Abrotanum: cuando estoy muy cansado

Última modificación: 14-07-2022 17:09:49

Abrotanum es un medicamento homeopático muy útil en el tratamiento de múltiples situaciones de cansancio de diversos orígenes.

Un pequeño-gran medicamento homeopático

A menudo el médico homeópata utiliza medicamentos que son muy eficaces en el tratamiento de diversos problemas de salud, pero que son considerados pequeños medicamentos no por ser poco importantes, sino por tener pocas indicaciones clínicas.

Esto no es algo exclusivo de los medicamentos homeopáticos porque sucede del mismo modo con algunos medicamentos convencionales y con la fitoterapia.

El primero del que vamos a hablar es abrotanum, la artemisia abrotanum o abrótano macho, una planta herbácea, leñosa con olor a limón.

Si se te cae el cabello, recuerda aquellos anuncios

La tintura madre se prepara a partir de las partes aéreas. Contiene ácidos fenoles y flavonoides como el rutósido, un aceite esencial responsable de sus propiedades aromáticas y estomacales y cumarinas que le proporcionan un efecto colerético.

En la versión del doctor Andrés Laguna (cuya ilustración encabeza este artículo) del Dioscórides (médico, farmacólogo y botánico de la antigua Grecia, que vivió en Roma en el primer siglo de nuestra era) del que su De Materia Medica alcanzó una amplia difusión y se convirtió en el principal manual de farmacopea durante toda la Edad Media y el Renacimiento, se habla de las propiedades del abrótano macho y sus aplicaciones múltiples como planta medicinal.

La Artemisia abrotanum o abrótano macho es una planta que se usa en fitoterapia y en homeopatía. En fitoterapia se emplea en la actualidad como medicamento de problemas del aparato digestivo ( hepáticos, inapetencia, dispepsia con meteorismo), en los dolores menstruales y como antihelmíntico ( para los parásitos intestinales). De forma tópica se utiliza como antiséptico y estimulante del cuero cabelludo.

En los años 20 y 30 del pasado siglo se publicitaban en periódicos diversos preparados de abrótano macho para vigorizar el cabello y evitar su pérdida y en las décadas posteriores fueron la radio y la televisión impulsoras del empleo de esta planta para los problemas del pelo.

La debilidad, principal indicación de este medicamento homeopático

Todas las plantas de la artemisia tienen un posible origen etimológico en la palabra griega artemes (sano) y este significado es especialmente interesante en este medicamento homeopático que representa lo opuesto, la debilidad. Y como en griego clásico asthéneia cuyo sentido original es debilidad, termina significando enfermedad.

El abrótano macho es un medicamento muy utilizado en la astenia acompañada de pérdida de peso importante, por este motivo una de sus indicaciones principales es el tratamiento coadyuvante de procesos neoplásicos especialmente abdominales con la intención de mejorar el estado general del paciente.

Se relaciona también este medicamento con la pérdida hídrica, las diarreas y las malas condiciones nutricionales como deshidratación en los lactantes y las consecuencias de enfermedades crónicas debilitantes en el niño pequeño.

Los pediatras lo prescriben en determinados problemas de salud como la estenosis pilórica, el sangrado del ombligo en los lactantes, las epistaxis (sangrado por la nariz) e hidrocele. Y en los adultos se ha descrito su utilidad en el tratamiento de las hemorroides y accesos de gota con dolores articulares alternando con episodios diarreicos.

Grandgeorge describe metafóricamente a Abrotanum como un vampiro, porque las personas en las que suele ser útil son individuos que tienden a vampirizar el entorno captando la energía de sus familiares y amistades a las que dejan chupadas provocándole astenia.

Bibliografía

Arteche A, Güenecha JI, Uriarte C, Vanaclotxa B. Fitoterapia. Vademecum de prescripción de plantas medicinales. CITA. 1994

Demarque D, Jouanny J, Poitevin B, Saint-Jean Y. Farmacología y materia médica homeopática. CEDH. 2010

Díez Llambrich X. Medicamentos homeopáticos de acción puntual. Pequeños remedios homeopáticos. Masson.1996

Grandgeorge D. El remedio homeopático. Lo que la dolencia nos dice. Kairós. 1992

Pedacio Dioscórides Anazarbeo. Acerca de la materia medicinal, y de los venenos mortíferos. Versión del doctor Andrés Laguna. 1566. MRA. 1994 páginas 282-283

Vannier L. Materia médica homeopática. Porrúa. 2000

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

2 Comentarios

Comentar
  • Querido José Ignacio, qué interesante y completo es este post.
    Y qué bueno que tu información se corresponda con la experiencia.
    El Abrótano, sin duda es supereficaz, al menos para mí y para le gente de mi entorno, como por ejemplo los hijos y nietos con estrés y cansancio, por exceso de trabajo y/o, de exámenes.
    Muchísimas gracias, como siempre, y un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014-2022 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar