La Homeopatía es cara… sólo si no se usa

Ya había leído el artículo que se publicó en 2015 (1) sobre los costes de la homeopatía según los datos de una aseguradora en Alemania. Esta vez, Redacción Médica se me ha adelantado (2) con datos adicionales de los mismos investigadores (3), publicados hace poco más de 1 mes.

Para contextualizar: un equipo de investigadores obtuvo los datos de una de las aseguradoras que prestan servicio en Alemania. En concreto, describen que se trata de una aseguradora cuyo perfil de cliente es de un nivel económico y cultural discretamente superior a la media. Esta sociedad ofrece una modalidad de seguro que incluye la homeopatía como una prestación más (“integrated care contract”), así que pensaron que sería buena idea comprobar si los costes finales eran mayores para la aseguradora cuando se incorporaba esta modalidad. Ojo, hay que darse cuenta de que no se trata de homeopatía en vez de sino además de otras terapias incluida la farmacológica convencional, y el acceso a diferentes especialistas.

¿Qué me llamó la atención, como médico y como paciente, de estos estudios?

Las consultas eran más largas en el grupo que incorporaba la homeopatía, lo cual es lógico porque para el abordaje “holístico” es necesario recopilar bastante más información sobre el paciente.

Como consecuencia, y esto no lo había pensado, se incrementó el número de diagnósticos ya que al tener más tiempo para contar sus problemas, aparecían cosas que no llegaban a contar los que acudían a otro médico que resolvía sólo según la queja concreta que trajera su paciente. Estos diagnósticos adicionales con frecuencia requerían derivación a otros especialistas, con el consiguiente aumento no sólo de tiempo de consulta sino del número de ellas.

Cabe señalar que entre los diagnósticos adicionales fueron numerosos los relacionados con la salud mental (un 38,9% más). Como todos sabemos, cuando uno está enfermo es frecuente que ello repercuta en su estado de ánimo (y también a la inversa).

Por otro lado, los pacientes de mayor nivel cultural y con mayores posibilidades económicas tienden a estar más atentos a sus problemas de salud. Si además optan por cuidados integrativos, en general quiere decir que no sólo se conforman con “poder funcionar” sino que les preocupa obtener el mayor bienestar posible e incorporar buenos hábitos de vida con ayuda de profesionales preparados.

Es decir, que los pacientes atendidos bajo un concepto de cuidados integrales son más exigentes con su estado de salud y por ello atendidos de forma más exhaustiva. Como consecuencia se atienden problemas de salud que de otra manera no hubieran sido detectados, y se abordan específicamente problemas emocionales que de otro modo quedan desatendidos.

¿Qué me sorprende de la interpretación que hace Redacción Médica que, además, difiere de la interpretación de los propios autores?

Que se hagan eco de un estudio realizado con datos de una sola aseguradora, lo cual es muy diferente de las cuentas del estado.

Que además se hizo en Alemania, cuyo sistema sanitario es muy diferente y por tanto los resultados son difícilmente extrapolables a España.

Que no se hayan hecho eco de los numerosos estudios que han demostrado lo contrario, y que por cierto se mencionan en el estudio que nos ocupa (4, 5, 6) aunque de todos modos, los resultados siempre dependen de dónde y cómo se realicen los estudios.

Que no tengan en cuenta que la reducción global de costes es precisamente uno de los motivos aducidos por las más de 80 compañías aseguradoras que cubren la homeopatía en Alemania, para incorporarla a sus prestaciones.

Pero sobre todo, me parece inaudito que no consideren positivo que los pacientes estén mejor diagnosticados y que se aborde de manera más contundente su salud mental, a cambio de sólo un ligero incremento del gasto de una aseguradora. Es bien sabido que peores diagnósticos y problemas mentales sin atender, conllevan más problemas de salud futuros, y más graves.

Es más, se podría deducir que los pacientes vistos por otros médicos perdieron oportunidades respecto a los vistos por homeópatas: no detectaron todas las patologías incluso para su derivación a otros especialistas, y no se sirvieron de una herramienta terapéutica adicional.

Una cuestión que sin duda merecería ser analizada con detenimiento por las autoridades sanitarias. Porque el estudio describe claramente que los médicos homeópatas tenían formación tanto convencional como homeopática, y usaban ambas herramientas terapéuticas.

No me meto a valorar si su abordaje “mixto” era más eficaz (aunque es normal que sumar recursos conlleve sumar resultados), porque el artículo no hace ese tipo de análisis.

Por lo demás, los costes iniciales más elevados se van equiparando a los 18 meses (según el primer estudio) y a los 33 meses (según el segundo), así que ese mejor y más completo abordaje del paciente ¡ni siquiera implica que los costes crezcan indefinidamente! Además hay un dato a destacar: ¡sólo el 13% de los costes del grupo de homeopatía fueron debidos al médico homeópata!

Destacan algunas patologías en la noticia (depresión, migraña, rinitis alérgica, asma, dermatitis atópica y dolor de cabeza), y pareciera que son las únicas para las que se dio tratamiento homeopático. Las patologías son las habituales de cualquier consulta médica, el tratamiento podía ser homeopático pero no necesariamente (simplemente que cuando era homeopático, el seguro también lo incluía), y para esas patologías se hizo un análisis específico.

Por tanto, la noticia es que un sistema (en este caso un seguro de salud) que permita un abordaje holístico y homeopático: mejora la comunicación, mejora el diagnóstico, atiende mejor los aspectos emocionales vinculados, incorpora posibilidades de tratamiento adicionales y además lo hace a un coste que sólo aumentaría al comienzo del tratamiento.

Yo creo que la mayor parte de la gente apostaría por ello si le permitieran elegir.

¿Qué crees tú?

 

Referencias:
  1. Ostermann JK, Reinhold T, Witt CM. Can Additional Homeopathic Treatment Save Costs? A Retrospective Cost-Analysis Based on 44500 Insured Persons. PLoS One. 2015 Jul 31;10(7):e0134657. doi: 10.1371/journal.pone.0134657
    1. http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0134657
  2. Ostermann JK, Witt CM, Reinhold T. A retrospective cost-analysis of additional homeopathic treatment in Germany: Long-term economic outcomes. PLoS One. 2017 Sep 15;12(9):e0182897. doi: 10.1371/journal.pone.0182897
    1. http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0182897
  3. Ortega E. La homeopatía no es efectiva… y además sale cara. Redacción Médica. 2017 Oct 19.
    1. https://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/-la-homeopatia-no-es-efectiva-y-ademas-sale-cara-5168
  4. Jain A. Does homeopathy reduce the cost of conventional drug prescribing?: A study of comparative prescribing costs in General Practice. Homeopathy. 2003;4916: 71–76.
  5. Studer H-P, Busato A. Comparison of Swiss basic health insurance costs of complementary and conventional medicine. Forsch Komplementmed. 2011;18: 315–20.
  6. Baars EW, Kooreman P. A 6-year comparative economic evaluation of healthcare costs and mortality rates of Dutch patients from conventional and CAM GPs. BMJ Open. 2014;4: e005332.

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Médico y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, más tarde me titulé como Especialista Universitario en homeopatía clínica y tanto me atrajo su ejercicio (y sus resultados) que ahora soy profesor de homeopatía y formador-de-formadores en la academia internacional CEDH.

¿Qué me atrajo tanto? Descubrí que conociendo bien a los pacientes y sus problemas, y abriendo el abanico de posibilidades terapéuticas, podemos hacer más por cada uno de ellos. La homeopatía permite sacar el máximo partido a esta forma de trabajar, actualmente desde un centro médico de especialidades en Madrid.

Mi experiencia en investigación se remonta a la Unidad de Investigación de Álava, y pasé a dedicarme a ella profesionalmente en la empresa de servicios médicos Softmed, en el Laboratorio Servier y luego en el Departamento Medico de Laboratorios BOIRON. Ahora impulso los esfuerzos de investigación y divulgación de varias sociedades científicas alrededor de la Homeopatía y la Medicina Integrativa. Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía, tanto de sus bases elementales como de su aplicación en la consulta.

En este blog, espero aportar las notas de actualidad sobre investigación de una forma accesible y, cuando pueda, divertida o sorprendente.

2 Comentarios

Comentar
  • Que los abanderados del rigor científico manipulen la información de esta manera es muy triste. Por fortuna ahí estás para poner las cosas en su sitio. La realidad es la realidad le pese a quien le pase. Formidable el análisis, como siempre, con tu rigor y elegancia.
    Gracias y un abrazo muy fuerte.

    • Gracias Guillermo,

      Llega un momento en que, en cierta manera, agradezco el “estímulo” de las noticias escogidas y sesgadas porque nos obligan a ponernos las pilas y profundizar más y mas sobre nuestras certezas e incertidumbres, fortalezas y debilidades.

      Al final, hay un eje, un hilo conductor, que es de gran ayuda a la hora de tomar perspectiva: ¿que es mejor para el paciente? ¿Que tal si escuchamos sus preferencias y respetamos sus decisiones?

      Un abrazo compañero
      Gualberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

® Hablando de Homeopatía 2014