10 enfermedades para las que recomiendo la homeopatía como mejor opción de tratamiento

Yo creo que hay conceptos y términos habituales que debiéramos cambiar como, por ejemplo, el de medicinas complementarias.

Cuando una terapéutica, un medicamento, una práctica médica es eficaz sencillamente tendrá, el propio médico que la conoce y la utiliza, que encontrar su lugar en la estrategia de tratamiento. Una terapéutica, como la homeopatía, unas veces ocupará el lugar principal dentro de un tratamiento, otras acompañará y complementará a otros medicamentos o terapéuticas y en otros muchos casos será la única necesaria para aliviar o curar la dolencia del paciente. Como suelo decir muchas veces, no hay buenos y malos medicamentos sino buenas y malas estrategias de tratamiento.

Para mí la homeopatía no es una medicina complementaria a la que acudo cuando me parece que puede valer la pena. Para mí la homeopatía es una forma de acercarme a la patología del paciente, de valorar e interpretar sus estudios clínicos y pruebas complementarias, los signos y los síntomas de su enfermedad, su historia (clínica y personal) y así, usando los ojos de la homeopatía, llegar al tratamiento que considere idóneo para mi paciente. Y muchas veces serán solo medicamentos homeopáticos los que prescriba a mi paciente porque considere que es la mejor estrategia de tratamiento que tengo entre todas las que yo, como médico, soy capaz de utilizar y proponer.

Y, en relación con todo esto de lo que hoy estamos hablando, quería compartir con vosotros 10 situaciones habituales en la consulta en las que, en base a mi experiencia, considero a los medicamentos homeopáticos como la mejor opción de tratamiento por su rapidez, eficacia y seguridad. Ahí van:

1. El herpes.

Muy pocas personas no han pasado alguna vez un cuadro de herpes, una “calentura” de esas que te salen en la boca o por la cara cuando tienes un resfriado, una gripe, estás cansado o pasando por un momento de mucho estrés emocional. Tus defensas bajan y el virus coloniza produciendo esas lesiones vesiculosas tan molestas y, digámoslo también, tan antiestéticas.

Pues medicamentos como APIS MELLIFICA, RHUS TOXICODENDRUM o MEZEREUM hacen que estas lesiones evolucionen de manera sorprendentemente rápida acortando de forma notable el tiempo de evolución y las molestias. Yo sin duda os digo que es el tratamiento más rápido y eficaz que conozco. Espectacular.

2. La gripe y los resfriados comunes.

Eso de que la gripe y los resfriados se curan en siete días sin tratamiento y en una semana con tratamiento… es cuando no cuentas con la homeopatía. OSCILLOCOCCINUM, ALLIUM CEPA, NUX VOMICA, KALI BICHROMICUM, CORYZALIA… son solo algunos de los medicamentos que uso habitualmente en el tratamiento de estos cuadros y que me permiten no solo mejorar la sintomatología sino acortar el tiempo de evolución, mejorar la convalecencia y evitar complicaciones.

Y, por cierto, el OSCILLOCOCCINUM es el antigripal más consumido en Francia. Como dato.

3. Las gastroenteritis agudas.

Estos cuadros, que desde el abordaje convencional solo podemos “observar e hidratar”, tienen un  tratamiento muy rápido y eficaz con la homeopatía. Los medicamentos que con más frecuencia suelo emplear son ARSENICUM ALBUM, PODOPHYLLUM y ALOE COMPOSÉ, como os digo, entre otros. Y, como podéis imaginar, es especialmente gratificante contar con estos medicamentos cuando tenemos que tratar estas diarreas en bebés o en mujeres embarazadas.

4. Los moluscos contagiosos.

Estas lesiones tipo verruga que salen con mucha frecuencia a los niños por todo el cuerpo pueden ser un verdadero calvario porque su forma habitual de tratar es bastante agresiva y porque las recurrencias después de estos tratamientos son también bastante frecuentes. Y es maravillosos ver la cara de los padres cuando vuelven a la consulta y te cuentan (y, claro, tú lo ves) cómo las lesiones van desapareciendo sin tener que someter a su hijo a curetajes. Mi experiencia con estos moluscos es extraordinaria usando medicamentos como CINNABARIS, DULCAMARA, THUYA o MEDORRHINUM. Me acuerdo de un caso muy curioso y espectacular que se curó con PLATINA. En homeopatía, no lo olvidemos, siempre hay que intentar individualizar.

5. Los papilomas.

En estas lesiones, también verrucosas, que aparecen en las plantas de los pies, que son tan dolorosas muchas veces y que, como los moluscos, tienen un tratamiento tan molesto y muchas veces tan poco eficaz, yo he tenido magníficos resultados usando medicamentos como THUYA, ANTIMONIUM CRUDUM y NITRICUM ACIDUM. No son los únicos medicamentos que he usado pero sí los que más alegrías nos han dado, a mí y a mis pacientes.

6. Las úlceras varicosas.

Es muy frecuente que en las personas con una insuficiencia venosa severa el trofismo de su piel, como consecuencia de ese mal retorno venoso, se altere tanto que cualquier pequeña lesión que se produzca en ella acabe derivando en úlceras de muy tórpida evolución y muy difíciles de tratar. Medicamentos como CARBO ANIMALIS, CARBO VEGETABILIS, SECALE, ARSENICUM ALBUM, o KALI BICHROMICUM,entre otros, hacen que el pronósticos de estas úlceras cambien totalmente y podamos ver como evolucionan hacia la curación.

 7. La tos y los catarros.

Hay muchos medicamentos en homeopatía indicados en la tos, según cuáles sean las características de esta. Pero hay uno que yo uso con mucha frecuencia y que, en muchas ocasiones, el mismo paciente te cuenta que ya se lo habían recomendado (un familiar, amigo, el farmacéutico…), el STODAL. Es un medicamento de tos de amplio espectro, es decir, que te permite tratar distintos tipos de toses con el mismo medicamento. Lo podemos encontrar en la farmacia en forma de gránulos y de jarabe con lo que te permite elegir la forma farmacéutica más aconsejada según se trate de adultos, ancianos, niños e. incluso, bebés.

8. Los traumatismos.

En muchas ocasiones ante golpes, torceduras, sobrecargas musculares, contracturas…solo tenemos la opción del antiinflamatorio que calma el dolor y la inflamación sin ayudar en el propio proceso de recuperación y con serios problemas de tolerancia por parte del paciente en muchas ocasiones. Aquí medicamentos como ARNICA, RUTA, CUPRUM METALLICUM, SYMPHYTUM, APIS, BRYONIA o LEDUM no solo mejorarán la sintomatología del paciente sino que acortarán y optimizarán el proceso de curación al estimular los procesos reparativos que el organismo pone en marcha en estas circunstancias.

9. Los cólicos del lactante.

Qué malos ratos y qué malas noches se pueden pasar por algo como son los cólicos de los bebés y que poco podemos hacer salvo que contemos con medicamentos homeopáticos como COLOCYNTHIS, NUX VOMICA o LYCOPODIUM. Sencillo, rápido, eficaz y seguro.

10. Los terrores nocturnos.

No es algo que les ocurra a todos los niños pero cunado las sufren son muy angustiosas, para los padres y para el propio niño, y desde un abordaje convencional poco podemos hacer más que tranquilizar a los padres hasta que se vayan pasando. STRAMONIUM no es el único medicamento que podemos usar en estas situaciones pero sí que probablemente sea el más frecuente y el más espectacular en sus resultados.

Y todo esto que os cuento tan solo es un pequeño Top Ten de las dolencias más frecuentes que veo en la consulta a diario. Podría haber hecho un Top 20 o un Top 30 porque realmente son infinidad las situaciones clínicas que vemos diariamente en la consulta en las que el mejor tratamiento, el más seguro y el más eficaz, resulta ser el homeopático.

Pero como también siempre suelo decir, el mejor medicamento es el que el paciente necesita. Y si ese medicamento es un medicamento homeopático, no se lo neguemos.

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

41 Comentarios

Comentar
  • La Homeopatia trata el sobrepeso o la obesidad.
    Yo tengo sobrepeso que vino despues de una fuerte depresion,tambien tengo psoriasis severa generalizada , artritis psorisica y tambien elefantiasis en la pierna derecha.
    Mi tratamiento es con medicacion biologica_ COSENTYX SECUKINUMAB 150mg/ml dos inyectables por mes y con un desinflamatorio OXA B12 _ 1 por dia y en el invierno 2 por dia y el metrotexato x 15mg no lo tomo por que me altera el higado . La psoriasis empezo a fines del 2000, la artritis a fines del 2007, la depresion a principios del 2000 y la elefantiasis en el 2013. Espero su respuesta_ Muchas Gracias

  • Hola Mario.

    No tengo esa experiencia. Lo que sí te diré es que trato y he tratado a pacientes con esta dolencia y el introducir la Homeopatía en su estrategia de tratamiento ha sido de gran utilidad. Además de contar con medicamentos muy activos a nivel de la función hepática y a nivel del sistema inmunológico también podemos ayudar al paciente con síntomas concretos como el cansancio o la ansiedad tan frecuentes en el transcurso de esta patología. Individualizar el tratamiento y apoyarnos en el medicamento de terreno de cada paciente es también básico a la hora de conseguir los mejores resultados.
    Creo que en patologías como esta el concepto de Medicina Integrativa adquiere su máxima expresión.

    Te mando un saludo muy afectuoso que atraviese todo un océano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

® Hablando de Homeopatía 2014