A favor del vegetarianismo y la Homeopatía en niños

Última modificación: 12-11-2015 12:01:44

¿Es saludable la dieta vegetariana para los niños? Pues según la Asociación Americana de Dietética (ADA), sí. Y no sólo eso sino que además asegura que puede ser de gran interés en el tratamiento y la prevención de algunas enfermedades.

Esta asociación afirma que las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas para las distintas etapas del ciclo vital y cubren las necesidades nutricionales de bebés, niños y adolescentes. Y cuando hablan de dietas vegetarianas incluyen las veganas, esto es, las dietas en las que no se come ningún alimento de origen animal, como son la leche y los huevos, salvo la leche materna o la de sustitución durante la lactancia, por supuesto.

Existen muchos mitos alrededor de la necesidad de consumir carne, leche y otros derivados animales que no se sustentan más que en la creencia y, aun así, incluso los propios médicos seguimos insistiendo a nuestros pacientes con ellos.

Por ejemplo, esta cosa de hacernos tomar leche como si fuéramos terneros durante toda nuestra vida no tiene el menor sentido fisiológico. La leche es un alimento adaptado para un periodo concreto de la vida, la lactancia, fuera del cual no deja de ser, como mínimo, un alimento innecesario cuando no perjudicial.

El mito de que la leche es necesaria durante toda la vida para mantener la salud de nuestros huesos no se sostiene bajo ningún aspecto, ni fisiológico ni científico. De hecho, las mujeres del sudeste asiático, que no incluyen lácteos en su dieta, tienen un índice de osteoporosis inmensamente menor que las mujeres occidentales, saturadas de lácteos. Ningún mamífero sigue tomando leche después del destete, los herbívoros comen hierba y los carnívoros carne. Y sus huesos, fabulosos.

Pero hay otro aspecto del vegetarianismo que me parece absolutamente destacable, y es su vertiente solidaria. Y me explico, el hambre que en este planeta sufre gran parte de su población no tiene que ver con la escasez de recursos sino con el mal reparto de la riqueza y con el excesivo consumo de proteína animal por parte de los que pueden hacerlo. Con los recursos que se necesitan (energía, agua, cereales…) para criar un kilo de carne alimentaríamos a diez veces más personas de las que alimentará ese kilo de carne. Y además de una forma más saludable para las personas y más sostenible para el planeta.

El vegetarianismo no es solo una opción de salud, es también una opción de solidaridad con los que menos tienen y con nuestro propio planeta. Y, sobre todo, es una opción de amor y de respeto por los que más sufren nuestra ansia de carne, los animales. Es una opción de sensibilidad.

Ser vegetariano significa decidir vivir infringiendo el menor daño posible a otros seres. ¿Podemos vivir sin matar y sin maltratar a otros animales? Sí podemos. Y el vegetariano elige hacerlo.

Entender que podemos, y que debemos, pasar por este mundo causando el menor dolor posible a todos cuantos lo habitamos debiera ser la consigna fundamental de todos los sistemas educativos. El entender que el ser humano no tiene el derecho de explotar este planeta y a quienes lo habitamos, sino el deber de cuidarlo y de respetarlo sería tan revolucionario que acabaría con todos los problemas de este mundo.

Y en ese mundo mejor, la Homeopatía sería la principal terapéutica que usaríamos los médicos porque cumple con esta máxima, “lo primero, no hacer daño”. Una terapéutica respetuosa con el medio ambiente en su forma de elaboración, que consume poquísimos recursos, que carece de efectos adversos relevantes asociados a su toma, con la que podemos tratar a personas, animales y plantas, que entiende a la persona como un ser global inmerso en su entorno y en su realidad, eso es la Homeopatía. Y no nos engañemos, nunca alanzaremos la salud en un planeta enfermo. Y nuestro planeta está muy enfermo.

Recuerdo una frase maravillosa que una vez escuché a Facundo Cabral, y decía algo así como que si los malos supieran lo beneficioso que es ser buenos, serían buenos aunque solo fuera por el negocio.

No me digáis que la bondad no es la gran revolución que necesita este mundo, ¿no os parece?.

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

3 Comentarios

Comentar
  • Hola: me pareció muy interesante el artículo de homeopatía pero no estoy de acuerdo en presentarlo asociado o junto al de vegetarianismo como si indefectiblemente estuvieran asociados. Mas allá de compartir o no el vegetarianismo en niños, también soy médica homeópata y creo que el principal enemigo que tiene la homeopatía es que se la presente comúnmente asociada a prácticas que no tienen que ver con la ciencia de la medicina. Se habla de esencias florales, terapias con hierbas y suplementos que no tienen nada que ver con la rigurosisad homeopatíca. La homeopatía es un posgrado médico y debemos considerarla independientemente de otras prácticas. Saludos
    Dra. Claudia Califra

    • Buen día Claudia.

      Lo primero y más importante, muchas gracias por leernos y por tu comentario. Es una alegría y un estímulo para seguir divulgando eso que hacemos todos los días que es cuidar de nuestros pacientes integrando la homeopatía en nuestra práctica médica.

      En cuanto al post, en ningún caso vinculo el vegetarianismo con la homeopatía desde un punto de vista médico, aunque los dos puedan ser fuentes de salud. Lo primero es una forma de alimentarse y lo segundo una terapéutica médica. Lo que digo es que las dos, el vegetarianismo y la homeopatía, comparten un afán: no hacer daño.

      Y siento profundamente que tanto la homeopatía como el vegetarianismo serían la medicina, déjame que la llame así, y la forma de alimentarse de una sociedad, de una humanidad, hacia la que quiero creer que nos encaminamos. Una humanidad de personas que han comprendido que solo tiene sentido pasar por esta vida con un objetivo, causar el menor daño posible a nuestro paso.

      El vegetarianimo y la homeopatía no tienen nada que ver y a la vez comparten lo más importante. Es bonito, ¿verdad?.

      Te mando un saludo muy cordial y espero poder seguir encontrándonos en este blog, que es el tuyo también.

      • Que alegría leer estas cosas de un profesional de la medicina. Ojalá todos pensaran igual! Acabo de verle en el programa de La Sexta, «Más vale tarde» y buscando su nombre para saber más sobre la homeopatía he leído este artículo y como vegana que soy no puedo estar más de acuerdo. La mejor medicina es nuestro alimento 😀
        Saludos y enhorabuena por su profesionalidad y conocimientos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualizado el 16-11-2018 14:47:06 - © 2014-2018 Hablando de Homeopatía

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. HdH® no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. Aceptar