Por qué no me preocupa mucho la polémica sobre la homeopatía

Esta mañana una periodista me ha preguntado por qué la homeopatía tiene tantos detractores en el mundo científico y médico. En ese momento he respondido desde mi pequeño mundo homeopático, dentro del cual me preocupan estas opiniones diferentes a la mía sobre la eficacia de la homeopatía. Confío tanto en que es llamativamente beneficiosa -porque lo veo en mis pacientes y en la mayoría de los estudios- que unas pocas críticas ya me parecen que sean demasiadas. Y eso que las agradezco, porque me han llevado a intentar encontrar mejores maneras de comunicar sobre homeopatía, valga este blog como prueba de ese interés.

Unas horas más tarde me he topado en la web con una noticia sobre un nuevo libro contra la “Big Pharma“, esa industria farmacéutica convencional que a algunos se les antoja monstruosa y manipuladora. Confieso que yo mismo he trabajado en investigación para la industria convencional, y lo que allí encontré (en el centro internacional de investigación) fue pasión por el trabajo y rigor al hacerlo. También he trabajado como médico de familia y he agradecido poder disponer de numerosos medicamentos que, pese a estar a veces rodeados de polémica, resultaron eficaces en mi práctica y a mis pacientes.

Se me ha ocurrido hacer una breve búsqueda y he encontrado muchísimas noticas, blogs, libros y artículos, tanto científicos como divulgativos, en contra de algún medicamento convencional o de un cierto tipo de medicamento (incluso de los medicamentos en general); ¡muchos más que los que se publican en contra de la homeopatía! Además, las numerosas multas e indemnizaciones multimillonarias a los que periódicamente se enfrentan estos laboratorios se convierten en noticia con facilidad, igual que el debate de si un medicamento debe o no financiarse por el sistema público (como por ejemplo algunas vacunas) porque unos lo consideran muy eficaz pero otros, en cambio, no lo suficiente.

Me gustaría poder averiguar cuántas veces le pregunta un periodista a un cardiólogo o a un pediatra, sobre lo que piensa de la polémica que existe en torno a los medicamentos convencionales; o si le enfrenta al hecho de las crecientes resistencias a utilizar muchos de ellos por parte tanto de los médicos como de los pacientes. Ya puestos, que también le rete a explicar la desfinanciación de muchos medicamentos larga y ampliamente utilizados, bajo la justificación dada por la Administración de que se demuestra poca utilidad para el paciente bajo la lupa de la investigación (¿y hasta ahora no se dio cuenta?); incluso las propias revistas científicas publican a veces sobre la poca seriedad de la investigación (¡así, en general!) (Ioannidis J, PloSMed 2005) a pesar de que, insisto, mi experiencia personal en este sector fue muy positiva.

Imagino que seguirán preguntándonos sobre la “polémica científica” de la homeopatía, y que seguirán sin preguntar a otros especialistas sobre “los polémicos medicamentos convencionales“; pero quizás en lugar de presentar los estudios que los escépticos se niegan a leer y que explican la base científica y el éxito clínico de la homeopatía, solo quizás, la próxima vez responderé: “Comenzaré a preocuparme cuando la polémica llegue a ser la mitad de la que rodea a la farmacología convencional, o cuando los médicos que han probado la homeopatía empiecen a cambiar estos medicamentos por los convencionales y no al revés“.

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Médico y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, más tarde me titulé como Especialista Universitario en homeopatía clínica y tanto me atrajo su ejercicio (y sus resultados) que ahora soy profesor de homeopatía y formador-de-formadores en la academia internacional CEDH.

¿Qué me atrajo tanto? Descubrí que conociendo bien a los pacientes y sus problemas, y abriendo el abanico de posibilidades terapéuticas, podemos hacer más por cada uno de ellos. La homeopatía permite sacar el máximo partido a esta forma de trabajar, actualmente desde una unidad hospitalaria de oncología Integrativa en Madrid.

Mi experiencia en investigación se remonta a la Unidad de Investigación de Álava, y pasé a dedicarme a ella profesionalmente en la empresa de servicios médicos Softmed, en el Laboratorio Servier y luego en el Departamento Medico de Laboratorios BOIRON. Ahora impulso los esfuerzos de investigación y divulgación de varias sociedades científicas alrededor de la Homeopatía y la Medicina Integrativa. Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía, tanto de sus bases elementales como de su aplicación en la consulta.

En este blog, espero aportar las notas de actualidad sobre investigación de una forma accesible y, cuando pueda, divertida o sorprendente.

11 Comentarios

Comentar
  • Muchas gracias Gualberto por tocar este tema.
    Recuerdo el debate que surgió en 2005 por un artículo en una de las revistas médicas más famosas del mundo.
    Ese artículo proponía que la homeopatía no era mejor que el placebo. Creo que es uno de los que has mencionado en otro de tus posts.
    Me acuerdo que en aquel momento yo desempeñaba un cargo directivo en la Federación de Asociaciones Médicas Homeopáticas Argentinas y que decidimos no responder y “dejarlos pastar que engorden”, como decía mi abuela.
    Mi maestro de homeopatía decía “tengan miedo cuando la homeopatía se haga masiva”.
    Me alegra mucho que coincidamos en no preocuparnos por los enemigos de la homeopatía.
    Saludos para vos y tus compañeros del blog!

    • Gracias por tu apoyo!
      Es más fácil decirlo que hacerlo, esto de no preocuparse… Nos concentraremos en la segunda parte de la palabra, la de “ocuparnos”, y ocuparnos sobre todo difundiendo información interesante y rigurosa sobre homeopatía y no tanto tratando de defendernos.

      ¡Para eso está este blog!

      En todo caso agradezco a los críticos el impulso que nos dan para reflexionar más, adaptar el lenguaje y responder a dudas de las que a veces no somos conscientes ;)

  • […] Esta mañana una periodista me ha preguntado por qué la homeopatía tiene tantos detractores en el mundo científico y médico. Unas horas más tarde me he topado en la web con una noticia sobre un nuevo libro contra la “Big Pharma“, esa industria farmacéutica convencional que a algunos se les antoja monstruosa y manipuladora. Confieso que yo mismo he trabajado en investigación para la industria convencional, y lo que allí encontré (en el centro internacional de investigación) fue pasión por el trabajo y rigor al hacerlo. También he trabajado como médico de familia y he agradecido poder disponer de numerosos medicamentos que, pese a estar a veces rodeados de polémica, resultaron eficaces en mi práctica y a mis pacientes. Me gustaría poder averiguar cuántas veces le pregunta un periodista a un cardiólogo o a un pediatra, sobre lo que piensa de la polémica que existe en torno a los medicamentos convencionales; o si le enfrenta al hecho de las crecientes resistencias a utilizar muchos de ellos por parte tanto de los médicos como de los pacientes. Imagino que seguirán preguntándonos sobre la “polémica científica” de la homeopatía, y que seguirán sin preguntar a otros especialistas sobre “los polémicos medicamentos convencionales“; pero quizás responderé: “Comenzaré a preocuparme cuando la polémica llegue a ser la mitad de la que rodea a la farmacología convencional, o cuando los médicos que han probado la homeopatía empiecen a cambiar estos medicamentos por los convencionales y no al revés“. […] seguir leyendo […]

  • Pido permiso, para comentar un tema tangencial, pero a mi juicio central.
    Científico, es el que da el paso en el vacío, para observar, probar y aplicar otras formas. Y es que el trabajo de la ciencia, es ser una herramienta, no remitirse, al universo científico ya definido. Vamos, no ciencia por y para la ciencia, pues así llevamos mucho tiempo.
    Lo otro a comentar, es lo que veo en mi ejercicio como joven médico. Y es que, estoy decepcionado por lemas como “Vemos al paciente de manera global “, en el caso de la medicina interna , que sí, lo hacen y logran pero de manera laboratorística (hemograma , calcio, creatinina, etc), dejándo de lado, aristas fundamentales a la hora de ver a un individuo: su biografía, su emocionalidad y otros elementos. Me parece que la tecnología ha avanzado sola y la medicina está arcaica para el ser humano actual.
    Estoy aplicando la medicina tradicional oriental a la practica clínica, y estoy logrando a una escala reducida, disminuir el consumo de farmacos en pacientes, incluso en urgencias.
    Ofrezco disculpas por postear en este blog de homeopatía otro tema diferente, pero es irresistible poder escribir donde otros médicos han abierto la puerta a otras tendencias. Un saludo Gualberto.

    • Muchas gracias por interesarte por el blog, tu comentario encaja totalmente con su filosofía.

      Creo si bien la ciencia quizás podrá algún día explicarlo todo y la tecnología proveernos de casi todas las herramientas, nuestro universo esta lleno de matices y complejidades que hoy solo podemos intuir y sentir.

      Aprecio enormemente el esfuerzo que hacen muchos (super)especialistas por acercarse de forma integral/holistica al paciente, y a veces quisiera decirles algo como “lo que intentas, es mas fácil y efectivo abordándolo desde otro ángulo, como hacen otros métodos terapéuticos”. Me recuerda a la forma en que trataba de abordar la relación medico-paciente y la entrevista clínica cuando tenia, en el centro de salud, 5-10 minutos por paciente. Se pueden aplicar herramientas de comunicación que te acercan al paciente, pero no es comparable a dedicarle el tiempo necesario y reconocerle como persona.

      Termino con tu misma reflexión, que vuelvo a agradecerte: cuánto ha avanzado la tecnología medica (afortunadamente), y cuánto tenemos que recuperar y avanzar en el arte de la medicina, el que trata de personas además de enfermedades. Y no hablo de efecto placebo, sino de sentido común y de relaciones terapéuticas cuyo impacto se añade al efecto de los fármacos, de los hábitos, de los consejos y del consuelo. Todos ellos, por cierto, mejor elegidos y mas adaptados a la situación y necesidades del paciente.

      Un abrazo, compañero.

  • Estoy totalmente de acuerdo , yo soy un poco de esta opinión y de este enfoque , ¿porqué tenemos que estar siempre definiéndonos? yo hace tiempo que deje la defensa : No es mi cometido, yo me hice médico para ayudar a la gente con mis conocimientos, no para dedicarme a la defensa yo opino como tu : “Comenzaré a preocuparme cuando la polémica llegue a ser la mitad de la que rodea a la farmacología convencional, o cuando los médicos que han probado la homeopatía empiecen a cambiar estos medicamentos por los convencionales y no al revés“.
    Una sugerencia: Creo que en la página hay que hablar de homeopatía no dedicar tanto tiempo a defender la homeopatía frente a los ataques … pero si esto de atacarnos es casi bueno….debe de ser que ya ¡ somos muchos¡. Un saludo.

    • Jajaja pues es verdad que al mismo tiempo que “debemos dejar de preocuparnos”, se nos han juntado varios posts sobre el tema.

      “Somos humanos”, y nos dejamos llevar por el impulso natural de ofrecer respuestas a esas dudas manifestadas en los medios, y seguramente tambien de “desahogarnos” un poquito aprovechando que contamos con vuestro apoyo.

      Ya hemos preparado nuevas entradas sobre la homepatia, como muy acertadamente sugieres, que iras viendo salir las proximas semanas.
      Un abrazo

      • Hay una dicho que yo lo aplico a estos casos y por eso a mi no me quitan el sueno.
        Ande yo caliente riase la gente .
        Muchas gracias por vuestra labor es increible, no tengo palabras para agradecer a la gente que devuelve la salud sin causar dano y a quien da calidad de vida en los casos delicados.
        Un saludo y un gran respeto.

        • Gracias a ti, ya he visto que nos has regalado tu testimonio en otros post y eso es muy valioso para nosotros.

          Verdaderamente, en nuestra práctica clínica nos sentimos muy tranquilos y contentos con nuestro trabajo. Al mismo tiempo, como profesores y ahora también como blogueros sentimos que debemos aprovechar cada oportunidad de comunicar y estas situaciones que nos “mueven” por dentro suponen un gran impulso en ese sentido.

          Un abrazo

  • Ladran Sancho … señal que …

    Sumamente didáctica y clara la exposición del doctor Gualberto Diaz. No debemos olvidar que es humana la reacción al cambio … aunque sea para mejor, esto siendo bueno y no considerando los intereses espurios en el mundo que nos toca vivir, donde se hace reverencia al nuevo Dios … Dinero. Gracias.

    • Gracias por tu apoyo.
      Creo que algunas criticas si que tienen el interes “legitimo” del “esceptico” en defender aquello en lo que cree con sus argumentos, en seguida se nota cuando la critica es reflexiva y cuando es un copia-pega de argumentos repetidos a pesar de haber sido contestados ya.
      Paciencia e ilusion!
      Un saludo y gracias de nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

® Hablando de Homeopatía 2014