Homeopatía para la candidiasis de repetición

La vulvovaginitis candidiásica (VVC) es un problema de salud muy frecuente que afecta fundamentalmente a mujeres entre los 20 y 40 años.1

A los 25 años el 50% de las mujeres habrá tenido un episodio de VVC y el 75% de las mujeres pre menopáusicas habrá tenido al menos en una ocasión este problema.Se calcula que el 45% de las mujeres tendrán 2 episodios o más y que el 5% de las mujeres con VVC la sufrirá de forma recurrente. Incluso se han citado casos de más de 20 años de duración de una candidiasis crónica1.

La candidiasis vulvovaginal recidivante (CVVR)1 se define como 4 o más episodios de infección al año y ocurre en el 5% de las mujeres sanas.

Aunque se establece como criterio diagnóstico la presencia de cuatro episodios al año,también se podría considerar si se documentan dos episodios con cultivo positivo, e incluso hay autores que consideran que con un episodio cada año ya es suficiente para considerarla recidivante.

Factores predisponentes 

Aunque raramente se encuentran factores causales o predisponentes, se han propuesto algunos que se correlacionan con un aumento del riesgo de padecer esta enfermedad (Tabla 1) que podemos resumir en: nutricionales, anticoncepción, conducta sexual, factores relacionados con el huésped y factores psicosociales.

Tabla 1. Factores de riesgo de CVVR2

Tabla 1. Factores de riesgo de CVVR2

Etiología

Entre el 75-90% de las VVC son producidas por C. albicans,pero en las VVCR hay un porcentaje importante de especies no albicans como Candida glabrata(10-15%), C. tropicalis, C.krusei, y con menor frecuencia, C. kephyr, C. guillermondii. 

La recidiva se produce por persistencia de las levaduras en la vagina más que por reinfección vaginal.

Clínica y diagnóstico

El prurito vaginal es el síntoma más frecuente (90% de los casos). También pueden estar presentes leucorrea blanquecina escasa, sequedad vulvovaginal, dispareunia, dolor, irritación, ardor vulvar y disuria vulvar. Suele ser habitual el empeoramiento de los síntomas la semana previa a la menstruación y con la relación sexual.

El diagnóstico se confirma con el cultivo de exudado vaginal.

Tratamiento

En general el tratamiento de los episodios agudos es eficaz con el uso de anti fúngicos de tipo imidazol de forma tópica u oral.

El problema es mayor en el caso de la VVCR, y, por ello, se han propuesto diversos tipos de tratamiento (tabla 2)

Tabla 2. Tratamientos para la VVCR2

Tabla 2. Tratamientos para la VVCR2

Es importante en el tratamiento de las mujeres con VVCR proponer:

1) Tratamiento específico del episodio. Se tratarán los episodios agudos con los mismos fármacos que los utilizados en las formas asiladas (tabla 3) o episódicas con una duración más larga (1-2 semanas) siendo aconsejable un tratamiento combinado vaginal, oral y tópico cutáneo.

Tabla 3. Tratamiento específico del episodio

Tabla 3. Tratamiento específico del episodio1

2) Tratamiento de mantenimiento. Tendrá una duración de 6-12 meses y se llevará a cabo con imidazoles vaginales u orales y tópicos cutáneos (tabla 4). El clotrimazol y el itraconazol son los fármacos de elección.

El tratamiento de mantenimiento ha mostrado su utilidad para incrementar la calidad de vida de las pacientes afectas de VVCR, pero no tanto para conseguir una auténtica curación. Los resultados mejores son de un 70% al año.

Tabla 4. Tratamiento de mantenimiento

Tabla 4. Tratamiento de mantenimiento1

3) Tratamiento de los factores predisponentes. Es importante el tratamiento asociado de la vulva como órgano de reservorio y para tratamiento sintomático. Se considerarán los factores predisponentes (tabla 1) y su tratamiento adecuado.

Posibilidades de los medicamentos homeopáticos en el tratamiento de la VVCR

Cuando la enfermedad es recidivante, influye en la calidad de vida de estas mujeres, en su salud general y, en particular, en sus relaciones de pareja, por lo que la búsqueda de un tratamiento eficaz constituye una prioridad para ellas. Además, los tratamientos convencionales son a largo plazo y fracasan en un 30-40% de las pacientes.

El tratamiento con homeopatía, compatible si fuera necesario con cualquiera de los otros tratamientos propuestos, tendría como objetivo reforzar el sistema inmunológico de la paciente, disminuyendo de este modo las recidivas y buscando la curación de la enfermedad gracias a la posibilidad de establecer un equilibrio en la salud de estas mujeres.

Las principales ventajas de la homeopatía son su seguridad y eficacia, así como la individualización del tratamiento dependiendo de las circunstancias particulares de cada mujer: sus enfermedades previas y las de sus familiares, los síntomas que presenta habitualmente, el modo y frecuencia de la presentación de estos síntomas, así como otros aspectos de su constitución y modo de ser.

La homeopatía puede usarse como tratamiento sintomático en los episodios agudos (tablas 5) y de mantenimiento (tabla 6).

Tabla 5. Tratamiento episódico con medicamentos homeopáticos

Tabla 5. Tratamiento episódico con medicamentos homeopáticos4.

Los medicamentos homeopáticos de uso más frecuente3 son Helonias dioica, como principal medicamento sintomático, y Thuya, Silicea, Nitricumacidum, Medorrhinum, Calcareacarbonica, Pulsatilla, Sulphur, Sepia, Tuberculinum, Psorinum, Natrummuriaticum y Candida albicans como medicamentos de mantenimiento y factores predisponentes.

tabla-6Tabla 6. Tratamiento episódico y de mantenimiento con medicamentos homeopáticos3.

Como ejemplo del tratamiento con homeopatía de este problema de salud presento el caso de una paciente tratada en el Centro de Salud.

  • Paciente de 21 años que consulta por presentar desde hace 4 años candidiasis vaginal de repetición con episodios mensuales a pesar de haber estado utilizando anti fúngicos orales de tipo imidazólico durante los últimos 6 meses sin mejoría clínica.
  • Refiere leucorrea blanquecina escasa, prurito y escozor vaginal y dispareunia.
  • En el exudado vaginal: cándida albicansy streptococo agalactiae. Se realiza citología con resultado normal.
  • Tratamiento: Silicea 30 CH 5 gránulos al día + Sepia 15 CH 5 gránulos al día y Candidaalbicans30 CH 10 gránulos un día a la semana.
  • Un mes después está muy contenta porque es el primer ciclo en años sin síntomas. El exudado vaginal es negativo.
  • Tres meses después se muestra asombrada con los resultados porque está asintomática. Propongo reducir la dosis de los medicamentos con suspensión progresiva.
  • Diez meses después sigue asintomática y lleva 3 meses sin tratamiento.

Es un problema de salud frecuente que genera mucha sintomatología y sufrimiento, tanto físico como emocional, y que condiciona la vida de pareja de estas mujeres en gran medida. Además, su tratamiento habitual es prolongado, con fármacos con posibles efectos adversos, y que son eficaces a lo sumo en un 60-70%1 de los casos. Después de 6-12 meses de tratamiento, el empleo de medicamentos seguros y eficaces capaces de restablecer un equilibrio en la salud de la mujer de forma personalizada como es la homeopatía, es una opción muy a tener en cuenta. La experiencia clínica nos lo confirma.

La homeopatía es una opción excelente en las mujeres con candidiasis vaginal recidivante.

Bibliografía:

  1. Cararach M, Comino R, et al. La vulvovaginitis candidiásica recurrente. Prog Obstet Ginecol. 2013;56(2):108—116
  2. Hirekatur R. Infecciones candidiásicas recidivantes. EN Rakel D. Medicina Integrativa. Elsevier 2008
  3. Jouanny J, Crapanne JB, Dancer H, Masson JL. Terapéutica homeopática. Posibilidades en Patología Crónica. CEDH.2000
  4. Boulet J, Demonceaux A, Donner F, Lévêque Y. Terapéutica homeopática. Esquemas y protocolos. CEDH. 2012.

Sobre el Autor

Dr. Jose Ignacio Torres
Dr. Jose Ignacio Torres

Jose Ignacio. Médico de familia. Después de un año breve pero intenso de formacion en la Fundación Jiménez Díaz como médico residente de hematología, realicé mi residencia de medicina de familia en el Hospital Universitario Marques de Valdecilla (Santander). He trabajado en muchos aspectos relacionados con la medicina de familia: jefe de estudios, tutor de residentes, presidente de la comisión de calidad... Pero sobre todo en mi consulta en los centros de salud de las antenas (Santander), Barcelona en Móstoles (Madrid), San Agustín y Gamonal Antigua (Burgos) y actualmente en Montesa (Madrid). Siempre me han interesado la investigación, la docencia y la asistencia y por eso he tenido la suerte de poder formar muchos médicos residentes la mayoría de los cuales han compartido conmigo la ilusión y el cariño de tratar con personas, de cuidar personas. Me considero un terapeuta, alguien que intenta ayudar a mejorar la salud de los que acuden a su consulta. En los años 90 sentí la necesidad de aprender otras formar de terapia y tuve la gran fortuna de conocer la homeopatía. Soy especialista universitario en homeopatía por la universidad de Valladolid. Desde entonces, tanto en el centro de salud como durante algunos años en mi consulta privada he tenido la maravillosa experiencia de escuchar, comprender y tratar a muchos pacientes con medicamentos homeopáticos y me he sentido realmente útil.

Mis áreas de interés prioritario han sido las actividades preventivas, las enfermedades cardiovasculares crónicas, y las técnicas de comunicación. Pertenezco al grupo-programa comunicación y salud de SEMFYC y he sido varios años parte de un extraordinario grupo de profesionales y amigos en el grupo de comunicación y salud de Burgos.

Como docente actualmente soy profesor del CEDH y he tenido la posibilidad de compartir experiencias y conocimientos con alumnos de pregrado (alumnos de medicina de la facultad de medicina de Zaragoza), médicos, veterinarios y farmacéuticos.

La homeopatía me ha dado la oportunidad de conocer a excelentes profesionales y personas, ayudar a muchos pacientes y proporcionarme las herramientas más poderosas para un médico: la humildad, el sentido común, la escucha activa y unos fármacos seguros y eficaces.

6 Comentarios

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

® Hablando de Homeopatía 2014