Botiquín familiar para el verano con medicamentos homeopáticos

El verano es el período vacacional elegido por hasta 24 millones de residentes en España el año pasado, frente a los 9,5 del período navideño o los 7,5 millones de la Semana Santa.

Ante el habitual aumento de la actividad al aire libre en los períodos vacacionales en playa, campo o montaña, más aún si esta tiene carácter deportivo, es pertinente el llevar con nosotros un botiquín familiar para el verano, de remedios que nos permita solucionar in situ, siempre que sea posible, los pequeños problemas de salud que puedan presentarse.

Remedios que deben ser fáciles de utilizar, para todas las edades, sin contraindicaciones ni incompatibilidades y, sobre todo, eficaces. Los medicamentos homeopáticos cumplen todas estas condiciones y además ocupan poco espacio en el equipaje.

Preparando el botiquín

Hay quien se limita a echar en la maleta un analgésico y algún antidiarreico, pero lo más sensato, sobre todo si hay niños por medio, es preparar un botiquín.

Aunque lo mejor que nos puede pasar es no tener que utilizarlo, no hay peor sensación que la de encontrarse en un país extraño y no poder conseguir lo que necesitas por dificultades con el idioma, lejanía de una farmacia o simplemente porque necesitamos receta médica y no hay médicos en las proximidades.

Antes de pensar qué debemos incluir, tenemos que plantearnos varias cuestiones relativas a nuestro plan de vacaciones, no es lo mismo hacer el camino de Santiago que desplazarse a la playa, subir a la montaña o visitar una ciudad.

Veamos algunas variables a tener en cuentas a la hora de confeccionar un botiquín:

Destino 

Cada lugar tiene sus particularidades tanto en relación con su climatología como con el tipo de agua y alimentos, la presencia de insectos y/o parásitos, servicios sanitarios etcétera, que habremos de tener en cuenta para no echar a perder nuestras vacaciones.

Es muy importante sopesar el tipo de actividad que vamos a realizar. Conocer los riesgos y las lesiones que con frecuencia se asocian a los diferentes deportes o actividades nos permitirá escoger con más precisión los productos del botiquín. 

Exposición al sol

Si vamos a realizar actividades durante las horas de mayor radiación solar o vamos a ir a la playa, habrá que dejarle más espacio en el botiquín a los fotoprotectores y cremas hidratantes. 

Medicación crónica

Si algún miembro de la familia toma medicamentos de forma crónica, es importante prever una cantidad suficiente de ellos para evitar imprevistos como por ejemplo la pérdida, o el que según el destino, pueda no ser fácil conseguir determinados medicamentos o precisar la receta.

Qué debemos incluir en el botiquín

Ya nos hemos hecho la composición de lugar de qué vamos a hacer durante las vacaciones y meditado las necesidades que se pueden presentar. Veamos ahora una lista de productos básicos para el botiquín empezando por revisar la caducidad de los que disponemos:

  1. Material de curas: Sobre todo si viajamos con niños: unas gasas estériles, tijeras, esparadrapo, antiséptico (agua oxigenada, clorhexidina) nos pueden sacar de más de un apuro. Evitaremos los antisépticos con iodo ante la posibilidad de producirse tatuajes por la exposición al sol.
  2. Termómetro.
  3. Medicación habitual para la fiebre y el dolor como el paracetamol o ibuprofeno a los que estamos habituados.
  4. Antidiarreico, sobre todo si viajas a zonas en las que desconoces la calidad del agua y de los alimentos. Las altas temperaturas y la deshidratación que causa la diarrea hacen que sea indispensable rehidratarnos, por lo que las bebidas isotónicas serán también un buen aliado.
  5. Antiácidos. En vacaciones aumentan las probabilidades de comer más de la cuenta o alimentos que no toleramos.
  6. Antihistamínicos si tenemos algún tupo de alergia.
  7. Medicamentos para el mareo. Si viajamos en coche y/o con niños, es muy probable que los necesitemos.
  8. Repelente de insectos. Los repelentes de mosquitos del mercado aparte de una eficacia muy limitada, no son útiles contra los insectos con aguijón. No debemos utilizar cremas con antihistamínicos para evitar sensibilizaciones.
  9. Protector solar. Lo pondremos a diario, ya que la quemadura solar es uno de los problemas más recurrentes en el verano. Recordemos aplicarlo 30 minutos antes de salir de casa, renovarlo cada 2 horas y aplicarlo de nuevo tras cada chapuzón.

El porqué de un botiquín homeopático

Son varias las razones por las que les recomiendo incluir en su botiquín de vacaciones medicamentos homeopáticos para tener cubiertas las eventualidades que puedan surgir.

Los medicamentos homeopáticos son muy seguros y eficaces, su absorción en la mucosa bucal facilita una acción rápida, lo que nos permite valorar la mejoría obtenida y repetir la toma en función de ella y de lo agudo del cuadro.

La ausencia de contraindicaciones e incompatibilidades nos permite utilizarlos a cualquier edad, estado previo de salud o medicación de base, pudiendo ser útiles con igual posología y cantidad de gránulos por toma, en adultos, niños, embarazadas y personas polimedicadas; lo que nos evita tener que llevar medicamentos para las distintas edades.

El tamaño de los tubos de gránulos facilita su inclusión en el equipaje y el poder llevarlos con nosotros cómodamente en las salidas en nuestro destino.

La lista de problemas de salud que podemos resolver con medicamentos homeopáticos es amplísima; el verano es el momento perfecto para conocer estos medicamentos e incluirlos en nuestro botiquín

Veamos las posibilidades de uso de algunos medicamentos homeopáticos que podemos llevar en nuestro botiquín:

  • Traumatismos: El papel de Árnica Montana en toda aquella situación que implique un traumatismo o sobreesfuerzo muscular es de sobra conocido. Siempre suelo recomendar la toma de gránulos antes que la aplicación de cremas o sticks, limitados estos por la presencia de heridas, dificultad para situar el lugar del traumatismo y tiempo de inicio de su acción.
  • Picaduras:  La mejor prevención que conozco para evitar las picaduras de mosquitos es tomar Ledum palustre dos veces al día, es altamente eficaz y nos evita poner repelentes químicos generalmente poco eficaces y limitados por la edad. Valoremos su importancia como complementario junto con la quinina, en aquellos países en los que la picadura de un mosquito puede ser transmisora de enfermedades como la malaria. En caso de picadura podemos tratar los habones o ronchas tomando Apis mellifica de manera frecuente, incluso cada 15-30 minutos espaciando las tomas conforme obtengamos la mejoría esperada. Los resultados serán mejores si lo alternamos con Ledum palustre 3 veces al día
  • Mareo (cinetosis): Resulta muy útil la toma de Cocculus indicus para prevenir y tratar los síntomas de mareo por el movimiento cuando viajemos en coche o barco de modo preventivo y/o curativo.Para los que sufran de mareo en el avión Borax es un buen aliado.
  • Quemaduras: Si la quemadura por la causa que sea es de primer grado (solo enrojecimiento) podemos tomar Apis mellifica del mismo modo que en el caso de las picaduras. Si la quemadura es de segundo grado (ampolla), no rompamos ni manipulemos la ampolla. La tomas de Cantharis 3 veces al día la hará desaparecer en 24-48 horas.
  • Urticaria: La lesión cutánea que la define es el habón o roncha, de mayor o menor tamaño, y el cambio de localización de las lesiones a lo largo del día. Apis mellifica como se ha indicado anteriormente es un aliado perfecto unido a una exclusión de la dieta durante unos días de plátanos, chocolate, marisco, pescados azules, frutos secos y chucherías.
  • Diarrea: Algo frecuente cuando viajamos por los desajustes de horarios, comidas e intoxicaciones alimentarias; puede tratarse eficazmente incluyendo el componente doloroso, con la toma de Aloe compose tras cada deposición diarreica y espaciando las tomas conforme mejoremos.
  • Acidez y digestiones pesadas: También frecuente por los excesos alimenticios, podremos recurrir a Robinia pseudoacacia en el caso de la acidez, y Nux vómica en el caso de la digestión pesada por los excesos con la comida o bebida.
  • Alergia: Si precisamos un antihistamínico también podemos recurrir a la homeopatía y así evitar los problemas de somnolencia que se asocian a algunos de ellos. Con la toma de Poumon Histamine o Histaminum obtendremos un efecto rápido, exento de efectos secundarios y lo mejor de todo, podremos repetirlo varias veces en el día según lo necesitemos.

La lista de pequeños problemas de salud que podemos resolver con medicamentos homeopáticos puede ser amplísima, el verano puede ser el momento perfecto para conocer los medicamentos homeopáticos e incluirlos en nuestro botiquín, de donde les aseguro nunca saldrán. Muy eficaces y seguros, son de primera elección para llevarlos con nosotros de viaje, y no olvide espaciar la toma del medicamento conforme vaya mejorando.

Si quieres conocer la posología de estos medicamentos homeopáticos entra en la página de Facebook de Manresa Salud.

Felices vacaciones a todos.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

4 Comentarios

Comentar
  • Me ha encantado; muy completo y muy claro. Ahora solo nos queda hacer la maleta, meter el botiquín y… a recorer el mundo!!!

    Un abrazo enorme y feliz verano.

    • Gracias Guillermo por tu comentario.
      Un viajero incansable como tu sabe lo útil que es llevar este botiquínn en los viajes.
      Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 10-10-2018 16:37:33 - © 2014-2018 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar