Homeopatía en el tratamiento de las enfermedades psicosomáticas

En el post de hoy vamos a hablar sobre el papel que tiene la homeopatía en el tratamiento de las enfermedades psicosomáticas.

Ya desde hace más de una década, formo parte del equipo de profesores del CEDH España, el Centro de Enseñanza y Desarrollo de la Homeopatía.

El CEDH es la primera escuela privada de Homeopatía que cuenta con más de 40 años de experiencia a nivel internacional en la formación de médicos y farmacéuticos, estando presente en 15 países y dedicando su labor a la formación de profesionales sanitarios en la Terapéutica Homeopática.

El CEDH se crea en Francia en 1972, en donde sigue estando su sede central, y desde entonces lleva difundiendo el conocimiento de la Homeopatía. Aquí en España está presente desde 1985 y en estos años ha formado a miles de médicos y farmacéuticos en esta terapéutica. Y yo, por supuesto, fui uno de esos alumnos y ahora tengo el honor de formar parte de su cuerpo docente, como ya os comentaba.

Después de mi formación en el CEDH he seguido formándome en otros cursos y escuelas de Homeopatía pero para mí el CEDH siempre será la escuela que abrió mi mente y mi corazón a la Homeopatía. Muchos de mis profesores, de mis maestros, son ahora mis compañeros en la docencia y eso hace, si cabe, mucho más entrañable el pertenecer a este maravilloso equipo que formamos en el CEDH España.

En estos tiempos que vivimos de ataque por parte de determinadas corrientes de pensamiento cientifistas y pseudoescépticas que tachan a la Homeopatía de fraude y a quienes la utilizamos dentro de nuestras herramientas de tratamiento, de timadores y comerciantes de la salud (por citar los calificativos más benévolos) llama mucho la atención el perfil fundamental de  los compañeros que acuden a nuestros cursos. Son, la mayoría de ellos, médicos que trabajan de forma exclusiva en la sanidad pública y que lo único que pretenden es seguir formándose para ser mejores médicos y poder así ayudar más a sus pacientes. 

Y se forman en Homeopatía porque han visto como pacientes suyos mejoraban a raíz de tomar medicamentos homeopáticos o tras hablar con algún compañero que la conoce y la usa o después de ver como algún conocido o familiar mejoraba de algún problema difícil de salud. 

Y es que la medicina es así, ante la evidencia de los hechos solo queda adherirte a ellos, profundizar, experimentar y comprobar. Puro espíritu científico. Lo demás yo lo llamo prejuicio y negacionismo.

Hace poco me tocaba impartir en Bilbao un módulo de formación sobre la Homeopatía en el abordaje de las enfermedades Psicosomáticas. Como siempre cuando comenzamos cualquier formación, al comienzo del curso tuvimos un momento para presentarnos y compartir cuáles eran las motivaciones para acudir a este módulo y también las expectativas a la hora de la aplicación práctica de todos estos conocimientos en la práctica clínica diaria.

La motivación que traía a todos los compañeros al curso era unánime:

  • El aspecto emocional cada vez está más presente en el origen de la enfermedad y se manifiesta tanto en ese mismo plano emocional como también en el físico.
  • Los tratamientos convencionales que tenemos disponibles en la práctica diaria son poco eficaces y poco seguros. Mucho daño para poco efecto.

Se considera una enfermedad psicosomática a una alteración del organismo para la cual no se encuentra ninguna causa física que la origine. Es una afección que se origina en la psique y que después ejerce una influencia en el cuerpo.

Todos vivimos habitualmente situaciones psicosomáticas, es decir, situaciones en las que nuestras emociones originan cambios perceptibles en nuestro cuerpo. Pasamos vergüenza y nos ponemos rojos, estamos nerviosos y nos sube la tensión o nos dan un disgusto y ese mes no nos viene la regla, por ejemplo.

Pero cuando una situación emocional perturbadora se instala en el tiempo o es suficientemente potente, aunque sea de corta duración, esto puede alterar nuestro equilibrio fisiológico hasta generar una enfermedad en el cuerpo.

La tristeza, la ansiedad, el estrés, la rabia ya sabemos que afectan a nuestros sistemas de regulación nerviosos, hormonales e inmunológicos y así hace tiempo que hablamos de la psiconeuroendocrinoinmunología. Incluso hay estudios que vinculan el cáncer con el estrés aunque aun nada es concluyente en este campo del conocimiento médico.

¿Y por qué resulta tan interesante la Homeopatía y sus medicamentos en el tratamiento de estas dolencias? Por varias razones y cito tres:

  • La seguridad de sus medicamentos. Los medicamentos homeopáticos son los medicamentos más seguros con los que podemos contar. Siempre lo destaco pero es que en una sociedad sobremedicalizada en donde los efectos no deseados de los medicamentos convencionales supone una de las tres principales causas de muerte, destacar este aspecto me parece básico. Los podemos usar en niños, embarazadas y pacientes polimedicados sin riesgo para su salud. No digo más.
  • Este concepto de la enfermedad psicosomática que parece tan moderno, igual que el de la psiconeuroendocrinoinmunología, es algo que la Homeopatía siempre ha contemplado. Desde los ojos de la Homeopatía no podemos entender la enfermedad ni la salud del individuo sin comprender su mundo mental, comportamental, emocional, fisiológico y su carga transgeneracional. Somos todo eso siempre, en la salud y en la enfermedad.
  • Y es que, además, tenemos medicamentos que contemplan el aspecto emocional desde un punto de vista causal, etiológico. Así tenemos medicamentos como STAPHYSAGRIA que usamos en las somatizaciones que tienen que ver con situaciones vividas como de abuso, humillación o frustración. Otros como ACONITUM y OPIUM serán grandes remedios de las somatizaciones tras sustos o situaciones de miedo intenso, IGNATIA ayudará en las penas y duelos no expresados y NUX VOMICA ayudará a esas personas que enferman tras un fracaso en la consecución de sus objetivos. Solo son algunos ejemplos.

Pero la pregunta fundamental que yo siempre me hago es: ¿Es qué acaso hay alguna enfermedad que no sea psicosomática? O  lo expreso de otra manera: ¿Podemos entender la realidad de una persona sin comprenderla en su globalidad?

Neuralgias, cefaleas, la enfermedad de Crohn, colon irritable, fibromialgia, problemas ginecológicos, insomnios, enfermedades inmunológicas, psoriasis… y no sigo, sabemos que pueden desencadenarse o agravarse en el contexto de los trastornos e impactos emocionales que las personas podemos sufrir. De hecho, yo suelo decir que el tabaco no mata, mata la ansiedad, la insatisfacción, la inconsciencia que nos lleva a comportamientos autodestructivos como el tabaco. Todos los fumadores saben que el tabaco es un factor de enfermedad y muerte, entonces ¿por qué fumamos?

La Homeopatía te invita a profundizar en los aspectos emocionales de toda enfermedad, a intentar conocer lo más escondido del conflicto vital de cada paciente. Porque si el cuerpo sufre es porque el alma sufre.

La tecnología médica, los nuevos medicamentos, la cirugía, todo lo que hemos avanzado en décadas la Homeopatía lo reconoce, lo necesita, porque nos da información. Y esa información cobra mayor valor a la hora de llegar a un tratamiento cuando se incluye en el marco de una visión global del ser humano en donde su mundo emocional ocupe el lugar que le corresponde.

No olvidemos que la vida es una realidad subjetiva; no es tan importante lo que te pase sino cómo lo vivas. 

Y cuéntanos, ¿cómo has vivido tú este post?

 

Imagen diseñada por Jcomp / Freepik

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

5 Comentarios

Comentar
  • Hola Doctor! Le escribo desde México y al leer su post me alienta más como paciente a seguir confiando en la homeopatía. Y es que a veces se ve uno contaminada por las opiniones de la gente cercana que se ha visto envuelta en este mundo sobremedicado y lleno de efectos adversos de los medicamentos que ya hasta es normal vivir con ellos. Tengo 2 meses con la homeopatía para un problema de colitis que ya ha mejorado bastante, pero ahora he tenido una serie de síntomas que me han hecho sentir muy mal, la doctora Homeópata desde un inicio me mandó hacer análisis y salió un desajuste en la tiroides, repitió los análisis con un perfil más completo y el endocrinólogo del seguro social diagnosticó: hipotiroidismo subclínico y bocio grado 1. Mandó tratamiento con Levotiroxina de 100, media tableta al día. Cómo es muy común en el seguro social de México, las consultas son de 5 minutos y no queda tiempo para resolver dudas, que por cierto me quedé con muchas. Mis amigos más cercanos me han recomendado ver una segunda opción con el endocrinólogo que ellos consultan y otros me han dicho que espere mi consulta con la Homeópata para que me dé un tratamiento. Nunca he sido alérgica a ningún medicamento pero de un tiempo para acá soy muy sensible a los medicamentos alópata, medicinas que ya había usado en algún tiempo me las volvieron a recetar y me han provocado reacciones adversas muy fuertes, es por eso que tenía temor y dudas de tomarme el medicamento que me mandó el endocrinólogo. Al leer su post me ha regresado la seguridad de seguir confiando en la homeopatía y tomarlo como primera opción. Desde hace muchos años que tengo varios de los síntomas que presentó ahora y muchos doctores me han dicho que era cansancio, estrés o ansiedad y ninguno me mandó a hacer el perfil de tiroides, hasta ahora la Homeópata. Gracias Doctor por compartirnos su conocimiento y la realidad de la homeopatía. Saludos cordiales!!

    • Hola Grabiela.

      Sin duda yo lo comentaría con tu médica homeópata y ver así cómo lo valora y que te propone desde tu globalidad y desde tu individualidad que ella debe ya ir conociendo bien.

      Te envío un saludo muy afectuoso y muchísimas gracias por leernos y por tu apoyo.

  • Novedades científicas que la homeopatia y otras medicinas ancestrales siempre han contemplado. Somos un todo, no la suma de trocitos aislados.
    El entorno mental fue lo que me llevó a estudiar homeopatia además de una gran farmacéutica que me la dio a conocer.

    • Suele pasar, verdad Elena: la ciencia verifica lo que la tradición ya conocía. Y al revés , que la ciencia aún no entienda algo no significa que no sea real o que exista.
      Grande la ciencia cuando impulsa el saber, un lastre cuando niega la realidad.

      Un saludo y muchísimas gracias por tu comentario.

    • Gracias Doctor! Ya le he comentado a la Homeópata el diagnóstico del endocrinólogo, ella me ha mandado tratamiento con Fucus, apwnas llevo una semana. Me he resistido a tomar la levotiroxina, han mejorado un poquito los síntomas, tuve 3 semanas la presión baja y las manos y las piernas entumidas, padezco de mala circulación. Cuánto tiempo más le debo de dar al tratamiento homeopático para que haga efecto antes de pensar en tomarme la levotiroxina. La verdad no me la quiero tomar, pero cuando me siento mal me desespero y me siento confundida de si tomármela o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

® Hablando de Homeopatía 2014