Alopecia y Homeopatía

Me gustaría en esta ocasión tratar un problema indiferente para algunos, muy preocupante para otros, pero siempre en boca de todos. Me refiero a la caída del cabello. ¿Podría ayudar la homeopatía a tratar la alopecia?

La alopecia es un término de origen latino y previamente griego que deriva  de la palabra alopex  “zorro” , en comparación con la caída de pelo que sufre este animal 1 ó 2 veces al año.  Hace 4.000 años en la civilización egipcia ya constituía un problema preocupante.

El término ALOPECIA hace referencia a la falta o pérdida anormal del pelo en las partes del cuerpo donde este se encuentra habitualmente. Puede por lo tanto afectar tanto al cuero cabelludo como a otras zonas de la piel en que existe, tales como las axilas, pestañas, región genital o barba.

La alopecia conlleva una pérdida de más de 100 cabellos diarios, con la consiguiente disminución de la densidad capilar.

Se trata de un problema médico muy frecuente, ya que afecta a más del 50% de hombres y a un 30% de las mujeres a lo largo de su vida. A pesar de a priori parecer un problema meramente estético, debe recibir el mismo interés terapéutico que otras enfermedades, ya que puede afectar en gran medida la calidad de vida de los pacientes.

La presencia de pelo en mayor o menor cuantía es un componente muy importante de la identidad e imagen que tenemos de nosotros mismos, por lo tanto, una pérdida del mismo aunque sea de modo parcial puede dar lugar a complicaciones psicológicas repercutiendo claramente, como demuestran numerosos estudios, en la calidad de vida de los pacientes.  Síntomas como la timidez, pérdida de confianza en sí mismos y de la autoestima, ansiedad e incluso depresión, pueden estar presentes hasta en un 80 % de las mujeres que padecen alopecia. Un ejemplo muy evidente es el de la alopecia que tiene lugar como efecto secundario de la quimioterapia.

Es muy importante realizar un examen y diagnóstico exhaustivo del porqué de la caída del cabello de cada paciente, para poder elegir el tratamiento más efectivo, lo que implica primordialmente la realización de una minuciosa historia clínica además de otras exploraciones complementarias como analítica o biopsia del cuero cabelludo que nos permitirán establecer un pronóstico de su posible evolución.

Múltiples son las causas que pueden llevar a la alopecia, pero podemos clasificarlas de manera general en dos grupos: las ALOPECIA CICATRICIALES, con destrucción del folículo piloso y por lo tanto irreversibles, y las ALOPECIAS NO CICATRICIALES, que son potencialmente reversibles y de las que nos vamos a ocupar.

Alopecia no cicatricial

Existen varios tipos:

  • Alopecia androgénica: es la pérdida de pelo a causa de factores genéticos. Afecta a muchos hombres y rara vez a las mujeres. Es la más común y responsable de más del 90 % de los casos.
  • Alopecia areata: en la mayoría de los casos, el pelo se cae a mechones dejando áreas sin pelo. Este tipo de alopecia puede causar la pérdida de todo el cabello.
     
  • Alopecia traumática: es la consecuencia de factores externos tales como, los secadores, peines metálicos, tintes o permanentes.
     
  • La alopecia difusa puede aparecer por enfermedades, cambios hormonales o los efectos secundarios de algunos medicamentos.
     
  • Alopecia por drogas: por lo general, este tipo de alopecia suele desaparecer en los meses siguientes a la suspensión del fármaco.
      
  • Alopecia por enfermedades hereditarias.
  • Alopecia tras el parto (muy frecuente), dermatosis, quimioterapia, infecciones, diabetes, hipotiroidismo o anemia.

Que puede aportar la HOMEOPATÍA EN EL TRATAMIENTO DE LA ALOPECIA.

Como hemos visto, las causas y repercusiones de la alopecia pueden ser múltiples, por eso es muy importante definir claramente el motivo de la caída del pelo.

La posibilidad que prestan los medicamentos homeopáticos a la hora de tratar muchas de estas causas, así como su repercusión psicológica, los sitúan en primera línea de tratamiento, tanto de primera prescripción, como complementando el tratamiento convencional aportando un recurso terapéutico más. 

  • Caída del cabello en la coronilla, en la zona occipital.CHELIDONIUM.
  • Caída del cabello frontal, creando entradas cada vez más grandes. Piel grasa en la cara y con acné. También después del embarazo la lactanciaNATRUM MURIATICUM.
  • Después de un periodo de sobreesfuerzo intelectual y/o preocupaciones. Pérdida de cabello en estudiantes. KALIUM PHOSPHORICUM.
  • Calvicie prematura y pelo canoso en persona envejecida prematuramente. También después del embarazoLYCOPODIUM.
  • Caída del cabello durante la menopausia. SEPIA.
  • Caída del cabello en mechones después de haber padecido una enfermedad debilitante. PHOSPHORUS.
  • Caída del cabello como efecto secundario de tratamientos médicos como la quimioterapia o las hormonas. THUYA y THALLIUM METALLICUM.
  • Cabello apelmazado y sin brillo. Picor y escozor en el cuero cabelludo sobre todo tras la ducha. SULFUR.
  • Caída del cabello, junto con alteraciones en las uñas. SILICEA.
  • Cuando coexistan desarreglos del ciclo menstrual femenino. USTILAGO.
  • Caída del cabello que es excesivamente graso, en el paciente de edad o envejecido prematuramente. SELENIUM.
  • Caída de cabello que es muy graso en personas agotadas y debilitadas física y mentalmente, sobre todo tras un largo período de sufrimiento emocional. PHOSPHORICUM ACIDUM .
  • Caída del pelo después de una situación de estrés emocional. IGNATIA AMARA.
  •  Pérdida de pelo debido a un desequilibro hormonal, como durante la menopausia o tras el uso de píldoras anticonceptivas. SEPIA.

No olvidemos que los tratamientos, del tipo que sean, revelan su efectividad a medio largo plazo, el pelo debe volver a crecer.

Es muy importante por tanto la realización de un interrogatorio lo suficientemente amplio para detectar las posibles causas de la alopecia, especialmente aquellas en que el factor psíquico puede estar implicado como ocurre con frecuencia en la alopecia areata.

En el caso de la caída de pelo producida por el estrés o después del parto, el pronóstico es excelente, incluso sin tratamiento, ya que al producirse una aceleración de la renovación capilar, se pierde mucho pelo pero a la vez nace mucho pelo nuevo, por lo que a la larga no se pierde densidad.

Pronóstico de la alopecia

El pronóstico en la evolución depende del tipo de alopecia y del momento en que se comienza el tratamiento, sea convencional, homeopático o de ambos. Es importante por lo tanto no retrasarlo siempre que sea posible. En los casos avanzados, el trasplante capilar será una excelente opción.    

Un último consejo, pueden lavar el pelo a diario eligiendo un champú no agresivo y acorde con nuestras necesidades, pero no prolonguen el lavado mas allá de 3-4 minutos. Pongamos algo de nuestra parte y no nos sometamos a la tiranía de la estética utilizando productos inadecuados. El mantenimiento de una buena salud capilar depende de nuestros hábitos.  

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

Un Comentario

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2020 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar