Para qué sirve la homeopatía en la menopausia

No merece la pena que me extienda aquí explicando cómo los cambios hormonales que la mujer sufre a partir de los (aproximadamente) 45 años o debido a un tratamiento por ejemplo para el cáncer de mama, repercuten en su organismo; está suficientemente explicado en numerosas páginas web muy fiables como ésta.

En primer lugar hay que saber que se trata de un motivo de consulta que llega con cierta frecuencia al médico homeópata, en parte porque los tratamientos convencionales y fitoterápicos están sometidos a cierta polémica o pasado un tiempo han pasado a rechazarse en determinadas situaciones (por ejemplo cuando hay un riesgo aumentado de padecer cáncer de mama). De hecho, es una de las situaciones abordadas no hace mucho en el congreso SAMEM sobre Salud y Medicina de la Mujer. En seguida debo añadir que con la homeopatía se pueden obtener muy buenos resultados.

Probablemente el síntoma más habitual del que se quejan estas mujeres es el de los sofocos. Cuando se nos presenta esta situación en la consulta, lo primero que hace un médico homeópata es preguntar por las particularidades de ese síntoma, que no son iguales para todos los pacientes, y por otros síntomas asociados, por ejemplo:

  • Cuándo son más frecuentes e intensos (¿por la noche?).
  • Si se limitan al rostro o se extienden a toda la cabeza, la espalda, o incluso todo el cuerpo.
  • Si se acompañan o no de sudoración.
  • Si se acompañan o no de escalofríos.
  • Etc.

El objetivo de hacer estas preguntas no es poner un medicamento para cada síntoma asociado, sino entender adecuadamente cómo son los sofocos en esa mujer en concreto para elegir, entre todos los medicamentos posibles, aquel que mejor se adapta a su perfil y que por tanto va a conseguir una respuesta mejor y más rápida. En este sentido, podemos esperar que ya en la primera semana los sofocos se espacien y disminuya su intensidad, y que en las semanas siguientes vayan despareciendo (o casi). Si esto no sucede no hay que claudicar, igual que haríamos con fármacos convencionales podemos plantear un medicamento homeopático alternativo que funcione mejor.

test menopausia

Además, como médicos que somos debemos preguntar por otras situaciones médicas que acompañan a este periodo de la vida y se ven influenciados negativamente por el cambio hormonal: osteoporosis, trastornos de ánimo (ansiedad y depresión), sequedad de mucosas (de lo que derivan dificultades para mantener relaciones sexuales), problemas metabólicos (hipertensión arterial, aumento del riesgo cardiovascular), etc.

Como médicos abordaremos todos estos riesgos y problemas para prevenirlos, diagnosticarlos y tratarlos. Como homeópatas, dibujaremos un perfil de paciente que puede responder globalmente a un medicamento homeopático determinado, porque gracias a él todos sus problemas podrán encontrar alivio.

Esta idea puede sonar idílica (y lo es), salvo porque ya tenemos un estudio que demuestra que está bien encaminada: Se dividió en tres grupos a 133 mujeres con depresión asociada a la perimenopausia, y se les dio placebo o bien fluoxetina (un antidepresivo convencional) o un medicamento homeopático (elegido en función de los criterios comentados). Como es lógico, tanto las pacientes que tomaron fluoxetina como las que tomaron homeopatía mejoraron de su depresión (y no lo hicieron las que tomaron placebo que es una sustancia inerte). Lo que es sorprendente (excepto si se conoce la homeopatía) es que las que tomaron homeopatía, y solo ellas, también mejoraron de los sofocos y de otros síntomas ligados a la menopausia (dolor de cabeza, irritabilidad, palpitaciones, cansancio, dolores musculares…). Me anticipo a la duda: sí, mejoraron de todos esos síntomas tomando un solo medicamento homeopático, no uno para cada síntoma.

Por eso el tratamiento homeopático puesto por un especialista es holístico. Por eso, porque se puede usar cuando otros fármacos están contraindicados, porque son muy bien tolerados, porque ayudan al organismo a regularse en lugar de “reprimir” sus síntomas… merece la pena intentar, primero la homeopatía.

Referencia:

Macías-Cortés Edel, Llanes-González, Aguilar-Faisal, Asbun-Bojalil. Individualized homeopathic treatment and fluoxetine for moderate to severe depression in peri- and postmenopausal women (HOMDEP-MENOP study): a randomized, double-dummy, double-blind, placebo-controlled trial. PLoS One. 2015 Mar 13;10(3):e0118440.

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Médico y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, más tarde me titulé como Especialista Universitario en homeopatía clínica y tanto me atrajo su ejercicio (y sus resultados) que ahora soy profesor de homeopatía y formador-de-formadores en la academia internacional CEDH.

¿Qué me atrajo tanto? Descubrí que conociendo bien a los pacientes y sus problemas, y abriendo el abanico de posibilidades terapéuticas, podemos hacer más por cada uno de ellos. La homeopatía permite sacar el máximo partido a esta forma de trabajar, actualmente desde una unidad hospitalaria de oncología Integrativa en Madrid.

Mi experiencia en investigación se remonta a la Unidad de Investigación de Álava, y pasé a dedicarme a ella profesionalmente en la empresa de servicios médicos Softmed, en el Laboratorio Servier y luego en el Departamento Medico de Laboratorios BOIRON. Ahora impulso los esfuerzos de investigación y divulgación de varias sociedades científicas alrededor de la Homeopatía y la Medicina Integrativa. Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía, tanto de sus bases elementales como de su aplicación en la consulta.

En este blog, espero aportar las notas de actualidad sobre investigación de una forma accesible y, cuando pueda, divertida o sorprendente.

2 Comentarios

Comentar
  • Gracias por tu testimonio!

    Me gusta que hables de “desdramatizar”, porque es muy cierto, y al mismo tiempo bastante poco fácil. De la misma manera que con enorme frecuencia una mujer a la que extirpan una mama siente que ha perdido parte de su feminidad (aunque no es “lógico” porque se puede poner una prótesis, como muchas lo hacen incluso sin necesitarlo) y que una mujer a la que se extirpa el útero siente lo mismo (aunque no tuviera ninguna intención de tener más hijos naturales), una mujer que “pierde” la menstruación también puede sentirse diferente en ese sentido.
    La mente es algo maravilloso en su complejidad, y a veces hace difícil la adaptación a nuevas circunstancias si no ponemos un poquito de “luz” en lo que corre por dentro de la persona a nivel emocional, y a nivel de las creencias más arraigadas e incluso inconscientes.
    Ahí también, por supuesto, la homeopatía puede facilitar la adaptación; pero sobre todo hace falta “comprensión” y “aceptación”.

    Por cierto, cuánto más bella es una persona que se acepta a sí misma. Que no es lo mismo que conformarse, uno puede aceptarse y todavía desear mejorar (y poner medios), solo que el “motor” de esa motivación funciona mejor y resulta menos agotador desde la aceptación de la realidad, del presente.

    Un abrazo

  • Yo puedo confirmar , lo bien que funciona.
    Ni sofocos ,ni depresiones , ni otros sintomas tipicos de la menopausia …vamos como una rosa .
    Y otra de las cosas que hay que hacer con la menopausia es desdramatizar , hay demasiado miedo a tener sintomas y drama alrededor de ello .
    Yo lo que recomiendo es ,en cuanto empieces a tener sintomas , cambios en la menstruacion etc…empezar con homeopatia ,asi lo he hecho y como he dicho anteriormente ,como una rosa je,je…
    Muchas gracias Gualberto por tocar este tema porque he visto y veo muchas mujeres que lo estan pasando mal y estan limitando su vida .
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

® Hablando de Homeopatía 2014