En defensa de la homeopatía, mi respuesta a Milagros Pérez

A la atención de la periodista Milagros Pérez y de la Defensora del Lector  de El País, en relación al artículo de opinión publicado en la sección de Opinión el día 26 de Abril de 2017.

Estimada Señora,

Coincido en que es decepcionante que aún exista bastante incultura científica en nuestro país. Sin embargo, en lo que se refiere a la encuesta de percepción social de la ciencia elaborada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, los resultados sobre la confianza de la población en la homeopatía probablemente tengan su origen en los efectos positivos constatados tanto por los usuarios como por sus allegados.

La experiencia tiene valor en casi todos los campos de la ciencia y, cómo no, también en la medicina. Usted dirá que es subjetiva, pero ahora estamos hablando del 52’7% de la población española lo cual suma muchísimas experiencias. Una encuesta británica reveló que más de la mitad de los adultos consideraba eficaz la homeopatía. Igualmente, la mayoría también confiaba en la medicina convencional (Stoneman 2013). Ambas cosas son compatibles y hacen Medicina y, por eso, es necesario que haya médicos debidamente formados que la ejerzan.

Que las personas con más formación sean las que más confían en estos medicamentos es algo que debe tenerse en cuenta. De la misma manera que deberíamos tener en cuenta al importante número de médicos, farmacéuticos, veterinarios y científicos que la practican.

La curación con semejantes que usted nombra en su artículo es muy antigua, aunque la homeopatía estudió su uso de forma sistematizada a través de la experimentación. Muestra de su veracidad es que hoy día muchos pacientes nos preguntan por qué su problema de salud aparece entre los efectos secundarios del fármaco convencional que le hemos recetado.

La eficacia de la homeopatía diferente y superior al placebo se ha demostrado a través de estudios de laboratorio, y las células no tienen creencias. Bastan unos pocos estudios como éstos para que, con criterio científico, no pueda descartarse esta terapéutica sin más. Además, la mitad de los estudios de investigación con pacientes muestran resultados favorables, que es la misma proporción que con fármacos convencionales.

Por otro lado, la recomendación que hizo la FTC sobre hacer constar la supuesta falta de evidencia científica de los medicamentos homeopáticos en su etiquetado fue precisamente eso, una recomendación de un grupo de análisis que no tiene competencias sobre los medicamentos. Debe ser la Agencia del Medicamento americana (FDA) quien lo regule, y este organismo no se ha pronunciado al respecto.

A los homeópatas nos entristece ver que cada día surgen informaciones que no son del todo rigurosas sobre nuestra profesión. Pero sobre todo nos preocupa que, existiendo órganos como la Asamblea Nacional de Homeopatía, de la cual formo parte, y que agrupa seis sociedades de médicos, farmacéuticos y veterinarios homeópatas, apenas se nos consulte cuando se elabore una noticia sobre nuestra práctica profesional.

Nosotros seguiremos tendiendo nuestra mano y poniéndonos a su disposición para poder ofrecer nuestro punto de vista y ayudaros a comprender por qué para nosotros la homeopatía es una más de las herramientas con las que contamos en medicina.

Reciba un cordial saludo,

Dr. Gualberto Díaz Sáez

Responsable de investigación de la Asamblea Nacional de Homeopatía.

Sobre el Autor

Dr. Gualberto Díaz
Dr. Gualberto Díaz

Médico y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, más tarde me titulé como Especialista Universitario en homeopatía clínica y tanto me atrajo su ejercicio (y sus resultados) que ahora soy profesor de homeopatía y formador-de-formadores en la academia internacional CEDH.

¿Qué me atrajo tanto? Descubrí que conociendo bien a los pacientes y sus problemas, y abriendo el abanico de posibilidades terapéuticas, podemos hacer más por cada uno de ellos. La homeopatía permite sacar el máximo partido a esta forma de trabajar, actualmente desde una unidad hospitalaria de oncología Integrativa en Madrid.

Mi experiencia en investigación se remonta a la Unidad de Investigación de Álava, y pasé a dedicarme a ella profesionalmente en la empresa de servicios médicos Softmed, en el Laboratorio Servier y luego en el Departamento Medico de Laboratorios BOIRON. Ahora impulso los esfuerzos de investigación y divulgación de varias sociedades científicas alrededor de la Homeopatía y la Medicina Integrativa. Desde mi experiencia clínica y de investigación, procuro difundir una visión científica e integradora de la Homeopatía, tanto de sus bases elementales como de su aplicación en la consulta.

En este blog, espero aportar las notas de actualidad sobre investigación de una forma accesible y, cuando pueda, divertida o sorprendente.

10 Comentarios

Comentar
    • Si…
      No es que sea una situación excepcional, en todos los países hay etapas, diferentes problemas, etc.
      Ojalá tuviéramos un apoyo explícito a su desarrollo, con estrategias concretas en formación, investigación y asistenciales, como en la India!

  • Es triste que la gente crea en la homeopatia. Pero mas triste es que lo crea un medico. Poco mas que añadir a las miles de publicaciones que niegan sus efectos terapeuticos

    • Es elogiable que los pacientes busquen posibilidades adicionales de prevención, alivio y curación haciéndose co-responsables de su salud.
      Y lo es también que los médicos y otros profesionales sanitarios se interesen por opciones de las que obtienen (y sus pacientes refieren) buenos resultados.

      Se pueden añadir las publicaciones científicas a favor, por ejemplo. Unas no niegan las otras, sino que entre todas conseguimos una perspectiva más completa.

      Gracias por seguirnos.

    • Gracias por el enlace, desde luego es una respuesta más exhaustiva y agresiva.

      Esta es una copia de la carta dirigida a la defensora que hemos querido hacer pública, y tiene el volumen y tono propios de la misma y acordes al estilo de este blog.

      Es enriquecedor acercar a nuestros seguidores enlaces como el que aportas, gracias de nuevo.

      Saludos!

      • Dr. Díaz:

        Soy el autor del artículo aludido.

        Como ud. dice, el ser repetitivo es algo incómodo pero necesario, ya que los negacionistas de la homeopatía no tienen problema en escribir burdas copias del texto anterior ( que a su vez es copia del anterior ), que por supuesto presentan como reflexiones propias producto del pensamiento crítico aunque tengan una manufactura mercadológica obvia.

        La razón de contrastar las falsedades con la mayor puntualidad posible es que una base fundamental del engaño anti-homeopático es el cero costo que tiene para sus practicantes. El que una defensora del lector se dé el lujo de mentir de esa forma ejemplifica a la perfección el punto.Y cuando sumamos la cantidad de doctorados que mienten con toda intención creyendo que tienen muy buenas razones para ello ( muchos de los cuales han sido analizados en mi blog ), se puede ver que el problema es de la mayor dimensión e importancia.

        Me parece fundamental que se deje claro en los lectores que las falsedades de Pérez Oliva no son errores casuales sino producto de una campaña que contamina y corrompe la casi totalidad de la llamada divulgación científica, y que la enorme mayoría de sus promotores la impulsan a sabiendas de que incluye falsedades que contradicen su esencia, donde la homeopatía es el blanco más notorio pero no el único.

        Gracias por sus conceptos sobre mi trabajo y a quien lo referenció en primer lugar.

        Grr

        • Una vez más, gracias por ese esfuerzo.
          Se muy bien el esfuerzo que conlleva, pues me he visto en numerosas ocasiones en la necesidad de dar esas respuestas detalladas, llegando a mostrar que los artículos científicos que referencian con frecuencia no dicen lo mismo que ellos afirman, y contrastando la información además con otros artículos científicos adicionales.

          Sin duda un esfuerzo que merece la pena hacer, aunque este tipo de trabajo más técnico a menudo no lo estudia justo quien debería: las autoridades y los profesionales sanamente escépticos, que se quedan a veces solo con la versión adulterada y ridícula/ridiculizadora de los pseudoescepticos, más fácil de digerir por su ligereza, su dramatismo y su tono cómico.

          Un saludo y mis respetos a usted, su trabajo y su esfuerzo.

          Gualberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

® Hablando de Homeopatía 2014