Cantharis Vesicatoria y las infecciones de orina

El medicamento homeopático cantharis vesicatoria puede ser de utilidad en el tratamiento de la cistitis o infección de orina. Pero no son sus únicos usos. Descubre en este post sus orígenes, usos e indicaciones.

Historias de un insecto regio

Siempre que explico en clase el medicamento homeopático cantharis comienzo por la historia de Fernando el Católico, porque sea verdadera o no, es muy ilustrativa y facilita recordar sus principales indicaciones.

Y es que este insecto ha levantado ríos de tinta tanto por su posible implicación en la muerte del rey Fernando V de Castilla y II de Aragón y el libertador Simón Bolívar, como su posible eficacia en el tratamiento del rey Fernando VII en los Episodios Nacionales de Galdós.

Tal y como cuenta la leyenda de la impotencia del rey Enrique IV de Castilla (que fuera su enemigo y hermano de su esposa) relatada por Eslava Galán en su novela En busca del unicornio (se decía que su cuerno poseía propiedades afrodisíacas) y analizada desde el punto de vista histórico y biológico por Gregorio Marañón, las crónicas de la época (como el Epistolario de Pedro Mártir de Anglería) pusieron énfasis en que en uno de sus intentos por tener descendencia de su segunda esposa Germana de Foix (treinta y seis años más joven) falleció el rey Católico por los efectos tóxicos de la tintura de cantárida que se usaba entonces por sus propiedades afrodisíacas. De hecho, su intoxicación puede provocar anuria y delirio con convulsiones en un contexto de coma urémico, gastroenterocolitis hemorrágica, nefritis con oliguria, polaquiuria, albuminuria y hematuria con dolor lumbar y priapismo doloroso, y estos síntomas pudieron ser los responsables del fallecimiento del monarca que precisaba a toda costa un heredero después de haber perdido un hijo varón en 1509 a las pocas horas de nacer.

Fernando el Católico, Germana de Foix, Enrique IV, Fernando VII y Simón Bolívar

En pequeñas dosis, este antiguo viagra provocaba molestias urinarias y priapismo (erección espontánea del pene), lo que convirtió a la cantárida en el afrodisíaco de referencia hasta el siglo XVII cuando cayó en desuso por sus consecuencias mortales, salvo un breve periodo de tiempo en el que estuvo de moda en Francia (pastilles Richelieu). Fue usada también como abortivo, estimulante y veneno.

También García Márquez en su novela El general en su laberinto describe la posible relación de la tintura de cantárida con la muerte de Bolívar.

La cantárida en medicina

Su empleo en medicina se conoce desde Hipócrates. Se conoció como cantárida tanto el producto resultante de la desecación del insecto, como la lesión que provocaba en la piel de los enfermos tratados con ella, mediante parches.

La cantaridina, (principio activo de la cantárida y que constituye un 1% de su composición)  fue descubierta a principios del siglo XIX y se presentaba en polvo (obtenido mediante desecación y triturado), tintura o aceite y emplasto. Su empleo principal, sobre todo por médicos españoles (de ahí su nombre, aunque no es una mosca) por su poder vesicante fue el tratamiento de ulceraciones de la piel. También se utilizó para la alopecia y por vía oral como diurético y contra la incontinencia urinaria.

Lytta vesicatoria en Homeopatía

Lytta vesicatoria (cantárida o mosca española) es un insecto vesicante de color verde metálico cuya tintura madre, que se prepara a partir del animal entero desecado, contiene aproximadamente un 1% de cantaridina, la responsable de la reacción local con enrojecimiento o vesículas con flictenas, cuya primera patogenesia fue descrita por Hahnemann. La experimentación ha demostrado los lugares de acción del medicamento; sobre las mucosas (urinaria y digestiva), serosas ( exudados abundantes en la pleura que producen disnea) y la piel con lesiones vesiculosas y ampollosas sobre piel sana con dolores ardientes; y los signos característicos de este medicamento tienen que ver con su acción vesicante.

Signos característicos de Cantharis vesicatoria

Una sensación importante, tanto a nivel de la piel como de las mucosas es la de ardor que nos recuerda a Arsenicum album. El ardor puede sentirse en los ojos, la boca, la garganta, el estómago, el tracto intestinal, la vejiga, la uretra, los genitales y la piel.

El paciente presenta aversión a la bebida, la comida y el tabaco. Y su comportamiento puede ser colérico, con delirio, ansioso y con intenso deseo sexual.

Cantharis vesicatoria produce un aumento las secreciones de las mucosas siendo por ello, un medicamento a considerar en esta indicación clínica.

Usos de cantharis como medicamento homeopático

“Si tuviera que elegir un medicamento con el cual pudiera demostrar la verdad de la fórmula similia similibus curentur, creo que elegiría éste. No hay ningún otro medicamento que irrite e inflame los órganos urinarios de una manera tan segura y violenta y tampoco ninguno que cure tan prontamente tal irritación”

E. B. Nash

Las principales indicaciones de este medicamento homeopático son:

Problemas urinarios

Los síntomas pueden ser dolor violento y ardoroso en la vejiga con deseo urgente y frecuente de orinar y dificultad para retener la orina; tenesmo intolerable, dolores ardorosos, cortantes, tajantes en cuello vesical y uretra antes, durante y después de la micción; orina poco abundante, oscura y sanguinolenta; deseos continuos de orinar con polaquiuria dolorosa y priapismo (erecciones violentas y dolorosas con deseo sexual exagerado). La orina quema y se vierte gota a gota con extremo dolor.

El Dios Príapo en Pompeya

Según la mitología griega, Príapo era hijo de Afrodita que quedó embarazada durante uno de sus viajes a la India, sin que Dionisio lo supiera y como castigo Hera le condenó a tener su falo siempre en erección. Y no puedo dejar de pensar en aquel personaje que quería ser médico, pero ni podía ni debía, cuando fue expulsado de la sala de Neurología por diagnosticar a una mujer de priapismo.

Las principales indicaciones clínicas en problemas urológicos y genitales en la consulta son:

  • Cistitis aguda con disuria ardiente antes, durante y después de la micción y tenesmo quemante acompañando al tratamiento antibiótico. Es una de las indicaciones principales, pues es el medicamento homeopático de prescripción más frecuente en esta patología junto a Mercurius solubilis, Hepar sulphur y Staphysagria.
  • Cistitis recidivante combinado con otros tratamientos homeopáticos y antibióticos si es preciso. Al ser las infecciones urinarias de repetición un problema de salud frecuente y a veces de difícil tratamiento el empleo de medicamentos homeopáticos puede ser una buena opción junto con otro tipo de terapias.
  • Uretritis. Debido a los intensos dolores cortantes en la uretra, se puede utilizar Cantharis vesicatoria en las uretritis acompañando al tratamiento con antibióticos. Independientemente de su origen, y junto con el necesario tratamiento antibiótico puede servir de ayuda para mejorar de forma más rápida la sintomatología del paciente.
  • Balanopostitis edematosa dolorosa y vulvovaginitis con leucorrea viscosa y corrosiva.
  • Oliguria en pacientes quemados como tratamiento complementario.

Problemas dermatológicos

Como la toxicidad local produce lesiones vesicantes de tipo vesículo ampollosas que al exfoliarse forma ulceraciones es un medicamento que se puede utilizar en:

Quemaduras de segundo grado provocadas por líquidos calientes, quemaduras solares, insolaciones o lesiones de radiodermitis secundarias al tratamiento con radioterapia.

Erupciones vesiculares y vesicantes como las lesiones herpéticas, especialmente en el herpes zoster con lesiones ampollosas.

Enfermedades de la piel con lesiones ampollosas como pénfigos, eritrodermias, toxicodermias y porfiria cutánea.

Lesión ampollosa por quemadura

Problemas digestivos

Como provoca irritación e inflamación de la mucosa digestiva con dolor quemante y tenesmo las indicaciones en el tracto digestivo son múltiples

Aftas bucales con sensación de quemadura. La lengua está hinchada y sucia con bordes rojos, cubierta de vesículas dolorosas con ardor y sensación de sabor a cobre.

Enfermedad por reflujo gastro esofágico y gastritis con sed intensa y dificultad para beber.

Enterocolitis con dolores ardientes, heces disentéricas y tenesmo rectal.

Otras indicaciones de cantharis vesicatoria

Este medicamento debe tenerse en cuenta en el tratamiento de patologías de las vías respiratorias con mucosidades pegajosas.

Faringitis y laringitis con ulceraciones o sensación de herida o quemadura,  amigdalitis ulcero necróticas, miringitis agudas, otitis flictenular, queratoconjuntivitis aguda por radiación luminosa natural o artificial (como la oftalmía de la nieve o el fogonazo de los soldadores con dolor insoportable), pleuresías con sensación de ardor torácico y dolor pleurítico, bullas pleurales, aumento de derrame pleural y oliguria y mayor disnea.

Los síntomas empeoran con el tacto, al orinar, después de la micción y mejoran con las aplicaciones frías y la fricción.

Cantharis vesicatoria es un medicamento homeopático de uso frecuente, muy especialmente en problemas urinarios y dermatológicos con una respuesta habitualmente consistente y efectiva en estos problemas de salud.

Cantharis vesicatoria. Sus lugares de acción

Bibliografía

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

2 Comentarios

Comentar
  • Qué interesante este post. querido José Ignacio, y la importancia de los tóxicos en el tratamiento minimalista de la homeopatía. El valor de lo mínimo para remediar lo máximo es el quid de la cuestión. Lo poquito y semejante alivia y cura y lo mucho y distinto agrava y, con demasiada frecuencia, mata. Es una lástima que la medicina y la farmacología de nuestro tiempo consumista y bastante superficial, no se den por enteradas, en España y en su sanidad oficial, de que no es lo mismo calidad que cantidad ni remediar parcialmente síntomas, que ayudar a curarse por completo sin provocar efectos secundarios, tantas veces peores que la propia enfermedad.
    Es genial que dispongamos de la homeopatía en este mundo y que los maestros médicos homeópatas, estéis ahí. Mil gracias por todo y un gran abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar