¿Se puede tratar una otitis con homeopatía?

La respuesta es sí.

Una buena experiencia clínica y el conocimiento adecuado de los medicamentos homeopáticos permiten tratar procesos tanto agudos como crónicos o de repetición que afecten al oído. No se es especialista en homeopatía solo por utilizar medicamentos homeopáticos. Un profesional homeopático sabrá aunar en la práctica el conocimiento de la farmacología convencional y el homeopático, de modo que pueda elegir los medicamentos convenientes en cada situación. El tratamiento de la otitis es un ejemplo de ello.

La otitis, en sus formas infecciosas, es una de las enfermedades más frecuentes de la infancia. Al año se dan más de 750 millones de casos de esta patología. Antes de los 5 años, el 90 % de los niños habrá tenido una otitis y el 30 % de ellos tenderá a repetirla. Un porcentaje que aumenta si los niños tienen menos de un año.

El sufijo “itis” hace referencia en medicina a inflamación y/o infección. Por lo tanto cuando hablamos de otitis hablamos de un proceso inflamatorio y/o infeccioso que puede tener múltiples causas y localizaciones en el oído. Por su frecuencia, en la mayoría de los casos se tratan de otitis media, es decir, la que afecta al oído medio, cavidad detrás del tímpano en la que se aloja la cadena de huesecillos  que transmitirá el sonido al oído interno.

La causa fundamental son las infecciones por virus y sobre todo por bacterias, entre las cuales el neumococo (streptococco pneumoniae) ocupa un lugar predominante.

El que se produzca un cuadro de esta enfermedad cuando se tiene un catarro también se ve facilitado por otras circunstancias como la asistencia a guarderías, el estado inmunitario del niño, el humo del tabaco, los antecedentes familiares, el sexo masculino, los meses de invierno, la alimentación con lactancia artificial, etc.

El síntoma que todos conocemos asociado con una otitis es el dolor del oído, pero también puede haber, en función de la edad del paciente, fiebre, irritabilidad, supuración o diarrea. Aunque el diagnóstico parece fácil, es erróneo en más de la mitad de los casos.

Las recomendaciones de las principales guías de tratamiento apuntan a que dada su alta tasa de resolución  espontánea (entre un 60 y un 80 %), la baja incidencia de complicaciones graves y el beneficio limitado del tratamiento antibiótico, la prescripción generalizada de antibióticos en todos los niños con otitis media no está justificada.

Para la mayoría de los niños con esta enfermedad en estado leve o diagnóstico “incierto”, puede ser apropiada una actitud de espera y la utilización de analgésicos, reservando el uso de los antibióticos solo si los síntomas continúan al cabo de 48-72 horas.

Por lo tanto, salvo que el niño sea menor de dos años o se sospechen complicaciones solo debemos calmar el dolor y la inflamación. Ahora bien, es necesaria una vigilancia médica del cuadro si los síntomas persisten para adaptar el tratamiento a la evolución clínica.

¿Y por qué no hacerlo con medicamentos homeopáticos como Belladona, Ferrum Phosphoricum o Capsicum Annuum? Conseguiremos un efecto rápido, adaptado a la frecuencia de los síntomas, podremos utilizarlos a cualquier edad, serán bien aceptados por el niño, no afectaran a su aparato digestivo, no es de esperar efecto secundario alguno.

Y ¿qué ocurre con el niño que repite las otitis una y otra vez?…

En este caso los medicamentos homeopáticos prestan un especial servicio  a la terapéutica. Con medicamentos como Aviaire, Ferrum Phosphoricum, Tuberculinum, Silicea o Pulsatilla podremos ayudar a evitar las recaídas, especialmente cuando se trata de las llamadas otitis serosas. Éstas últimas son frecuentes en la infancia y en las que la cirugía se impone como única alternativa a los antibióticos. Kalium Muriaticum, Mercirius Dulcis o Manganum Metallicum son muy eficaces para solucionar los problemas de “moco en el oído”, pudiendo actuar también con medicamentos como Agraphis Nutans o Thuya, sobre las vegetaciones o adenoides que suelen acompañar a estas otitis serosas y también de resolución exclusivamente quirúrgica y por encima de los 4 años.

Visto lo visto, cualquier lector podría hacerse la siguiente pregunta:

¿Por qué entonces hay tantas voces en contra de la homeopatía?

La respuesta es muy sencilla: se aprovecha cualquier noticia relacionada, aunque sea de lejos, con la práctica de la homeopatía para atacar a los medicamentos homeopáticos. Y lo que es peor: se ataca de manera furibunda a los que la prescriben y la toman. Incluso algunos medios de comunicación lo hacen estirando la noticia de manera tendenciosamente forzada, y sacando de contexto de manera premeditada, informaciones en contra de esta medicina sin contrastar los hechos, buscar la opinión discrepante y hasta negándose a publicarla.

En ningún medio de comunicación se hace una descripción detallada de cómo sucedieron los hechos, si bien la conclusión es siempre la misma:

Como los padres acudían a un médico homeópata se negaron a darle antibióticos”, lo que convierte al médico que trataba al paciente en actor principal del desenlace, sin saber siquiera si utilizaba también fármacos convencionales como suele ocurrir con cualquier médico homeópata, si se trata de un caso de mala praxis, de una actitud negligente de los padres o si el niño había sido visitado al iniciar el proceso.

Después de 38 años tratando niños, creo tener la solvencia suficiente para afirmar que puedo tratar muy diversas patologías del oído con medicamentos homeopáticos y recurrir a medicamentos convencionales o a combinarlos según el estado y evolución del paciente, y eso, le pese a los medios de comunicación o a los “divulgadores”, señores míos, es medicina.

Sobre el Autor

Dr. Jorge Manresa
Dr. Jorge Manresa

Soy Jorge Manresa, pediatra y Experto Universitario en homeopatía desde hace mas de 25 años, y sobre todo curioso, muy curioso. Trabajo en un Centro de salud de Cartagena (Murcia) y en mi consulta privada. Como el resto de mis compañeros de blog, me pierde el transmitir a otros compañeros y a todo aquel que quiera oírme, las satisfacciones que me aportan los medicamentos homeopáticos en el trabajo diario.

Por eso, participo en Cursos de Experto Universitario, Seminarios, Congresos…y en todos aquellos foros en los que puedo comunicar mi experiencia. Y os lo advierto, soy incansable

2 Comentarios

Comentar
  • Me ha interesado mucho su articulo.
    Ya sé que usted trabaja en Murcia y nosotros vivimos muy lejos, habría la posibilidad de poder hablar por telefono o e-mail sobre mi hijo?
    Muchas grácias.

    • Hola Laura, mi teléfono es 968528316. Si me deja su teléfono me pondré gustosamente en contacto con usted para aclarar sus dudas.

      Un cordial saludo y muchas gracias por leernos; nuestro interés es elaborar contenidos que puedan ayudar a los pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

® Hablando de Homeopatía 2014