Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes

¿Qué es la Homeopatía?

El término Homeopatía hace referencia habitualmente tanto al método terapéutico que utiliza medicamentos homeopáticos como, en general, a los propios medicamentos homeopáticos.

Una aproximación sencilla a la Homeopatía es la definición que propone la RAE y que la califica como un “sistema curativo que aplica a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían al hombre sano síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir”.

Otras definiciones explican la Homeopatía como un “método terapéutico que aplica clínicamente el fenómeno de similitud y utiliza las sustancias medicamentosas en dosis débiles o en altas diluciones” ().

Como señala el Libro Blanco de la Homeopatía, el término tradicionalmente ha contemplado un gran número de definiciones basadas en tres principios básicos expuestos por Hahnemann en 1796 ().

  • Similitud: las enfermedades pueden curarse por sustancias que producen, en las personas sanas, efectos semejantes a los síntomas manifestados por el paciente. Se ha constatado que a menudo hay un paralelismo entre los efectos tóxicos y los efectos terapéuticos de una sustancia medicinal. Por ejemplo, en el caso de la Belladona. Desde la antigüedad es conocido que esta planta produce, entre otras manifestaciones, una sequedad intensa de las mucosas, congestión, enrojecimiento del rostro y estados febriles con mucha sudoración. Pues bien, los principios activos homeopáticos elaborados a partir de la belladona, se utilizarán por ejemplo, en pacientes con fiebre elevada, sudoración o sequedad en las mucosas.
  • Uso de altas diluciones: Para aprovechar los efectos terapéuticos de las sustancias y al mismo tiempo reducir su toxicidad los principios activos son sometidos a un proceso de diluciones y agitaciones estandarizadas sucesivas. El grado de dilución se ajusta al tipo de enfermedad y al modo de enfermar del paciente.
  • Individualización del tratamiento: Los medicamentos homeopáticos, sobre todo en tratamientos crónicos, se prescriben según un análisis minucioso e individualizado que realiza el médico homeópata al paciente. Una observación en la que el facultativo especializado en Homeopatía estudia al enfermo y sus circunstancias y forma de enfermar y vivir la enfermedad, sin limitarse a la patología o a los síntomas que padece. En definitiva, es el estudio del terreno individual que está en sintonía con los conocimientos genéticos e inmunológicos actuales. La Homeopatía entiende, por tanto, la enfermedad en el contexto vital de una persona y respeta y utiliza la sensibilidad, la forma personal de reaccionar de cada enfermo, considerado bajo el ángulo de su unidad psicosomática particular.
¿Cómo actúa la Homeopatía?

La Homeopatía participa en el proceso de la enfermedad, ayudando al organismo a reaccionar y recuperar el equilibrio a través del estímulo de los mecanismos de defensa y de regulación. Es una terapéutica que se enfoca desde el punto de vista biopsicosocial: entiende la enfermedad en el contexto vital de cada persona, siendo el individuo y su forma de enfermar el centro del estudio y no solo su enfermedad ().

La Homeopatía no actúa contra el síntoma para suprimirlo sino que actúa favoreciendo las posibilidades naturales del organismo, orientándolo hacia una respuesta adaptada contra la agresión o desorden que ésta ha producido en el organismo.

Los medicamentos homeopáticos, por su utilidad, excelente tolerancia y ausencia de efectos secundarios relevantes descritos, están indicados, en general, para cualquier persona, incluso bebés, niños, mujeres embarazadas y pacientes polimedicados. Se utilizan como tratamiento único o combinados con otros fármacos convencionales, tanto en enfermedades agudas (gripes, tos, diarreas, contusiones, etc.), como crónicas (alergias, dermatitis, asma, ansiedad, etc.) y en infecciones de repetición (cistitis, otitis infantiles, etc.), e incluso en cuidados paliativos.

¿La Homeopatía es alternativa o complementaria?

Medicina solo hay una, y la homeopatía es una terapéutica, una herramienta más al servicio de profesionales y pacientes, perfectamente complementaria con otras estrategias terapéuticas. De esta forma, la Homeopatía puede utilizarse de forma exclusiva para ciertas patologías, sobre todo en agudo (gripes, tos, diarreas, contusiones, etc.), o como complemento de los tratamientos convencionales, sobre todo en pacientes con patologías crónicas (alergias, dermatitis, asma, ansiedad, etc.) o en infecciones de repetición (cistitis, otitis infantiles, etc.).

¿La Homeopatía y la Alopatía son dos medicinas distintas?

Medicina sólo hay una y la Homeopatía es una herramienta más dentro de la misma, como lo es la farmacología convencional (alopática). Cada profesional sanitario deberá decidir cuál es el mejor tratamiento para cada paciente, sabiendo que la Homeopatía es compatible con otros tratamientos

¿La Homeopatía es lenta?

La rapidez de los tratamientos, tanto de los homeopáticos como de los convencionales, depende de la enfermedad que estén combatiendo. Afecciones como estados gripales, tos, cólicos del lactante, dolor asociado a la dentición… requieren un alivio rápido, en horas o días. Sin embargo, las patologías que duran varios meses o incluso años, patologías más crónicas, como alergias, dermatitis, asma… suelen llevar más tiempo, tanto con medicamentos homeopáticos como con convencionales. Y es en estos tratamientos donde la Homeopatía es de gran utilidad, usada generalmente junto a los medicamentos convencionales, porque el objetivo será actuar sobre la capacidad del organismo para modular su respuesta, para ayudar a disminuir o espaciar las crisis o las recaídas.

¿La Homeopatía puede curar el cáncer?

La homeopatía no se presenta como una opción curativa en los tratamientos oncológicos pero puede utilizarse como terapia complementaria, en pacientes con cáncer, bajo control del especialista, para ayudar a mejorar el estado general, físico y anímico del paciente, y ayudarle a sobrellevar mejor los tratamientos.

¿La Homeopatía se puede tomar desde el nacimiento hasta la vejez?

Gracias al perfil de seguridad de los medicamentos homeopáticos se pueden administrar desde el momento en el que nace el niño (incluso desde el embarazo y en el parto) hasta en ancianos polimedicados.

¿Se pueden combinar los tratamientos homeopáticos con otros medicamentos?

En general, los medicamentos homeopáticos pueden tomarse junto a cualquier otro tratamiento farmacológico que esté siguiendo el paciente, para la misma afección o para otra distinta en función de los casos. En cualquier caso, siempre es recomendable informar al médico y al farmacéutico de todos los tratamientos que se esté siguiendo.

¿Qué papel tienen las distintas diluciones de los medicamentos homeopáticos?

Las diluciones en los medicamentos homeopáticos hacen que cada medicamento pueda ser adaptado a la patología y características de cada paciente. Normalmente, se utilizan diluciones más bajas para problemas sintomáticos o muy localizados y más altas para los casos crónicos o para conseguir impactos más globales en la persona.

¿El proceso de elaboración de los medicamentos homeopáticos es similar a disolver una gota en una piscina?

No, el proceso de fabricación de los medicamentos homeopáticos no consiste solo en diluir las sustancias, sino también en dinamizarlas de forma seriada: solo así se consigue obtener el principio activo. Este proceso es muy riguroso, está recogido de forma oficial en las Farmacopeas, y regulado dentro del mismo marco reglamentario que el resto de medicamentos, y como tales, los medicamentos homeopáticos son de venta exclusiva en farmacias.

El proceso parte de materias primas vegetales, animales, minerales y químicas, llamadas cepas, que se someten a un proceso de potenciación para la obtención de las diferentes diluciones o principios activos homeopáticos. La potenciación consiste en un proceso de diluciones y agitaciones estandarizadas sucesivas descrito en las farmacopeas oficiales para la obtención de los diferentes principios activos homeopáticos.

¿La posología de los medicamentos homeopáticos es independiente del peso y de la edad?

Tanto la experimentación como la práctica clínica indican que el efecto de los medicamentos homeopáticos depende de la frecuencia de la administración y no de la dosis del medicamento, siempre que se utilice una dosis mínima eficaz.

Esta característica de los medicamentos homeopáticos permite no tener que adaptar la dosis según el peso y la edad y poder adaptar la frecuencia según las necesidades del paciente.

¿No existe ningún anticonceptivo homeopáticos?

No, Precisamente porque la homeopatía actúa regulando los procesos naturales y equilibrándolos, no es posible conseguir la supresión de una función natural como lo es la ovulación. En cambio, se pueden regular los ciclos menstruales y aliviar los síntomas los mismos cuando son molestos.

¿El paciente debe informar al médico de cabecera si sigue un tratamiento homeopático?

Sí, siempre se debe informar al médico de todos los tratamientos que se está siguiendo.

¿La Homeopatía es eficaz en prevención?

Sí, los tratamientos homeopáticos pueden ayudar a regular el organismo y ayudarle a reaccionar mejor frente a las agresiones externas, por ejemplo, en el caso de las alergias.

¿Las embarazadas pueden tratarse con Homeopatía?

Sí, es posible tomar medicamentos homeopáticos durante el embarazo, siempre bajo supervisión del especialista, que podrá recomendar el tratamiento más adecuado para cada caso. De hecho, los medicamentos homeopáticos son de gran interés durante el embarazo, no sólo para las afecciones propias del embarazo (hemorroides, nauseas…) sino también para afecciones generales que pueden manifestarse durante el periodo de gestación (estados gripales, tos, dolor de garganta, alergias…); para la preparación al parto (ansiedad previa, por ejemplo), parto (ayuda en la dilatación…) y postparto inmediato (cansancio, ayuda a la recuperación, problemas durante la lactancia…).

¿Dónde puedo encontrar medicamentos homeopáticos?

Como todos los medicamentos, los homeopáticos son de venta exclusiva en farmacias.

¿Por qué algunos medicamentos homeopáticos no llevan prospecto?

Algunos medicamentos homeopáticos no llevan prospecto cuando toda la información necesaria (regulada por las autoridades sanitarias) está incluida en el etiquetado; se podría decir que el prospecto es la propia etiqueta. Es el caso, en general, de la mayoría de los medicamentos homeopáticos que no tienen una indicación terapéutica específica ni una posología determinada ya que pueden utilizarse para síntomas muy diferentes, en función del paciente. Por ejemplo, un mismo medicamento puede recomendarse tanto en caso de picaduras de insecto, como en insolación, fiebre, gripe…

¿Cuál es la diferencia entre Homeopatía y Fitoterapia?

Las principales diferencias residen en el proceso de fabricación, que en el caso de los medicamentos homeopáticos consta de fases sucesivas de dilución y dinamización (agitación estandarizada), que permiten reducir la incidencia de efectos secundarios relevantes, y en las exigencias para su registro en Europa y en España. Los medicamentos homeopáticos están sometidos a la misma regulación que el resto de los medicamentos en materia de instalaciones, personal y procesos, y son de venta exclusiva en farmacias. Sin embargo, algunos productos a base de plantas pueden encontrarse fuera de las farmacias. Además, aunque la mayoría de los medicamentos homeopáticos provienen de sustancias vegetales, como el árnica, también pueden proceder de sustancias animales (venenos de serpiente o de abeja, por ejemplo) químicas (como el arsénico) o minerales (como la sal de mar y otras sales).

¿Está la Homeopatía cubierta por la Seguridad Social en España?

No, aunque es el caso en otros países europeos como Francia, en España la consulta y los medicamentos homeopáticos no están financiados por la Seguridad Social.

¿Por qué hay que tomar los medicamentos homeopáticos fuera de las comidas?

La toma se debe hacer preferentemente fuera de las comidas para una mejor absorción del medicamento. Productos como la menta y el café, no interfieren en la acción del medicamento aunque es recomendable tomarlos con cierto tiempo de margen.

¿Los medicamentos homeopáticos sólo se presentan en glóbulos y gránulos?

Los medicamentos homeopáticos están disponibles en las mismas formas farmacéuticas que cualquier otro medicamento, como pueden ser comprimidos, jarabes, pomadas,… Asimismo, se puede encontrar en la forma farmacéutica más específica de la homeopatía: los gránulos y glóbulos.

Quiero tratarme con Homeopatía, ¿qué tengo que hacer?

En función del caso, la mayoría de los pacientes en España acceden a los medicamentos homeopáticos:

  • Acudiendo a su farmacia para que se los pueden recomendar en el caso de afecciones menores.
  • Cuando es preciso un diagnóstico, el paciente puede acudir a la consulta de su centro de salud o a su médico del seguro privado que pueden recomendarle un tratamiento que incluya medicamentos homeopáticos.
  • Para los problemas crónicos o complejos, los pacientes pueden acudir a un médico homeópata que sabrá cómo individualizar el tratamiento más adecuado.

() – 7. Jouanny, J; Crapanne, JB; Dancer, H; Masson JL. Terapeutica homeopatica. Tomo .
Posibilidades en patologia aguda. Editions CEDH International. 2000.

(2) – Libro Blanco de la Homeopatía. Cátedra Boiron de Homeopatía. Universidad de Zaragoza. 2013.

(3) – Ref del articulo con José Ignacio Torres Jiménez, Gonzalo Fernández Quiroga, Gualberto Díaz Sáez. Aportación de la homeopatía en la relación médico-paciente. Revista Médica de Homeopatía, Volume 7, Issue , Pages 39-45

Contacta con nosotros si deseas que incluyamos nuevas preguntas.
Ir a la página de Contacto

® Hablando de Homeopatía 2014