5 argumentos que desmontan las falsas noticias sobre medicina alternativa y cáncer de El País y El Mundo

Hace ya unos meses, en septiembre de 2017, publiqué un post en estas mismas páginas tras leer un alarmante titular en el El País“Las ‘medicinas alternativas’ aumentan hasta un 470% el riesgo de muerte en pacientes de cáncer”Yo estaba justamente entonces en un Congreso Mundial de Medicina Alternativa y Complementaria en Cartagena de Indias  y nadie parecía estar al tanto de ese problema. Enseguida nos dimos cuenta de que el titular se repetía en varios países, al tratarse de un congreso internacional y estar cada uno conectado a las noticias de su país de origen. Pues bien, hoy vuelvo a recuperar los argumentos de este post al leer la entrevista de El Mundo con la divulgadora Deborah G. Bello en la que se vuelve a reproducir erróneamente el mismo titular: “Las terapias alternativas aumentan un 470% el riesgo de morir de cáncer”.

Mal informada está esta licenciada en Química cuando la entrevistadora le solicita un dato demoledor sobre las terapias alternativas. “No soy yo, fue un  metaestudio que se publicó sobre el tema y cuya conclusión fue ésa: las terapias alternativas aumentan un 470% el riesgo de muerte en pacientes de cáncer”, contesta.

Deborah G. Bello persiste en el error que ya reprodujeron en septiembre varios medios. La nota de prensa inicial, enviada por la Universidad de Yale y difundida por ScienceDaily, decía el 10 de agosto: “Using alternative medicine only for cancer linked to lower survival rate”, es decir “Usar sólo medicina alternativa para el cáncer está vinculado a menor tasa de supervivencia” lo cual está relativamente ajustado si exceptuamos un detalle que aclararemos después.

Sin embargo, en España El País titulaba Las ‘medicinas alternativas’ aumentan hasta un 470% el riesgo de muerte en pacientes de cáncer (El País, 31 Agosto 2017). Y ahora, meses después, la entrevista de El Mundo reproduce el mismo titular.

Como la información se basa en un artículo científico publicado con el título Use of Alternative Medicine for Cancer and Its Impact on Survival 1, la fuente es fácilmente accesible y el texto bastante comprensible para quien sepa un poco de ciencia, decidí comprobar si de verdad se había demostrado lo que se estaba publicando. Para quien le interese, el artículo original completo se puede encontrar en este enlace.

Para resumir:

  1. Los medios se olvidan de mencionar que la reducción de supervivencia se produce sólo cuando se renuncia a otras terapias. Lo que por cierto puede ser una decisión independiente de la de recurrir a las terapias alternativas.
  2. Desde luego no comentan hasta qué punto esta situación sucede de forma excepcional.
  3. Casi todas las noticias olvidan que el artículo comienza explicando que han usado una definición un poco peculiar de “medicina alternativa”, que la restringe a la que no tiene ninguna evidencia de efectividad y no se practica por médicos.
  4. ‘El País’, por ejemplo, se apresura a explicar cuáles son las terapias analizadas, lo cual sorprende porque el artículo no describe ni analiza las terapias utilizadas, y de hecho ninguna terapia se menciona en todo el texto.
  5. No debería sorprender ni ser noticiaque abandonar tratamientos posiblemente eficaces supone un problema. ¿Descubre eso algo que no sea de sentido común?

Esas son los cinco argumentos, pero me permitiré ampliar un poco más porque creo que este tema y su gran repercusión mediática y cultural lo merece:

No se trata de Medicina Alternativa y mucho menos Medicina Integrativa, sino de “el uso de medicina alternativa practicada por no-médicos y con rechazo de otros tratamientos“.

En el texto original:

It is important to note that complementary and integrative medicine are not the same as AM as defined in our study. Whereas complementary and integrative medicine incorporate a wide range of therapies that complement conventional medicine, AM is an unproven therapy that was given in place of conventional treatment.

Patients who underwent AM were identified as those coded as “other-unproven: cancer treatments administered by nonmedical personnel” and who also did not receive CCT, defined as chemotherapy, radiotherapy, surgery, and/or hormone therapy.

Last, we lack information regarding the type of alternative therapies delivered, […].

Con explicaciones tan claras y además en varios párrafos del artículo original, es inexplicable que no se mencione que no se trata de la definición habitual de “medicina alternativa”, y que no se insista en que lo que supone un problema no es el uso de medicina alternativa (como quiera que se defina) sino el rechazo a otros tratamientos.

Igualmente injustificable es que se expliciten determinados abordajes o terapias cuando en el artículo explícitamente leemos que no se registró información sobre el tipo de tratamiento alternativo utilizado.

Es una situación excepcional: en las bases de datos solo han podido encontrar 280 casos en todo EEUU a lo largo de 10 años.

El texto original:

 […] we used the four most prevalent cancers (breast, prostate, lung, and colorectal) in the United States (10) from the National Cancer Database between 2004 and 2013 to identify the factors associated with AM selection and compared survival outcomes between AM and CCT.

We identified 281 cancer patients who chose AM in lieu of CCT.

[…] there is limited evidence of patients who chose AM as the primary treatment for their cancer […]

Patients who initially chose AM for treatment of curable cancer in lieu of CCT were rare […]

Sabemos por otros estudios que actualmente una mayoría creciente de los pacientes se tratan con Medicinas Alternativas y Complementarias (MAC), un 87% en el estudio que referencio a continuación, y que la mayoría decide seguir el tratamiento con quimioterapia (89%)2.

Cuando uno pasa tiempo con los pacientes, entiende que la decisión de no tratarse con quimioterapia tiene que ver en general con sus miedos, creencias y experiencias previas, y que estos pacientes que rechazan el tratamiento recurren a la medicina complementaria en busca de ayuda allí donde el sistema convencional no puede ofrecerles nada más.

Lo que es más, desde la medicina integrativa (la combinación inteligente de la convencional y la complementaria) encontramos que pueden aceptarse mejor la quimioterapia y la radioterapia cuando al paciente se le explica que se pueden asociar propuestas de la medicina complementaria para reducir la aparición e intensidad  de los efectos secundarios asociados). Así lo refleja un estudio con 2.562 pacientes con cáncer de mama, que encuentra más aceptación de la quimioterapia en los pacientes que usaban medicina complementaria3.

Es lógico que rechazar el tratamiento convencional disminuya la supervivencia, sobre todo si como en este caso se seleccionan casos de cáncer en situación “curable” con este tratamiento.

¿Por qué es noticia que rechazar un tratamiento eficaz por uno ineficaz implica perder oportunidades de curación? Es decir, el estudio selecciona las terapias no probadas por un lado y pacientes con cánceres que sí responden al tratamiento convencional por otro. El resultado sólo puede ser lo que ya nos dicta el sentido común, no hacía falta invertir tanto tiempo y esfuerzo para demostrarlo.

Texto original:

Patients who initially chose AM for treatment of curable cancer in lieu of CCT were rare and had statistically significantly worse survival.

La novedad sería, en todo caso, presentar resultados en los cánceres desahuciados o con mala respuesta a tratamientos convencionales, que son muchísimos, y no en los casos de abandono del tratamiento convencional, que son muy pocos.

Interesaría también saber cómo de perjudicial es que se rechace la medicina complementaria asociada al tratamiento convencional para dejar solo la convencional, a pesar de que este abordaje puede mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes y mejorar la adherencia (el cumplimiento) del tratamiento convencional.

Es más, esta mejoría en la calidad de vida sí puede tener repercusión sobre la supervivencia, y de hecho existe algún estudio que demuestra mayor supervivencia usando medicina complementaria y en concreto homeopatía4.

Teniendo en cuenta, además, que las guías que los médicos usamos nos indican que una opción de tratamiento que se demuestre segura y que no interfiera con el tratamiento convencional, debería aceptarse incluso si no hay evidencias firmes de su eficacia o se desconoce (si fuera definitivo que funciona, entonces lo preceptivo es recomendarla)5.

Por otro lado, hace unos años se publicó un estudio de revisión6, cuyo autor pertenece al departamento de oncología radioterápica del Northern Sydney Cancer Centre en Australia. Calcula (y sobreestima el efecto en palabras del propio autor) que la quimioterapia contribuye a la supervivencia en 5 años de sólo el 2,1-2,3% de los pacientes con cáncer.

Texto original:

The overall contribution of curative and adjuvant cytotoxic chemotherapy to 5-year survival in adults was estimated to be 2.3% in Australia and 2.1% in the USA. […] As the 5-year relative survival rate for cancer in Australia is now over 60%, it is clear that cytotoxic chemotherapy only makes a minor contribution to cancer survival.

¿Por qué no se hizo noticia de ello como de esto, cuando su impacto en salud pública es incalculablemente mayor?

Claro que hay que matizar: la mitad de los pacientes no sobrevive 5 años, en muchos de los casos la indicación primordial es la cirugía o la radioterapia o la combinación de ambas, y muchos casos no son candidatos a quimioterapia por diversos motivos. De los que sí pueden beneficiarse, hay cánceres que responden bastante bien pero otros en los que la respuesta es menor del 10%. Por otro lado, es un estudio de 2004 y mucho puede haberse avanzado desde entonces. En todo caso, aprovecho para recordar que se prescribe tanta quimioterapia porque su objetivo no es sólo curativo, sino paliativo o para reducción de volumen previa a la cirugía, por ejemplo.

Por tanto, medir sólo la contribución a la curación (o su aproximación como supervivencia superior a 5 años) es tan reduccionista que nos haría dudar incluso de algunos tratamientos convencionales.

Quisiera terminar proponiendo el titular que hubiera deseado leer teniendo en cuenta de forma rigurosa la información proporcionada (en las conclusiones del texto originalAlthough rare, AM utilization for curable cancer without any CCT is associated with greater risk of death). Quizás algún medio se anime a redactar su título en una línea similar (¡ojalá!):

“Como es lógico, el rechazo del tratamiento convencional en los casos de cáncer curable está vinculado a una menor tasa de supervivencia y afortunadamente es muy poco frecuente”

Es preferible optar por médicos bien formados en terapias complementarias, para ayudar a mejorar la calidad de vida y la adherencia a los tratamientos convencionales”

Referencias:

  1. Skyler B. Johnson, Henry S. Park, Cary P. Gross, James B. Yu. Use of Alternative Medicine for Cancer and Its Impact on Survival. JNCI J Natl Cancer Inst (2018) 110(1): djx145Association Between Complementary and Alternative Medicine Use and Breast Cancer Chemotherapy Initiation. JAMA Oncology, 2(9), 322329
  2. Greenlee H, Neugut AI, Falci L, et al. Association Between Complementary and Alternative Medicine Use and Breast Cancer Chemotherapy Initiation: The Breast Cancer Quality of Care (BQUAL) Study. JAMA Oncol. 2016 Sep 1;2(9):1170-6.
  3. Saquib J, Madlensky L, Kealey S, et al. Classification of CAM Use and its Correlates in Early Stage Breast Cancer Patients. Integrative cancer therapies. 2011;10(2):138-147.
  4. Gaertner K, Müllner M, Friehs H, et al. Additive homeopathy in cancer patients: Retrospective survival data from a homeopathic outpatient unit at the Medical University of Vienna. Complement Ther Med. 2014 Apr;22(2):320-32
  5. Weiger WA. Advising patients who seek complementary and alternative medical therapies for cancer. Ann Intern Med. 2002 Dec 3;137(11):889-903
  6. Morgan G, Ward R, Barton M. The contribution of cytotoxic chemotherapy to 5-year survival in adult malignancies. Clin Oncol (R Coll Radiol). 2004 Dec;16(8):549-60. Review. PubMed PMID: 15630849.

Nota: Este post es una actualización del artículo 5 argumentos que desmontan la noticia de El País sobre Medicina Alternativa y Cáncer publicado en este mismo blog el pasado 12 de septiembre de 2017

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Médico y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, más tarde me titulé como Especialista Universitario en homeopatía clínica y tanto me atrajo su ejercicio (y sus resultados) que ahora soy profesor de homeopatía y formador-de-formadores en la academia internacional CEDH.

¿Qué me atrajo tanto? Descubrí que conociendo bien a los pacientes y sus problemas, y abriendo el abanico de posibilidades terapéuticas, podemos hacer más por cada uno de ellos. La homeopatía permite sacar el máximo partido a esta forma de trabajar, actualmente desde un centro médico de especialidades en Madrid.

Mi experiencia en investigación se remonta a la Unidad de Investigación de Álava, y pasé a dedicarme a ella profesionalmente en la empresa de servicios médicos Softmed, en el Laboratorio Servier y luego en el Departamento Medico de Laboratorios BOIRON. Ahora impulso los esfuerzos de investigación y divulgación de varias sociedades científicas alrededor de la Homeopatía y la Medicina Integrativa. Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía, tanto de sus bases elementales como de su aplicación en la consulta.

En este blog, espero aportar las notas de actualidad sobre investigación de una forma accesible y, cuando pueda, divertida o sorprendente.

12 Comentarios

Comentar
  • Tengo Licenciatura en Homeopatia
    Estoy perfectamente de acuerdo con Ud. y por ciento el tratamiento homeopatico en nada interfiere con el tratamiento convencional; ayuda al paciente a tener mejor calidad de vida y a soportar mejor el tratamiento convencional que de el cual de por si es duro y ademas con efectos secundarios

    La dispensacion del medicamento homeopatico debera hacerse por una persona conocedora del tema con la debida preparacion mediante una anammesis biopatografica INTEGRAL con seguimiento del caso en su evolucion, con respeto del propio tratamiento convencional

  • “El País se ha ido al congreso norteamericano de oncologia… pagado por Roche. Como los médicos, después del congreso toca devolver el favor al que paga.”

    http://medicamentos.alames.org/temas-de-bioetica/el-pais-se-va-de-congreso-con-roche/

    …….Los medios de comunicación son totalmente obedientes a los dictados de las farmacéuticas. Obediencia ciega a la industria. Recibe grandes ingresos publicitarios de compañías farmacéuticas

    • Me siento con derecho a realizar aclaraciones sobre los contenidos de este medio, pero no tengo datos que me permitan hacer otras apreciaciones.

      Creo que el entramado de intereses es muy complejo en esta sociedad y ello puede dar lugar a multitud de hipótesis…

      …que por otro lado no nos van a ayudar a avanzar. Sí que lo hará el apoyo de todos los que practicamos y usamos homeopatía, y te lo agradezco.

      Un abrazo

    • Los periódicos saben que las alarmas venden más que la serenidad, pero deberían ser más prudentes cuando se trata de salud.
      El País tiene una linea editorial (no se si será explícita pero es evidente), lo que me ha sorprendido es que El Mundo no haya filtrado mejor; pero claro, se trata de una entrevista…

      Gracias por tu apoyo Ricardo

  • Excelente y necesaria aclaración proveniente de un profesional, experto en el tema que trata, que habla con intención de informar en vez de tergiversar y confundir.
    Gracias, Dr. Díaz.

  • Buen análisis Gualberto.
    Con calma, documentado, sensato y muy bien organizado.
    Me gustaría que pudieran leerlo las personas que tergiversan la verdad y confunden a los lectores.
    ¡Enhorabuena!

    Un abrazo

    • Gracias compañero!
      La verdad es que lleva muchas horas ir encontrando toda la documentación, interpretarla y construir el texto completo.

      Pero por eso mismo merece la pena, porque no le podemos pedir a la gente, que no tiene la formación o el tiempo para hacerlo, que lo haga.
      Y para eso estamos verdad? 😉

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2018 Hablando de Homeopatía