¿Cuál es tu experiencia con la homeopatía?

Solo una breve introducción con el permiso de Esther.
 
Hace tiempo que tenía ganas de ceder la palabra en este blog a algún paciente que pudiera transmitir su experiencia con la homeopatía, y cuando por fin se lo comenté a Esther enseguida me dijo que sí, que estaría encantada de hacerlo. Pensé en ella porque nos conocemos ya de hace tiempo, y porque también a través de ella he tenido y tengo el privilegio de tratar a toda una maravillosa familia, la suya.
 
Y, como no podía ser de otra manera, Esther nos ha regalado su testimonio, su verdad y la de toda su familia, fuera de las discusiones teóricas en las que tantas veces nos perdemos, con claridad, elegancia y sinceridad. Como es ella.
 
Gracias Esther.

                                                                                                                             Guillermo

 

Hoy le he preguntado a mi hijo de once años: “Beñat, ¿tú qué crees que es la homeopatía?”.

Él, con cierta sorpresa y alzando sus hombros de forma despreocupada, me ha respondido: “pues unas bolitas blancas que me ayudan”.

Sin más vueltas ni tecnicismos, así de sencillo y fácil, es como vemos la homeopatía en mi familia. Y a lo que Beñat piensa yo quiero añadir algo de gran importancia: las bolitas blancas curan sin dañar, sin provocar reacciones adversas ni efectos secundarios.

Hace veinte años que me acerqué por primera vez a la homeopatía. Debo reconocer que acudí desesperada a la consulta del doctor Guillermo Basauri. En aquel entonces era una enferma crónica, mis faringitis eran muy agudas y mensuales. El antibiótico que tomaba era cada vez más fuerte y sus consecuencias para mi organismo cada vez peores. Pertenezco a una generación a la que se ha recetado amoxicilina con excesiva facilidad, casi como si fueran caramelos de menta. Los médicos habían hecho creer a mi madre que mi complexión delgada era la razón principal de mi patrón enfermizo. Al parecer no se querían dar cuenta de que el antibiótico me llevaba a un círculo infernal de pérdida de apetito y pérdida de defensas. Para rematar, mis dolores de garganta venían siempre acompañados de una horrible tos convulsa y seca que sólo se aliviaba con codeína. Y vuelta a empezar, mejoraba algo el síntoma pero mi estómago no resistía las consecuencias.

Así llegue yo hasta el doctor Basauri, hipermedicalizada, sin salud y con un sistema inmunológico dañado y alterado. Desde el primer momento, él no vio dificultad alguna en curarme. Comencé a tomar heparsulfur para mi garganta y spongiatosta para mi tos y una tras otra, todas mis faringitis se resolvían cada vez de manera más rápida y fácil. Fue sólo el comienzo.

Desde entonces, he curado todas mis dolencias con homeopatía, y no solo resfriados, dolor de oídos o de garganta, también orzuelos, papilomas o periodos de insomnio por ejemplo. Mis embarazos y partos han sido acompañados con medicamentos homeopáticos, y mis dos hijos, desde su nacimiento, han sido tratados “con las bolitas blancas”. Así hemos curado bronquiolitis, laringitis, amigdalitis, otitis y ahora, recientemente, una tendinitis en la rótula. Ellos tienen ahora once y trece años y nunca han tomado antibióticos, porque no lo han necesitado, y yo tampoco,desde hace veinte años.

Aquella delgada niña enfermiza es hoy una delgada mujer sana. A mis 51 años, entro en una nueva fase de la vida, la menopausia, con armonía y sosiego. Nuevamente, la homeopatía me proporciona eficaces remedios para la sintomatología propia de esta etapa.

Mi experiencia es una muestra de que la homeopatía no solo cura y no daña al enfermo sino que además y sobre todo, sana de una forma integral y dota de salud a personas que durante años han carecido de ella.

Es todo un placer ver como mi madre, una mujer de 75 años, se trata también con homeopatía tras comprobarsus beneficiosos efectos. Recetada por el doctor Basauri toma sepia para mantenerse saludable, hepar cuando le duele la garganta o arnicapara sus agujetas después de una caminata en el monte. Igual de placentero era ver como mi padre, escalador y montañero, preparaba con mimo sus salidas y su mochila,en la que no faltaba el “botiquín homeopático” con medicamentos básicos.Murió en un accidente de montaña en Peña Santa, en plenas facultades y con mucha salud, sin lugar a dudas gracias al buen hacer del doctor Basauri.

En base a mi experiencia y a la de mi entorno más cercano, me resulta indignante que la homeopatía sea tachada de placebo. Poco se habla de las malas praxis de las grandes empresas farmacéuticas, de sus intereses y sus ingentes beneficios económicos. Poco se habla también de que en otros países europeos la homeopatía está estandarizada e integrada en los sistemas de salud y que esas experiencias son exitosas.

No comprendo la cerrazón de algunos profesionales de la medicina, ni la del sistema de salud público que se niegan a formar equipos multidisciplinares para ofrecer al paciente lo mejor de cada método curativo. Creo que es miedo y arrogancia. Y la prueba la hemos vivido a menudo, como el día en el que aquel médico dermatólogo de Cruces nos dijo que en menos de 24 horas estaríamos en urgencias suplicándole corticoides. Mi marido había estado un mes ingresado tras un grave traumatismo encefálico y,dado de alta en neurología,pretendían atiborrarle a corticoides para eliminar las llagas y la virulenta urticaria que tenía en el torax y espalda.  Nos fuimos con una alta voluntaria y sin medicación. En 24 horas, unas gotas homeopáticas limpiaron su cuerpo.  El supuesto placebo tuvo un efecto rápido e inocuo, las “mágicas bolitas blancas” fueron el mejor inicio para la feliz recuperación de mi marido.

Desearía que experiencias como la nuestra sirvan para que el sistema oficial de salud dé cabida a la homeopatía y para que en lugar de atacarla, se aproveche de lo mejor que hay en ella.

¿Quién se anima a acompañarnos y compartir su experiencia? 

Sobre el Autor

Esther Udaondo Alberdi
Esther Udaondo Alberdi

Esther Udaondo Alberdi, 51 años, periodista de EITB y paciente del Dr. Guillermo Basauri desde hace 20 años. La homeopatía ha restablecido mi salud y ha hecho posible que mis dos hijos crezcan con un sistema inmunológico fuerte y saludable.

13 Comentarios

Comentar
  • Cuando tenés 40 kilos de más… absolutamente nada clínico ni tiroides ni colesterol ni glucemia..nada..una vida más q activa..sin harinas y cansada de dietas…sin q funcionen…recordé que mí stres y TAG me llevo a la obesidad fui YO misma castigando…asique volví a la homeopatía…para que mí sistema nervioso se active…se ponga a trabajar en serio a mí metabolismo…y aquí estamos….no esperando milagros sino estando en el proceso de mí ARMONIA TOTAL

  • Buenas noches, he estado leyendo un poco en el foro de homeopatía. Yo quiero contar mi experiencia, y espero que pueda servirle de ayuda a muchas personas. Mi caso, tengo 18 años, y llevo un año con malestares estomacales fuertes, me han hecho todo tipo de pruebas y todas salieron bien. Entonces después de este año los médicos me diagnosticaron Sindrome del intestino irritable, me dijeron que eso no conlleva ni tratamiento ni dieta. Después de todo este tiempo decidí ir a un homeopata, me dió unos medicamentos y me aseguró que iba a estar mejor, no le creí, pues estaba muy desilusionada después de tantas visitas a todo tipo de especialistas y de pruebas. Pero así fue, mi vida ha cambiado por completo, vuelvo a ser yo, y no tengo mas dolores estomacales ni más nauseas. Así que lo aconsejo a todo aquel que quiera intentarlo. Un saludo

    • Hola Víctor Manuel.

      Yo trabajo en Getxo, en el norte de España, así que no muy cerca de Monterrey. Lo siento.
      Y en relación al hipertiroidismo sí que tenemos medicamentos que pueden ayudar en estos trastornos. Por supuesto, hay que ver cada caso en particular para valorar posibilidades y tratamiento pero yo no dejaría de consultarlo con un médico homeópata.

      Un saludo muy cordial y muchísimas gracias por leernos.

  • Soy una mujer de 58 años diagnosticada de artritis reumatoide y llevo tomando cortisona hace 22 años u Omeoprazol y Eutirox pues no me funciona el tiroides a partir de la menopausia.
    Quisiera saber si puedo dejar de tomar éstos medícamenos y sustituirlos por Homeopatia.g
    GRACIAS.

    • Hola Margarita.

      Veo que lo tuyo es un cuadro de mucho tiempo de evolución pero sin duda yo te animaría a incorporar la Homeopatía en tu tratamiento. Suele ser muy frecuente recibir pacientes como tú, con problemas de larga evolución, y a pesar de esa difícultad con los medicamentos homeopáticos conseguimos, en muchas ocasiones, disminuir otros medicamentos más potencialmente peligrosos y mejorar la calida de vida de nuestros pacientes.

      Te mando un saludo y espero que pronto encuentres esa mejoría.

  • Este es el camino básico para el respaldo de la homeopatía la experiencia que cuentan los pacientes con sus resultados. Los resultados son los que hablan. Quizás este sea el verdadero problema no os parece?

    • Como suelo decir: Cuando a los médics que usamos la Homeopatía nos dicen que no funiona nos quedamos sin palabras, solo nos quedan los hechos…y su evidencia.
      Muchas gracias por tu comentario y un abrazo.

  • Gracias otra vez Esther por tu generosidad. Y seguiremos compartiendo la ilusión de que un día, más pronto que tarde, la Homeopatía sea parte del cuidado cotidiano de la salud de todas las personas.

    Un abrazo muy fuerte.

  • Hola Guillermo, Esther,
    estaba contestando un precioso comentario de José Ignacio a mi último post y me encuentro este igualmente emocionante… Y con esa sencillez de lo auténtico… Poco hay que decir sino felicitaros a ambos
    ¡gracias!

      • Ha sido para mi un placer leer el testimonio de Esther, y gracias a los dos por compartir. Creo que ha llegado el momento de que la voz de los usuarios de la homeopatía se levante frente a tantas difamaciones que estamos sufriendo los médicos homeópatas.

        • Muchas gracias Ana por tu comentario y por tu apoyo.
          Creo también como tú que es ya momento de que todos los que sabemos del valor de la Homeopatía en el cuidado de la salud demos un paso adelante. Y así está ocurriendo con todas las asociaciones de pacientes en defensa de la Homeopatía que se están formando y organizando en este último tiempo.

          Un saludo muy afectuoso y gracias de nuevo por tu apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

® Hablando de Homeopatía 2014