Algunos medicamentos homeopáticos que nos regala el mar

Hemos olvidado que fuimos peces, hasta que hace 375 millones de años comenzamos la aventura de desarrollar cuellos, brazos y pulmones para salir del agua y habitar la tierra.

La vida en nuestro planeta procede del mar, que es nuestra madre, y del mar obtenemos entre otras muchas riquezas medicamentos homeopáticos como Calcarea carbonica que se obtiene de la caliza de la ostra y otros dos excelentes policrestos (medicamentos de acción múltiple) complementarios entre sí como Natrum muriaticum (la sal marina) y Sepia (la tinta de la sepia) ricos en oligoelementos y sales minerales especialmente cloruro de sodio que influyen de modo importante en su acción medicamentosa.

El poder curativo de los medicamentos que proceden del mar puede explicarse a través de la información procedente de la clínica y la experiencia de las diversas materias médicas escritas por los médicos homeópatas pero también ayuda a su comprensión la metáfora y la poesía como los bellos versos de Elvira Sastre.

Amo el mar porque en él veo mi cuerpo
respirar de otra manera y la sal
me cura las heridas involuntarias
y mece mi nostalgia sin preguntas y
me abraza del mismo modo
cuando llego enamorada y le prometo
un libro entero de defensa.

Elvira Sastre

ASTERIA RUBENS: la estrella de mar

Según la RAE es un animal marino del filo de los equinodermos, con el cuerpo deprimido en forma de estrella, generalmente de cinco puntas o brazos.

La estrella de mar tiene que ser necesariamente un medicamento especialmente femenino empleado en patología mamaria con predominio en el lado izquierdo.

Es utilizado en las mastodinias (dolor mamario) con mamas induradas y retraídas con irradiación del dolor a la espalda y el brazo izquierdo, el fibroadenoma mamario y como complemento del tratamiento convencional en el cáncer de mama.

Se ha observado que es especialmente apropiado en mujeres comprometidas con causas altruistas que toleran mal las contrariedades. Y es que la estrella de mar tiene en su capacidad regenerativa (cuando pierden un brazo a causa de algún ataque externo, pueden recuperarlo nuevamente) una de sus principales características.

También se ha empleado en mujeres con sofocos que se acompañan de dolor de cabeza congestivo y que suelen tener hipertensión arterial, en el alivio de la tensión menstrual y problemas relacionados con reglas retrasadas con dolor reflejo en ovario izquierdo y deseo sexual aumentado

En adolescentes se ha utilizado en el tratamiento del acné, especialmente cuando existe aumento de excitación sexual y estreñimiento con deseos ineficaces de defecar y hemorroides con escíbalos duros como heces caprinas.

La feminidad de la estrella está en definición, porque según la RAE (del latín stella) es cada uno de los cuerpos celestes que brillan en la noche con luz propia y también un nombre de mujer en muy diferentes culturas.

Desde Astra o Asteria del griego astéri (en la mitología el nombre de la hija de Ceo y Febe que perseguida por Zeus se arrojó al mar para escapar de él y se convirtió en isla errante),  Estrella (nombre de santa Estela o santa Estrella, virgen y mártir del siglo II),  la hebrea Esther, la gala Astin o Citlalli en náhuatl.

Se decía en el mundo griego que Poseidón apagó las estrellas del cielo he hizo que estas cayeran al mar en forma de estrellitas, para que un joven se las regalara a su amada. Desde aquel momento la estrella de mar se considera un amuleto de amor verdadero. Tener una estrella de mar otorga suerte en lo que te propongas. La estrella de mar es un tótem ideal para iniciar nuevos proyectos.

Del mismo modo que lo hace la estrella de mar las personas podemos modificar nuestras creencias, hábitos y acciones remplazándolas por otras más saludables. Podemos ser estrellas de mar.

Nacen los astros
con tu primer latido de corazón.
Nacen los amaneceres
cuando con tus ojos abres la luz.
Esto tienes, esto soy
De tan poco, aliento inmenso.  

Lluis Llach

MUREX PURPUREA murex brandaris

Las criaturas marinas no solo corrompían con su sabor, sino también con sus tesoros: las ostras ofrecían sus perlas relucientes a los pescadores codiciosos, mientras que una especie de molusco depredador, el múrice, segregaba una sustancia que los ricos empleaban para teñir sus ropas: la púrpura de Tiro.

Murex purpurea es un medicamento homeopático muy similar a Sepia, pero está presente en las pacientes que mejoran con este medicamento un gran deseo sexual que le diferencia de sepia.

Se emplea en pacientes con sintomatología depresiva que empeora antes de las reglas y mejora a medida que el flujo menstrual va en aumento. Los síntomas depresivos más frecuentes son astenia intensa, tristeza profunda, melancolía, ansiedad y temor, repugnancia a la conversación y dificultad para encontrar las palabras.

Existe una sensación de vacío epigástrico y desfallecimiento, aunque acabe de comer,  de pesadez en el hipogastrio como si los órganos pélvicos fueran a salir por la vagina, hasta el punto de sentir que nota su útero (conciencia de su útero) con dolor. Puede existir un prolapso uterino de diversos grados y leucorrea espesa, verdosa, sanguinolenta con dolor sacro. Los síntomas mejoran con las piernas cruzadas.

Otros síntomas son el estreñimiento y sensación de pesadez anal, frecuentes deseos de orinar durante el día y la noche, reglas irregulares, adelantadas, abundantes, prolongadas con coágulos y deseo sexual intenso.

La púrpura con la que se tiñó el paño que envolvía los huesos de Filipo II de Macedonia encontrados en las tumbas reales descubiertas en Egas (actual Vergina) por el arqueólogo Manolis Andrónikos en 1977 (patrimonio de la humanidad de la Unesco) se obtenía de un caracol marino, el murex brandaris. Cada molusco no daba más que una gota de tinte, por lo que la obtención de treinta gramos de esta sustancia exigía la muerte de unos 250000 caracoles lo que justificaba el elevadísimo precio de los paños teñidos de púrpura.

Hoy día, este pequeño molusco es una joya de la medicina homeopática, capaz de ayudar a las pacientes con cuadros depresivos y hacerlas de nuevo brillar en su esplendor como la púrpura.

SPONGIA TOSTA

La esponja de mar calcinada o spongia marina tosta actúa sobre la laringe y la tráquea siendo muy útil en pacientes que presentan tos seca como el sonido de serrar una tabla de pino, más intensa justo antes de medianoche y que empeora por la inspiración de aire frío, al hablar, cantar, leer, deglutir, acostado con la cabeza baja y con la ansiedad. Mejora con las bebidas calientes. Puede acompañarse de dificultad respiratoria y afonía indicando que es de ayuda en problemas laríngeos y traqueales muy especialmente en el tratamiento de la laringitis estridulosa o crup laríngeo.

Puede ser empleado en el asma cardial, en el hipertiroidismo con palpitaciones violentas y presencia de bocio por su alto contenido en iodo, en el tratamiento de las adenopatías, el edema de úvula, la orquitis (testículos dolorosos y aumentados de tamaño), epididimitis, problemas ováricos y amigdalares.

En las mujeres muestra su utilidad en pacientes con reglas prematuras y abundantes, las palpitaciones premenstruales y en episodios de sofocación menstrual nocturnos.

El clima ambiente es muy importante en la aparición de cuadros clínicos que mejoran con la esponja de mar, como el viento frío del este que procede del mar, el tiempo húmedo y el aire frío y seco.

Para comprender el excelente efecto de este medicamento no hay más que hacerse la idea de lo que nos sucedería si metiésemos una esponja en la boca; aumentaría su tamaño con nuestra saliva y sentiríamos ahogarnos por la dificultad de respirar y sonaría un ruido por la obstrucción de la vía aérea superior.

En resumen, podemos decir que el paciente (muy frecuentemente niños) en el que es muy eficaz el medicamento se despierta a medianoche con ansiedad y sensación de sofocación como si respirara a través de una esponja con afonía con voz ronca y dolor ardoroso al hablar, sequedad faríngea, laríngea y traqueal, que es muy similar a los cuadros agudos de infección por el virus COVID en su variante ómicron.

Digamos agradecidos con Manel en su preciosa canción Al mar, que la vida nos llegó del mar y de allí continuamos obteniendo alimento, belleza y medicamentos valiosos.

Bibliografía

  • https://www.youtube.com/watch?v=JWWOBpos1mQ
  • https://dle.rae.es/estrella
  • Belmonte M. En tierra de Dionisio. Vagabundeando por el norte de Grecia. Acantilado. 2021
  • Bordelois I. A la escucha del cuerpo. Fundación Medifé. 2018

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

2 Comentarios

Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2022 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar