Aethusa cynapium: cuando el lactante no tolera la leche

Última modificación: 03-10-2022 10:01:49

En las diarreas infantiles y la intolerancia a la leche que se manifiesta con vómitos nada más ser deglutida en grandes coágulos ácidos y diarrea acuosa con deposiciones verdosas seguidas de intensa debilidad y somnolencia podemos utilizar el medicamento homeopático Aethusa cynapium.

Este cuadro de intolerancia a la lactosa que puede ser secundaria por ejemplo a procesos virales intestinales en la infancia remitirá rápidamente con el empleo de Aethusa cynapium, un medicamento que será de inestimable ayuda tanto a los lactantes como a sus padres.

Aethusa es una pequeña planta común en jardines cuya tintura madre se obtiene a partir de la maceración en alcohol de la planta entera fresca.

Esta planta conocida como cicuta menor o falso perejil me fue de gran ayuda en mis inicios con la homeopatía.

En el primer fin de semana de las clases de homeopatía impartidas en la Facultad de Medicina de Valladolid consulté a mi maestra la doctora Tremiño el caso de mi hijo de año y medio de edad y fue Aethusa uno de los medicamentos que resolvieron de forma rápida la diarrea de semanas de evolución provocada por una giardiasis que no respondía al tratamiento convencional correctamente pautado.

El niño, que había adquirido el parásito intestinal de tan difícil tratamiento jugando en una pequeña charca de una urbanización de la sierra madrileña con otros niños presentaba un cuadro de vómitos ácidos y diarrea verdosa como si fueran huevos de rana con el mismo desagradable olor, pérdida de peso e intolerancia a la leche y a casi cualquier alimento que era lógicamente motivo de preocupación.

Enseguida comprendí su efecto al leer la materia médica de Aethusa cynapium que es uno de los principales medicamentos a prescribir en lactantes con parasitosis intestinales y muy especialmente con intolerancia a la leche de cualquier origen (frecuentemente secundarias a procesos infecciosos, sobre todo virales en el tracto digestivo) que se manifiesta con vómitos y diarrea, así como alteraciones en la conducta alimentaria que conduce a una mala nutrición infantil.

Además de la intolerancia a la leche otra de las características que observamos los médicos homeópatas antes de su prescripción es la incomunicabilidad entre la madre y el niño. A menudo, encontramos alteraciones en el comportamiento del lactante que llora sin cesar y por ese motivo la madre desesperada le da de mamar o el biberón continuamente. De esa manera llega a pensar que no se entiende con su hijo, que no es capaz de saber qué le sucede cuando el niño llora y tiene regurgitaciones de leche cuajada, cólicos, vómitos y diarrea. Y nos consulta muy preocupada preguntándose que estará haciendo mal.

Los síntomas empeoran con leche por intolerancia o alergia. También se utiliza en las diarreas estivales con ausencia de sed y en los estudiantes atiborrados de conocimientos que manifiestan de repente rechazo total al estudio.

La completa ausencia de sed a pesar de la diarrea, postración y ansiedad que pueden acompañar al cuadro clínico nos ayudan también en la elección de este útil medicamento.

La experiencia con este medicamento aliado a menudo de Calcárea carbónica (con la que también traté a mi pequeño hijo), junto con lo aprendido de mis compañeros y profesores franceses, españoles e ingleses me llevó al difícil pero apasionante sendero de la medicina homeopática.

Un camino que nunca he abandonado a pesar de ser largo y tortuoso por las dificultades en el aprendizaje y en su defensa, en estos tiempos difíciles que nos ha tocado vivir.

Bibliografía

http://www.florasilvestre.es/mediterranea/Umbelliferae/Aethusa_cynapium.htm

Díez Llambrich X. Medicamentos homeopáticos de acción puntual. Pequeños remedios homeopáticos. Masson.1996

Grandgeorge D. El remedio homeopático. Lo que la dolencia nos dice. Kairós. 1992

Nash E.N. Fundamentos de terapéutica homeopática. Ateneo. 1989

Vannier L. Materia médica homeopática. Porrúa. 2000

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2022 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar