Aplicación y uso de la homeopatía en Odontología

Dentro de las especialidades sanitarias en las que podemos utilizar los medicamentos homeopáticos,  quizá una de las menos conocidas o en la que quizá no reparemos es en la Odontología, para la cual la homeopatía – como ocurre con otras especialidades de la salud – tiene múltiples indicaciones.

Distintos problemas clínicos tales como la ansiedad de visitar al dentista, las infecciones, el dolor, las hemorragias o la cicatrización pueden abordarse con eficacia con medicamentos homeopáticos sea cual sea la edad del paciente.

Es frecuente el que el paciente que acude al odontólogo tenga alergia a algún antibiótico o antiinflamatorios, que le sea muy difícil superar el temor a la visita, que por la toma de otros fármacos o por su estado de gestación (en el caso de la mujer), tenga muy limitadas las opciones terapéuticas con fármacos convencionales. En estos casos, un tratamiento homeopático puede resultar útil, seguro y compatible con la medicación que tome el paciente. Como hemos comentado en múltiples ocasiones, también podemos utilizarlos como complemento del tratamiento convencional. 

Veamos las distintas situaciones en las que podemos pensar en la homeopatía cuando visitamos al odontólogo:

  • En el caso de miedo o ansiedad a enfrentarse a la consulta o durante ella.
  • Para preparar al paciente para una intervención o para el miedo a la misma.
  • El antes y el después de la cirugía bucal.
  • Para las hemorragias producidas por la manipulación de los tejidos bucales.
  • En el caso de dolor.
  • Para prevenir o tratar las infecciones, tanto agudas como crónicas.  
  • En el caso de enfermedades que afectan a las encías.  

Miedo al dentista

Para algunas personas, el acudir al odontólogo supone un estrés considerable. En los niños es prácticamente habitual.

Los sonidos que salen de la consulta, el aspecto del material de trabajo, la posición inclinada sobre nosotros en que trabaja el profesional y un sinfín de detalles que producen temor a algunos pacientes, crean un cierto rechazo a los tratamientos odontológicos.

En mi caso, a pesar de visitar al odontólogo con cierta frecuencia, desde los 7 años, es algo que no me resulta nada agradable. 

En homeopatía disponemos sobre todo de dos medicamentos muy útiles para tratar ese nerviosismo/ansiedad que ocurre antes y durante a estas situaciones.

  • ARGENTUM NITRICUM: La ansiedad previa al acto se expresa en forma de agitación física, de intranquilidad.
  • GELSEMIUM SEMPERVIRENS: El miedo produce bloqueo y temblor, nos paraliza.

Cualquiera de ellos podrá utilizarse por descontado también en el miedo a la cirugía. Se los recomiendo.

Preparándonos para una consulta o intervención

De manera preventiva podemos utilizar medicamentos homeopáticos con el fin de prevenir las 4 puntos que más preocupan al que realiza cualquier intervención quirúrgica: las hemorragias, el dolor, las infecciones y la cicatrización.

Hemorragia

Hay un medicamento que el médico homeópata utiliza sistemáticamente en toda situación que suponga una ”agresión” al organismo (una extracción dental lo es) que es   ARNICA MONTANA. Limitará las hemorragias, la inflamación y los hematomas así como el dolor, de hecho es muy eficaz cuando se trata de un dolor producido por un  traumatismo.

En aquellas personas que tengan tendencia a sangrar con facilidad sangre roja viva,  fluida, y poco o ningún dolor, la toma de MILLEFOLIUM será muy útil para mitigar el sangrado, especialmente si antes hemos tomado PHOSPHORUS el gran medicamento homeopático para las hemorragias de indicación casi sistemática.

Dentista y Dolor

Ya he comentado el interés de Arnica Montana para tratar el dolor, la inflamación y la hemorragia simultáneamente.

En muchos de trabajos que realizan los odontólogos se ven implicados en mayor o menor manera los nervios dentales. HYPERICUM PERFORATUM es un medicamento ajustado a los dolores por un traumatismo en el nervio y que mejorará de manera específica ese dolor.

Otro de los tejidos que se ven afectados a la hora de los trabajos dentales, es la capa más externa del hueso, en este caso la mandíbula, lo que en medicina se denomina el periostio. Pues bien, el medicamento MEZEREUM es particularmente eficaz para el dolor en la zona cercana a los mofletes y sobre todo si se acompaña de infección.

Infecciones dentales y homeopatia

Hay un medicamento homeopático para tratar la infección, que los médicos prescribimos de modo tanto preventivo como curativo, PYROGENIUM, el cual podemos utilizar tanto en infecciones agudas como de evolución lenta o crónica.

Cuando se trate de una infección aguda asociaremos a Pyrogenium un medicamento indicado sistemáticamente, se trata de HEPAR SULFUR, el cual podremos utilizar tanto en las infecciones existentes como cuando queremos evitar que esta se repita.

Los pacientes a los que este indicado tomar MERCURIUS SOLUBILIS tendrán una lengua cargada, con las huellas de los dientes marcadas en ella, mal aliento, saliva espesa y las encías inflamadas e incluso sangrantes. Es también muy buen medicamento para tratar las amigdalitis.   

También cabe la posibilidad de utilizar un medicamento como AURUM METALLICUM en aquellas supuraciones en las que los ganglios linfáticos bajo la mandíbula estén inflamados y duros. Es un medicamento especialmente útil en las supuraciones de los huesos cortos.

Por último, no puedo dejar de nombrar a SILICEA como el medicamento que terminará con esas infecciones que nunca se acaban, crónicas, y que responden mal a los antibióticos.

Homeopatia aplicada a la cicatrización

Aquellas personas en las que se sospeche una mala cicatrización o haya antecedentes de ella, la toma de GRAPHITES puede serles de gran ayuda para acortar su duración y que esta sea adecuada.

Si en la intervención  ha intervenido el bisturí la indicación de STAPHYSAGRIA puede ayudarnos mucho para una buena y rápida evolución.

Homeopatia Dental para tratar problemas en las encías, gingivitis y periodontitis.

La boca es uno de los órganos con más posibilidad de beneficiarse con el tratamiento homeopático.  Los medicamentos homeopáticos se aplican en el tratamiento complementario de la enfermedad periodontal.

El aspecto de la boca, encías y garganta nos da una idea clara de la indicación  de medicamentos como MERCURIUS SOLUBILIS, MERCURIUS VIVUS y MERCURIUS CYANATUS.

El aspecto de la boca es el descrito con anterioridad. Las encías están muy inflamadas, infectadas y sangran con facilidad al menor roce, los dientes se mueven, la saliva es viscosa  y el aliento desagradable.

Los medicamentos señalados, pueden ser de gran utilidad en el tratamiento de la periodontitis, solos o asociados a medicamentos homeopáticos para la infección o el dolor. Por supuesto, el tratamiento odontológico es fundamental y será el profesional el que decida que medicamentos le pueden ser más útiles en cada situación.  

Las infecciones interminables

Uno de los problemas de salud por los que más se recurre a los medicamentos homeopáticos, es por su eficacia en las infecciones, tanto agudas como crónicas.

En odontología se presentan casos en los que no se acaba de extinguir la infección a pesar de los múltiples tratamientos con fármacos y de las actuaciones del odontólogo en la boca. En estos casos, los medicamentos homeopáticos son de un inestimable valor consiguiendo detener la infección en un gran número de casos.

Medicamentos como HEPAR SULFUR, PYROGENIUM o SILICEA fundamentalmente, tomados de manera periódica, con arreglo a unas pautas posológicas, y escogidos según la situación,  nos permiten intervenir sobre las infecciones que no acaban de resolverse a pesar de los tratamientos aparentemente bien indicados.

Lo cierto es que es amplísima la lista de medicamentos homeopáticos con acción sobre la esfera buco-dental y para todos los capítulos que he descrito. Los medicamentos nombrados son  un pequeño ejemplo de los más utilizados en la práctica clínica.

En los tiempos actuales en que cada vez es mayor el número de personas alérgicas a medicamentos convencionales (antiinflamatorios, antibióticos, analgésicos….), no estaría de más integrar la homeopatía en el tratamiento farmacológico de los pacientes que visitan al odontólogo  en beneficio del enfermo, coméntelo con él. No olvidemos que:

LA HOMEOPATÍA SUMA

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

2 Comentarios

Comentar
  • Muy bueno Jorge; que la medicina no acaba en el ibuprofeno y los antibióticos, tampoco en odontología.

    Un abrazo fuerte y muchas gracias por este post tan claro y útil.

  • Buenas tardes

    Adhiero totalmente, yo suelo hacer tratamientos homeopáticos personalizados para cada paciente y situación.
    Saludos cordiales

    Dra.Monica Rodriguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2020 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar