Conoce de una vez por todas la situación legislativa actual de los medicamentos homeopáticos

A pesar de que la homeopatía tiene más de 200 años a sus espaldas todavía hay muchas dudas por su utilidad en el mundo clínico y los beneficios que reporta al paciente. Estas dudas se han materializado en una parálisis de la legislación española y los continuos ataques para tachar a esta medicina como “pseudociencia”.

En el contexto actual que vive la homeopatía existe una ley europea, a la cual se supedita la española, que debe tomarse siempre como pilar o guía. Esta ley es la que define que “toda sustancia preparada o conforme a las normas de fabricación de la homeopatía es un medicamento. Es en este detalle donde radica su importancia ya que explica perfectamente que el hecho de que sea un medicamento no es ventaja  para los laboratorios que los fabrican sino para los pacientes; se establecen una serie de garantías para crearlos que benefician las personas.

Dentro de esta normativa existe la diferenciación entre un grupo general de medicamentos y otro de medicamentos especiales. Es en este último donde entran los homeopáticos porque tienen unas particularidades y características especiales que deben tenerse en cuenta a la hora de evaluarlos y autorizarlos. Un hecho que sirve a unos cuantos para criticar a la homeopatía ya que para ellos lo que se sale de la norma no es medicamento. Ante estas situaciones la mejor defensa que se puede hacer es citar esta ley y la distinción que hace. Esas particularidades, al estar muy detallas, hacen que sean los médicos quienes deban prescribir estos medicamentos.

Una persona que compre un medicamento homeopático verá su envase y no verá una explicación concreta sobre su uso. En esta situación el paciente se puede preguntar ¿para qué sirve? Los críticos responderán que no sirven para nada.  A este respecto se puede hacer una comparativa en la que un medicamento convencional solo tiene en cuenta el diagnóstico y la enfermedad. De este modo se cierra solamente a unos detallados parámetros. Por el contrario uno homeopático tiene también en consideración las circunstancias personales del paciente que pueden afectar al tratamiento, por ello no sirven solamente para una afección concreta. Por ejemplo: si existen 3 pacientes que tienen hipertensión se les tratará de la misma manera de modo convencional, pero en cambio con homeopatía se darán diferentes medicamentos para cada persona dependiendo de su situación.

La medicación convencional ha llevado al médico a la tesitura de no distinguir de la forma clínica e implicarla en el paciente. Gracias a la homeopatía los médicos que la usan ven más allá de la patología ya que por ejemplo una rinitis puede manifestarse de maneras muy distintas.

Las personas que critican la homeopatía pueden argumentar que “todo vale” para crear homeopatía. Esta premisa no tiene fundamento ya que en la elaboración todos los laboratorios de este ámbito deben pasar unas exigencias como cualquier otro centro. Respecto a su aplicación, la homeopatía posee una metodología propia que da garantías a todas las personas que la usan.

Este último punto guarda relación con la normativa que se ha mencionado ya que en Europa existe una agencia del medicamento que evalúa y da el visto bueno a todos éstos, incluidos los homeopáticos. En cambio en España no se tiene ese filtro debido a que la regulación está inacabada. No se entiende que se quiera detener estar regulación cuando sirve para filtrar y desechar lo que no tenga pruebas suficientes.

Todo médico que se interese por las personas verá en la homeopatía una forma de acercase al paciente de manera global; a la vez que la persona recibirá un trato personalizado y con las máximas garantías.

Sobre el Autor

Hablando de Homeopatía

Una aproximación a la salud y el bienestar desde la homeopatía: Ciencia, experiencia y vocación por las personas.

Hablando de Homeopatía nace como RESPUESTA A LA DEMANDA DE INFORMACIÓN RIGUROSA por parte de los usuarios y profesionales sanitarios que se interesan por esta terapéutica.

Un Comentario

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

® Hablando de Homeopatía 2014