Calcárea carbónica: como en casa en ninguna parte

Calcárea carbónica es uno de los medicamentos homeopáticos más empleados tanto en la infancia como en la edad adulta por ser uno de los grandes policrestos (medicamento con múltiples indicaciones) de la farmacología homeopática. Para Lamothe1 es la perla de la homeopatía y no puede extrañarnos porque contiene dos elementos esenciales para la vida, el carbono y el calcio.

El medicamento se obtiene de la caliza de la ostra (el nácar de la ostra) y su principal componente (90%) es el carbonato de calcio, aunque también contiene carbonato de magnesio, sulfato de calcio, sílice, sales de manganeso, hierro y aluminio, estroncio y conchiolina.

Tiene su acción principal sobre el metabolismo en general2 (siendo por ello especialmente utilizado en la infancia, la menopausia y la vejez) y sobre los tejidos óseo y linfoide.

Personalidad de Calcárea carbónica: El miedo a salir de su caparazón

Las personas que mejoran con el empleo de este medicamento son ansiosas y tienen miedo al porvenir, a perder la razón. De hecho, uno de sus síntomasprincipales es el miedo. Dice Grandgeorge3que cuando un niño tiene más de tres miedos4-7 (a la oscuridad, a los perros, a las enfermedades, al sufrimiento, a las historias y cuentos de miedo, a la novedad, al fracaso) el primer medicamento a considerar en la consulta es calcárea carbónica. Suelen ser personas que necesitan apoyarse en algo o alguien seguro para compensar su inseguridad y sus miedos. Y por ello, el paciente que precisa la prescripción del medicamento va a intentar toda la vida construirse un caparazón protector desde la costra láctea y la hernia umbilical en sus primeros días de vida hasta la búsqueda incesante de un empleo estable de funcionario en la edad adulta.

Calcárea Carbónica. Me siento seguro

Calcárea Carbónica. Me siento seguro

El calcio es el principal constituyente del esqueleto, la parte más dura de nuestra persona, lo que nos proporciona solidez y estabilidad. Por ello, estos pacientes son ordenados, necesitan que todo esté bajo control y pueden ser testarudos e incluso enfadarse ante el desorden o el cambio.

Calcárea carbónica. La perla de la homeopatía

Calcárea carbónica. La perla de la homeopatía

Desde su niñez temen que los demás observen su confusión, su miedo4-8 a no ser considerado una persona completa y valiosa9 y de ahí viene su inseguridad ante la crítica. Los niños son tímidos y se portan bien, por eso en el interrogatorio de la consulta sus padres les definen como niños buenos, y trabajan duro para demostrar a los demás que se puede contar con ellos. Y al explorarles observamos su timidez y un cierto temor hasta que se sienten seguros. Es muy importante conocer los miedos a la hora de la anamnesis homeopática porque será de gran ayuda a la hora de la prescripción del medicamento. Miedos, pesadillas, insomnio y espasmo del llanto en la infancia son problemas de salud que responden al tratamiento con este medicamento.

La lentitud de Calcárea carbónica

Hay tres palabras que definen el modo de ser y estar en la vida de los pacientes que mejoran sus problemas de salud con este medicamento; debilidad, lentitud y apatía8-10 Suelen ser muy sensibles, testarudos, fóbicos, susceptibles e irritables. Lentos en sus movimientos. Cualquier esfuerzo agrava sus síntomas físicos o mentales. La lentitud es una constancia en su vida desde el nacimiento. Las fontanelas tardan en cerrarse, la dentición aparece tardíamente y el desarrollo psicomotor es lento. Hay una importante lentitud en la adquisición de las habilidades motoras.

Tienen tendencia a replegarse sobre si mismos, rechazando la competición y observando los toros desde la barrera, porque son enemigos de los riesgos. Así nos contará la familia la actitud del niño o nos describirá el adulto su forma de enfrentarse al mundo.

Calcárea carbónica. El miedo

Calcárea carbónica. El miedo

No solo en la infancia y adolescencia sino también en la edad adulta son personas lentas tanto física como mentalmente. Se cansan con el más mínimo esfuerzo físico o mental y se deprimen fácilmente. Se quejan de dificultad para mantener la atención y de lentitud de comprensión y ejecución de cualquier tarea.

Propiedades de Calcárea carbónica: un gran aliado en la infancia

Este medicamento, es sin duda uno de mis preferidos en los problemas de salud de la infancia porque me ha sido de gran ayuda en el tratamiento de patologías muy diversas equilibrando física y mentalmente al pequeño paciente.

Es un medicamento esencial a la hora de recuperar la homeostasis en los niños enfermos y me ha permitido disminuir problemas digestivos y respiratorios de repetición y solucionar problemas dermatológicos de mayor o menor complejidad.

Los niños1,2,8-10 que precisan la prescripción de Calcárea carbónica son tranquilos y dóciles, apegados a su casa. Su familia nos describe un lactante que se solo despierta para comer y dormir, tranquilo, lento, que se queda en el mismo lugar en el que le dejaron, o un niño poco emotivo, con hábitos repetitivos, que precisa estar en lugar seguro y en ambiente conocido, lento en la adquisición de habilidades (en comparación con sus hermanos), y un escolar tímido, ingenuo, reservado, tenaz, trabajador en sus tareas, buen alumno, poco competitivo, con pocos amigos, poco dado a la actividad deportiva y física y afectuoso con mesura.

Calcárea carbónica, aliado de la infancia

Calcárea carbónica, aliado de la infancia

El niño obeso con anginas de repetición

Es uno de los medicamentos más importantes en pediatría en los problemas de las vías respiratorias. Entre los síntomas respiratorios más habituales están la afonía matutina, coriza con cambios de tiempo con secreción espesa, amarillenta y mal oliente, la tos seca que se agrava por la tarde y noche con expectoración espesa y amarillenta, el dolor torácico al respirar y la opresión torácica al subir cuestas.

Los problemas de la esfera ORL y respiratoria agudos y de repetición son habituales en los niños que se benefician de este medicamento. Amigdalitis, rinofaringitis, laringitis, otitis, bronquiolitis, bronquitis y asma bronquial pueden ser tratados con éxito con Calcárea carbónica.

También se utiliza con éxito el medicamento en la obstrucción del canal lacrimal en el recién nacido, en la obstrucción nasal crónica del lactante, las poliposis y rinitis crónicas purulentas, la ronquera crónica indolora, las amigdalitis de repetición especialmente cuando el factor desencadenante es el frío y las otitis serosas con hipoacusia.

Al explorar al lactante o niño pequeño llama la atención que tiene la cabeza grande con fontanelas abiertas y el vientre grande y se observa hipertrofia de las amígdalas y de las glándulas submaxilares.

La presencia del frío como desencadenante, la asociación con hipertrofia amigdalar y adenoidea constitucional (aumento de las anginas y vegetaciones) y la propensión a las adenopatías (ganglios aumentados de tamaño), además de la constitución carbónica y la tendencia a los espasmos serán datos de ayuda a la hora de elegir este medicamento.

No puede ni ver la leche

Los problemas digestivos se inician en el lactante con intolerancia a la leche que provoca diarrea ácida. Todo es ácido en la sintomatología de los niños que mejoran con el medicamento. Acidez digestiva, sabor ácido, eructos ácidos, vómitos y diarrea ácidos. Hasta el cuerpo del lactante suele desprender un olor agrio y ácido muy característico cuando le tenemos en la camilla de exploración. Palpamos un abdomen distendido y doloroso y cuando el niño es mayor se suele quejar de la ropa ajustada.

Es habitual que los lactantes y los niños pequeños tengan deseos de alimentos indigestos e incluso pica (deseo irresistible de comer o lamer sustancias no nutritivas y poco usuales como tierra, tiza, yeso, hielo, virutas de la pintura, bicarbonato de sodio, almidón, pegamento, moho, cenizas de cigarrillo, papel o cualquier otra cosa que no tiene, en apariencia, ningún valor alimenticio) y que les gusten los huevos y los dulces. Pero les disgusta o sienta mal la leche.

En general son niños buenos comedores e incluso con un apetito insaciable y suelen tener tendencia a la obesidad desde la infancia. 

Problemas de salud digestiva son la presencia de reflujo gastro-esofágico, estenosis del píloro, diarreas por lácteos, por frío, durante la dentición o por exceso de comida, el prolapso anal y la parasitosis intestinal (áscaris, oxiuros y tenias).

Constitución carbónica

Pica. Niño comiendo tierra

El estreñimiento habitual sugiere una tendencia hipotiroidea, aunque la función del tiroides sea normal y es frecuente que se sienta mejor de salud cuando está con estreñimiento.

La dermatitis del lactante: la historia de Ainhoa

La piel de estos niños suele ser pálida, blanquecina, fría y frecuentemente tienen sudores localizados abundantes y ácidos sobre todo en la cabeza y en las extremidades. Mojan la almohada en la cuna o la cama y suelen mojar los calcetines. Son niños a los que les huelen los pies.

Las indicaciones a nivel cutáneo de este medicamento son múltiples; desde la urticaria provocada por la leche, el eritema del pañal, la costra láctea intensa al nacer, la dermatitis seborreica especialmente en el lactante, el impétigo, la dermatitis atópica, los eccemas, las heridas queloides o dolorosas, la dishidrosis plantar y las verrugas especialmente sin son únicas y córneas con localización en las manos y en la planta del pie.

Recuerdo a Ainhoa cuando acudió con su madre a la consulta. Era una niña de 15 meses de edad que presentaba lesiones secas pruriginosas de larga evolución en hombro y brazo izquierdo de unos 8 cm de diámetro con lesiones de rascado a su alrededor que habían sido tratadas con corticoides tópicos y antihistamínicos con mejoría parcial y otras más recientes en la espalda, las mayores de 2 y 4 cm. Era según su madre una niña tranquila (lo que se constata en la exploración) y cariñosa y al nacer tuvo costra láctea intensa. Se trató con Calcárea carbónica y dos meses después habían desaparecido las lesiones de la espalda y mejorado las lesiones del hombro un 60% con centro de piel normal siguiendo las normas de curación descritas por Hering11. A los seis meses habían desaparecido del todo y siguió estando bien, con episodios muy leves de dermatitis que cedían con hidratación o con el empleo de medicamentos homeopáticos.

Constitución carbónica

El niño Calcárea carbónica

Cuando el esqueleto es un problema

En los niños es frecuente observar un retraso en el cierre de las fontanelas y el desarrollo y crecimiento óseo, estancamiento de peso y estatura, escoliosis, esguinces de repetición, exóstosis, fracturas que consolidan con dificultad y patología reumática infantil.

La constitución carbónica

Al explorar al paciente1-3,8-10, sea un lactante, un niño o un adulto el que está en nuestra consulta llama la atención que son corpulentos, pesados y cuadrados. Los dientes, las uñas, las manos y los dedos son cuadrados, más anchos que largos. Son sujetos rechonchos y poco musculados, como Sancho Panza, mientras que los fosfóricos son altos y delgados como Don Quijote. Se describe en las materias médicas1-2,8,10 al niño con cabeza grande, redonda o cuadrada, fontanela anterior ancha que tarda en cerrarse, tórax corto y acampanado, vientre abultado, miembros cortos, pies y manos pequeños y regordetes y piel muy blanca. Tienden a la hipotonía muscular, la hipo laxitud de los ligamentos y a las hernias.

Constitución carbónica

Constitución carbónica

No les gusta el frío: La sensibilidad al frío de calcárea carbónica

Pensemos en la ostra, que es un animal frío, pálido, húmedo, fofo e inactivo y que solo abre su concha para alimentarse y reproducirse. Es redondeada, lenta y pesada y no tolera que le zarandeen. Podemos entender con estos datos a las personas que pueden beneficiarse del medicamento1.

La frialdad de las ostras

Los pacientes que son tratados con éxito con este medicamento tienen sensación de frío generalizado especialmente en la cabeza y en las extremidades inferiores y sus problemas de salud se desencadenan o empeoran con el frío especialmente el frío húmedo. Pueden referir una sensación de frío como si un trozo de hielo estuviera en alguna parte de su cuerpo, sobre todo en la espalda y es también habitual que al explorarles constatemos objetivamente la frialdad de su cuerpo y la tendencia a la sudoración en el cuero cabelludo, región occipital y en las manos y pies.

Se ha debatido sobre la influencia de factores climatológicos y ambientales en la presentación de patologías agudas tanto a nivel digestivo, respiratorio o urinario y aunque desde el punto de vista de la historia clínica homeopática es un aspecto conocido y estudiado desde hace más de 200 años empezamos también a conocer algunos estudios que nos muestran la influencia del frío12 como factor desencadenante de problemas frecuentes de salud como pueden ser la cistitis aguda.

El espasmo

Su emotividad se expresa a través de su gran sensibilidad con hipo y espasmos del sollozo en el lactante y con somatizaciones en el niño como migrañas, asma, palpitaciones, diarrea, eccema y problemas de sueño. Las cefaleas en escolares, los calambres musculares y el bruxismo son otras manifestaciones clínicas en la infancia. Es una importante indicación de calcárea carbónica la patología espasmódica también en el adulto. Tanto los espasmos musculares como los cólicos hepáticos o nefríticos con presencia de litiasis. En este sentido, podemos emplearlo en el tratamiento del proceso agudo como en la prevención de los episodios de cólico nefrítico.

Calcárea carbónica en la pubertad

Recuerdo claramente el caso de una niña con pubertad retrasada que mejoró de modo importante con el uso de este medicamento en la consulta del Centro de Salud en Burgos y el agradecimiento de su madre que como toda la familia era también paciente mía. Las características constitucionales, el comportamiento y sus problemas de salud encajaban perfectamente en el puzle que me guió a la prescripción de calcárea carbónica.

Los problemas físicos y emocionales para los que este medicamento es eficaz pueden indicarnos su empleo en un momento especialmente difícil de la vida como es la adolescencia. Puede observarse la presencia de bocio con o sin hipofunción tiroidea y retraso puberal y mamas hipertróficas en las niñas. Ginecológicamente en mujeres adolescentes y en adultas las reglas se adelantan y son abundantes y prolongadas con sensación de debilidad y de frío y pueden presentar amenorrea después de un baño frío.

Para qué sirve Calcárea carbónica en homeopatía en el paciente adulto

Los adultos que se benefician del uso de este medicamento suelen ser personas lentas, ansiosas, miedosas, depresivas, robustas, tranquilas, y su morfología es pletórica y brevilínea. Pueden tener una buena salud y equilibrio mientras sus capacidades no estén agotadas, pero cuando el estrés produce un desequilibrio y enferman el uso del medicamento será de gran ayuda a pesar de la posible dificultad del problema y su cronicidad

Calcárea carbónica es un medicamento con una importante acción metabólica de modo que podemos encontrar en los pacientes obesidad, dislipemia, gota, alteraciones en metabolismo de la glucosa, hipertensión arterial y arteriosclerosis condicionando el síndrome metabólico además de litiasis renal y biliar.

Otros problemas de salud en los que utilizamos este medicamento en las personas adultas son la dermatitis atópica, los eccemas, el estreñimiento crónico, la depresión, lo pólipos vesicales, intestinales o uterinos, las migrañas, el asma y la bronquitis crónica, las verrugas planas en el rostro o plantares no dolorosas, los adenomas, fibromas y lipomas y las artrosis que empeoran con el frío húmedo y al primer movimiento y mejora con el movimiento prolongado.

Características de Calcárea carbónica

Características de Calcárea carbónica

La desestabilización de calcárea carbónica

Cualquier acontecimiento vital estresante que produzca la sensación y el temor de que todo puede venirse abajo puede ser el desencadenante de los problemas de salud en estas personas. El cambio de ciudad, de domicilio, el inicio del curso escolar, las separaciones, las vacaciones, el cambio de trabajo y en general cualquier cambio brusco que dificulte su estabilidad y adaptación a lo cotidiano pueden enfermarle. Por eso, nos dirá: ¡Cómo en casa, en ninguna parte!

Pero nunca hay que olvidar que a veces, en la ostra podemos encontrar una perla, trabajada poco a poco, con la ayuda de su entorno, que nos recuerda metafóricamente al talento e incluso la genialidad latente de las personas cuya constitución, problemas de salud y comportamiento nos llevan a prescribir Calcárea carbónica.

Así debió pensar Félix Mendelssohn cuando rescató del ostracismo a una de las obras cumbre de la música universal13, la Pasión según San Mateo de Juan Sebastián Bach14, una persona trabajadora, disciplinada, metódica, perseverante, prudente, fiel, estable, conservador, respetuoso con las normas y profundamente religioso como suelen ser las personas que se benefician de este excelente medicamento, pero también clarividente y genial. Y es que hay más de uno que piensa que Bach creó la música y otros que confiesan abiertamente que les salvó la vida15,16.

Calcárea carbónica es un medicamento de acción múltiple de frecuente uso en niños y adultos y un gran aliado del médico homeópata que lo receta con asiduidad y efectividad en su consulta.

Bibliografía

  1. Lamothe J. Homeopatía pediátrica. Índigo. Barcelona. 2002
  2. Demarque D, Joaunny J, Poitevin B, Saint-Jean Y. Farmacología y materia médica homeopática. CEDH. Madrid. 2010
  3. Grandgeorge D. El remedio homeopático. Lo que la dolencia nos dice. Kairós. Barcelona. 1994
  4. https://psicologiaymente.com/psicologia/tipos-miedo
  5. https://www.lavanguardia.com/vida/20160216/302207173450/miedo-infantil.html
  6. https://www.youtube.com/watch?v=yaU2XvmAFx8
  7. https://www.youtube.com/watch?v=RukEoRb0BLE
  8. Vannier L. Materia médica homeopática. Porrúa. México. 2000.
  9. Scholten J. Homeopatía y minerales. 1993.
  10. Díez Llambrich X. Manual de materia médica homeopática. www.prescribohomeopatia.com Zaragoza. 2011
  11. https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-homeopatia-287-articulo-sobre-ley-hering-ni-ley-13131692
  12. https://rafabravo.blog/2021/02/28/frio-en-el-cuerpo/
  13. https://www.elmundo.es/cultura/musica/2017/08/09/5989eef3e5fdea4f638b4582.html
  14. https://www.youtube.com/watch?v=BBeXF_lnj_M
  15. Rhodes J. Instrumental, memorias de música, medicina y locura. Blackies books.2015
  16. https://www.youtube.com/watch?v=pZ82pECqiUg

Acuarelas de Teresa Torres González y Arancha Peña Saínz

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

2 Comentarios

Comentar
  • Es siempre sorprendente lo que aporta el estudio de cada preparado homeopático, cada elemento es un microcosmos energético que se reparte en todos los planos del ser y del existir. Y más aun, cuando se va experimentando en una misma; me encanta leer posts como este y en los que se confirman los resultados que tanto bien han hecho y siguen haciendo en mi vida, en mi familia, en much@s de mis amig@s, en las plantas y en el entorno.
    Muchas gracias, querido José Ignacio y un gran abrazo, maestro!

  • Leer post como este es hacer un minicurso intensivo de integración. Siempre creativa y sorprendente. Y que además, nos puede curar sin hacer ruido, porque la creatividad también es terapéutica. Gracias, José Ignacio!
    Un abrazo bien grande

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2021 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar