polvo pero manifestarse de forma diferente según las personas. Unos tendrán mucha secreción nasal irritante sin casi lagrimeo, en otros lo que será insoportable será la irritación ocular y otras veces la persona estará mejor en un ambiente confinado mientras que otros preferirán el fresco. También tendremos en cuenta si las crisis se acompañan de somnolencia, falta de gusto y olfato, ansiedad o cualquier otra característica particular de la alergia de nuestro paciente concreto.

En este nivel tendremos medicamentos como NUX VOMICA 5CH, EUPHRASIA 5CH, ALLIUM CEPA 5CH, SABADILLA 5CH, entre otros cuantos, que nos servirán para tratar los síntomas de cada paciente alérgico tal y como él los manifieste, tal y como él lo necesite. Cada cuadro particular, su tratamiento particular.

Y, por último, llegamos al tercer nivel, el del terreno de cada paciente. Aquí lo que nos interesa es saber quién es nuestro paciente. Sabemos que sufre una alergia y cómo la sufre pero aún no sabemos quién es, cuál es su forma de relacionarse con el medio.

Es como si llamas a una empresa de control de plagas y les cuentas que tienes cucarachas. Evidentemente es una información fundamental, pero insuficiente. Para tratar la plaga necesitan saber de qué se trata y dónde está ocurriendo, en que terreno. Tendrán que saber si es un piso, una casa de campo, un restaurante, si es en una población seca y calurosa o fría y húmeda, si… Necesitan saber “qué” es lo que pasa y “a quién” le está pasando. Como nosotros con una alergia.

En este nivel nos interesa conocer la complexión física de la persona, sus enfermedades pasadas y presentes, sus gustos alimentarios, si hace bien las digestiones, su carácter, su forma de relacionarse en sociedad y en familia, sus aficiones y todo lo que nos construye y nos identifica cómo la persona que somos, nuestro terreno homeopático.

Fijaos que con estos tres niveles de acción tenemos una forma de abordaje de los problemas alérgicos muy profunda; desensibilizamos frente al alérgeno concreto, modulamos los síntomas particulares del paciente y regulamos el terreno en el que se está desarrollando la enfermedad. Porque recordad que enfermamos de lo que podemos, no de lo que queremos. Solo hacen alergias los terrenos predispuestos, igual que solo crece el arroz en los terrenos anegados.

Según cada caso podremos usar todos o solo alguno de los niveles de actuación y, por supuesto, combinarlo con cualquier otro medicamento o terapéutica que consideremos necesaria. Siempre con la seguridad que nos da la ausencia de efectos no deseados del medicamento homeopático, como la somnolencia tan clásica en los antihistamínicos convencionales, y la posibilidad de usarlo con total confianza en niños y embarazadas.

Una terapéutica reguladora y segura para nuestras alergias… Hasta que dejemos de estar en guerra con la vida y conquistemos la Paz, dentro y fuera de nosotros mismos. Pero de eso, igual hablamos otro día.

 

 

 

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

41 Comentarios

Comentar
  • buenos días: tengo un hijo de 13 años con bastantes alergias alimentarias (huevo, pescado, fruta y algunos frutos secos), quisiera saber si la homeopatía podría ayudar a q comenzara a tolerar alguno de los alimentos q no puede comer.
    Al tener tantas carencias alimentarias tengo miedo de q tenga déficit de algún tipo de proteina o vitamina…

    • Hola María.

      Ya sabes, hay que conocer cada caso concreto para poder intentar dar también una respuesta concreta a cada persona. Lo que sí es cierto es que la Homeopatía es una terapéutica que puede ayudar mucho en casos de alergia al poner en marcha los procesos de autorregulación de nuestro organismo.

      Sobre las carencias yo no me preocuparía. El cuerpo es muy sabio y sabe como obtener todo lo que necesita a poco que le demos. Lo que yo sí te aconsejaría es que cuides la calidad de los alimentos que le des. Evita los dulces (sobre todo industriales), las harinas refinadas, el azúcar y todo lo que lo contenga (postres lácteos, refresos…) y procura que su alimentación esté llena de legumbres, arroz integral, mijo, quinoa, tofu, seitán…Hay muchas cosas que podemos comer y el cuerpo, como te decía, necesita mucho más calidad que cantidad.

      Espero que encuentres un buen médico homeópata que pueda orientarte y acompañarte en este proceso.

      Muchas gracias por tu confianza. Un saludo y muy feliz día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 10-10-2018 16:37:33 - © 2014-2018 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar