10 dolencias comunes durante el embarazo: ¿cómo puede ayudarnos la Homeopatía?

Hace ya tiempo que escuchando la radio oí a una ginecóloga afirmar que, efectivamente, tratar la mayoría de los problemas de salud de una embarazada era un verdadero problema porque los médicos nos veíamos muy limitados a la hora de manejar la mayoría de los  medicamentos en este momento tan vulnerable de la vida de las mujeres. Y, claro, yo pensé: “Salvo que conozcas y utilices los medicamentos homeopáticos”.

Cuando utilizas la Homeopatía y sus medicamentos cotidianamente aprendes a valorar su eficacia y su seguridad pero cuando, además, tratas habitualmente niños y embarazadas te das cuenta del tesoro terapéutico que tenemos en nuestras farmacias. Porque quiero insistir: los medicamentos homeopáticos son medicamentos legales y autorizados y por eso solo se dispensan en las farmacias, como el resto de los medicamentos. Lo digo porque se dicen muchas cosas en este sentido sin demasiado conocimiento ni criterio.

Durante el embarazo y la lactancia hay una regla de oro: Evitar, en la medida de lo posible, el consumo de fármacos. Y digo en la medida de lo posible porque, evidentemente, habrá situaciones en las que el estado de salud de la madre exigirá el uso de determinados medicamentos durante el embarazo. Tendremos que valorar la relación riesgos-beneficios y en virtud de eso proponer la mejor alternativa de tratamiento a la embarazada.

Incluso algunos medicamentos pueden tener efectos una vez interrumpida su administración. Por ejemplo, la isotretinoína, un medicamento que se utiliza para tratar trastornos cutáneos, se almacena en la grasa debajo de la piel y se libera lentamente. La isotretinoína puede causar defectos congénitos en un bebé si el embarazo se produce hasta 2 semanas después de dejar de tomarlo. Por lo tanto, a las mujeres que lo han tomado se les debe aconsejar que esperen al menos 3 o 4 semanas después de dejar de tomar el medicamento antes de quedarse embarazadas.

Aunque el periodo del embarazo más sensible a la toma de fármacos es el primer trimestre hay que tener en cuenta que los fármacos llegan al feto a través de la placenta durante todo el embarazo y que por ello siempre será interesante evitar su consumo en la medida que podamos.

Se calcula que las malformaciones congénitas asociadas al consumo de fármacos durante el embarazo suponen algo menos del 5% del total y aunque el porcentaje no parezca alto sí es importante pues, en la mayoría de los casos, serían evitables.

El embarazo es una situación natural, fisiológica, pero también es una situación que requiere por parte de todo el organismo un esfuerzo de adaptación extraordinario y hay que pensar que no solo están los problemas de salud que la futura madre ya pudiera tener antes de quedar embarazada, sino también todas esas dolencias que pueden aparecer o agravarse durante y/o a consecuencia del embarazo.

Solo voy a enumerar, a modo de ejemplo, 10 de las dolencias más comunes que puede sufrir una embarazada y comentar, también tan solo con carácter ilustrativo, los medicamentos homeopáticos que más comúnmente utilizamos para tratar estas situaciones. Veréis que la mayoría son banales, aunque no por ello dejan de ser muy molestas y limitantes. Digo esto porque no son las únicas patologías que podemos abordar con éxito en las embarazadas, y hay otras muchas situaciones de mayor riesgo, tanto para la madre como para el feto, en donde la Homeopatía y sus medicamentos podrán ser de gran importancia en la estrategia global de tratamiento. 

Náuseas y vómitos.

No se conoce con certeza qué los causa, pero lo cierto es que afectan a un alto porcentaje de embarazadas, sobre todo durante el primer trimestre. Si bien, en general, no representan un problema para la buena evolución del embarazo y el desarrollo del feto, sí que suelen resultar muy molestos y en ocasiones muy limitantes.

Comer raciones pequeñas, no recostarte tras las ingestas, evitar los olores fuertes y las grasas, comer alimentos fríos o templados...son algunos consejos que podemos intentar para aliviar las náuseas. Y, por supuesto, medicamentos homeopáticos como SEPIA, IPECA o NUX VOMICA nos ayudarán de forma eficaz y segura a tratar estas molestas náuseas.

Hemorroides (Almorranas) 

Nos referimos a la dilatación varicosa de las venas hemorroidales que tenemos en el conducto anal. Esta es una dolencia que sufren muchas personas, hombres y mujeres, pero que en el caso de estas últimas, en muchas ocasiones, aparecen por primera vez a lo largo del embarazo o en el mismo parto.

La sintomatología puede ir desde un leve picor y escozor hasta severos sangrados y un dolor muy intenso y limitante en el caso en que estas hemorroides lleguen a trombosarse. 

La actividad física moderada pero diaria y evitar el estreñimiento son dos hábitos fundamentales en su prevención.

Medicamentos homeopáticos como AESCULUS, HAMAMELIS, LACHESIS, FLUORICUM ACIDUM o MURIATICUM ACIDUM serán de gran ayuda tanto en su prevención como en su tratamiento, teniendo en cuenta que algunas veces estas hemorroides persistirán de manera crónica tras aparecer por primera vez durante el embarazo o el parto.

Varices.

La dilatación de las venas de las piernas es, en este caso, lo que llamamos habitualmente varices, y el embarazo, como ocurría con las hemorroides, suele ser el desencadenante o agravante de esta dolencia.

Hinchazón, pesadez, picores, además del problema estético, son algunos de los síntomas más frecuentes, sin contar con la posibilidad de que se produzcan algunas complicaciones menos comunes como las tromboflebitis.

Por supuesto algunos de los medicamentos homeopáticos que nos eran de utilidad en el tratamiento y prevención de las hemorroides serán de igual valor para las varices al actuar mejorando y fortaleciendo el tono venoso.

Y no olvidar el ejercicio diario, evitar el calor directo sobre las piernas  y el sobrepeso.

Estreñimiento y molestias digestivas. 

Ardores, vientre hinchado, digestiones pesadas, reflujo, estreñimiento…son algunas de las molestias digestivas más comunes que solemos observar a lo largo del embarazo de muchas mujeres.

LYCOPODIUM, NUX VOMICA, ARGENTUM NITRICUM, CARBO VEGETABILIS son solo algunos de los medicamentos homeopáticos que podemos utilizar con total seguridad para tratar estos problemas. Cada paciente tendrá su tratamiento según las características particulares de su caso. En Homeopatía la individualización manda.

Gripes, catarros y procesos respiratorios. 

No son cuadros propios del embarazo en sí pero, evidentemente, cualquier embarazada puede sufrirlos y saber que contamos con medicamentos seguros para aliviarlos y prevenirlos resulta absolutamente tranquilizador.

Traumatismos, esguinces, fracturas. 

Lo mismo que con el punto anterior, no es que sean situaciones asociadas especialmente al embarazo pero se dan y cuando ocurre poder contar con medicamentos homeopáticos como ARNICA, RUTA, APIS, SYMPHYTUM, entre otros, que van a modular la inflamación y el dolor, que van a acelerar la formación del callo de fractura y que van a acortar el tiempo de recuperación, minimizar las complicaciones y facilitar la recuperación, y todo ello con la seguridad en la que venimos insistiendo es una gran ventaja.

Dolores de espalda, articulares y musculares. 

Esta sí es una situación que suele asociarse especialmente al embarazo. El cambio en el volumen abdominal genera un cambio también en toda la mecánica de la mujer embarazada al que, en muchas ocasiones, no puede adaptarse de forma adecuada y aparecen los dolores.

Tendremos diferentes medicamentos homeopáticos según la paciente sufra de la zona cervical, dorsal, lumbar, ciática o cualquier otra parte de su aparato locomotor. Así según la localización y la forma en que se manifieste el dolor tendremos un tratamiento adaptado a cada paciente. La individualización manda. 

Insomnio. 

Bien por los cambios hormonales, por los dolores de espalda, por las molestias digestivas o porque la paciente ya lo sufría antes del embarazo, el insomnio puede ser un motivo de consulta que, durante el este periodo, tendrá en los medicamentos homeopáticos un gran aliado para su tratamiento. Algunos de ellos; IGNATIA, COFFEA, GELSEMIUM, PASSIFLORA, AMBRA GRISEA.

Miedo y ansiedad. 

Miedo, ansiedad, depresión son emociones que durante el embarazo pueden sobredimensionarse en algunas mujeres o, sencillamente como en cualquier otro momento de la vida, pueden aparecer situaciones vitales verdaderamente difíciles de encajar. Sin olvidar el lógico miedo que puede provocar la perspectiva del parto, sobre todo en las primíparas.

IGNATIA, GELSEMIUM, ACONITUM, STAPHYSAGRIA…nos ayudarán a superar, a acompañar estos momentos y estas emociones de forma segura y natural.

Cansancio. 

En cualquier momento, pero sobre todo al final del embarazo por el peso acumulado, la falta de sueño muchas veces, los dolores de espalda, el tener que atender el trabajo hasta muy avanzada la gestación… la sensación de cansancio es, en mi experiencia, una consulta frecuente.

Yo confío mucho en medicamentos homeopáticos como PHOSPHORICUM ACIDUM, KALIUM PHOSPHORICUM, CHINA, ANACARDIUM y otros. Según cada caso, como siempre, nos aportarán ese punto de energía que muchas mujeres necesitan en esos momentos.

Ah, y no podemos olvidarnos de los beneficios que nos aporta la Homeopatía en la preparación del parto, en el posparto y durante todo el periodo de lactancia porque hay que recordar que de igual manera que los fármacos pueden llegar al feto a través de la placenta, pueden llegar al bebé a través de la leche materna.

En resumen, si quieres un embarazo seguro confía en la Homeopatía y en el criterio de tu médico homeópata. Eficacia y seguridad de la mano de tu médico.

Imagen diseñada por Yanalya / Freepik

Sobre el Autor

Dr. Guillermo Basauri
Dr. Guillermo Basauri

Soy Guillermo Basauri, médico formado en Homeopatía y Osteopatía. Ejerzo la medicina desde el año 92, actualmente en Getxo (Bizkaia), y siempre me han interesado las terapéuticas que estimularan los propios recursos del organismo, que son extraordinarios, para llevarlo de nuevo a la salud.

Además, dirijo un espacio sobre salud y Homeopatía todos los domingos por la mañana en Radio Popular de Bilbao-Herri Irratia y soy profesor del CEDH. Y ambas cosas me apasionan.

Y, eso sí, en mi tiempo libre lo que más me gusta es ir con mi mujer a la montaña. Me ayuda a no olvidar que vivimos en un planeta de una belleza que emociona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

® Hablando de Homeopatía 2014